PLAN­TEO EN EL NOR­TE ENTRERRIAN­O QUE COM­BI­NA VA­CAS Y CUL­TI­VO DE ARROZ

La efi­cien­cia en la pre­ñez es la cla­ve pa­ra que el ne­go­cio ga­na­de­ro se com­ple­men­te con el cul­ti­vo de arroz en el nor­te entrerrian­o don­de se or­ga­ni­zó la úl­ti­ma jor­na­da a cam­po del IPCVA.

Super Campo - - Portada - Por Eduar­do Bus­tos Fo­tos: gentileza IPCVA y Fa­mi­lia Es­te­vez

LA GA­NA­DE­RÍA es la prin­ci­pal ac­ti­vi­dad en el nor­te de En­tre Ríos, pe­ro tie­ne di­ver­sos ma­ti­ces pa­ra que sea un buen ne­go­cio. La al­ter­na­ti­va pa­sa por com­ple­men­tar la ac­ti­vi­dad con el cul­ti­vo de arroz. Es­ta fue la es­tra­te­gia que pu­so en prác­ti­ca Ali­cia Ser­dá y Ho­ra­cio Es­té­ves, pro­pie­ta­rios del es­ta­ble­ci­mien­to La Co­lo­ra­da, ubi­ca­do so­bre la Ru­ta pro­vin­cial 2, en cer­ca­nías de Los Con­quis­ta­do­res, ca­mino a la lo­ca­li­dad de Fe­li­ciano.

Pa­ra la fa­mi­lia Es­té­ves la ga­na­de­ría es la prin­ci­pal ac­ti­vi­dad, que se ini­ció con la cría de va­cu­nos en po­tre­ros de mon­te. Po­seen un plan­tel con 2.500 vien­tres de la ra­za He­re­ford, con una pre­ñez lo­gra­da de en­tre los 85 y 92 pun­tos por­cen­tua­les. La ac­ti­vi­dad ga­na­de­ra se com­ple­men­ta con una ca­ba­ña de Pu­ro re­gis­tra­do de la ra­za He­re­ford, se­gún el mé­di­co ci­ru­jano Ho­ra­cio Es­té­ves, en la úl­ti­ma jor­na­da a Cam­po del año or­ga­ni­za­da por el Ins­ti­tu­to de Pro­mo­ción de la Car­ne Va­cu­na Ar­gen­ti­na (IPCVA).

SIS­TE­MA.

En la em­pre­sa se rea­li­za cría, re­cría e in­ver­na­da de va­cas y va­qui­llas, con una ga­nan­cia dia­ria que se ubi­ca en­tre 0,60 y 0,70 ki­los por ca­be­za. La car­ga ani­mal en La Co­lo­ra­da al­can­za a 0,70 ca­be­za por hec­tá­rea y en el cam­po de Vi­lla­guay, lle­ga a 0,85 ca­be­za por hec­tá­rea. La pro­duc­ción de car­ne al­can­zó a unos 120 ki­los por hec­tá­rea, se­gún una me­di­ción he­cha dos años atrás.

La Co­lo­ra­da tie­ne una su­per­fi­cie de 4.500 has, a las que se le su­ma­ron otras 600 has arren­da­das. A es­ta ex­plo­ta­ción se su­mó el cam­po Las Mo­chas, ubi­ca­do en Lu­cas Sur, Vi­lla­guay, con 1.100 has pro­pias y 800 arren­da­das. De ese to­tal, se des­ti­nan a la pro­duc­ción de arroz unas 600 hec­tá­reas, en­tre los dos es­ta­ble­ci­mien­tos. La em­pre­sa su­ma 7.100 hec­tá­reas en­tre su­per­fi­cie pro­pia y arren­da­da. La ex­plo­ta­ción ini­ció sus ac­ti­vi­da­des en 1879.

“Usa­mos to­ros de ge­né­ti­ca He­re­ford pro­pia. Te­ne­mos un ro­deo muy ce­rra­do y si es ne­ce­sa­rio re­po­ner ani­ma­les con san­gre de afue­ra, lo ha­ce­mos con to­ros pro­ve­nien­tes de ca­ba­ñas que ten­gan He­re­ford clá­si­co, con mu­cha con­sis­ten­cia ge­né­ti­ca atrás. Evi­ta­mos traer ani­ma­les con pe­di­gree abier­to”, de­ta­lló el pro­duc­tor en diá­lo­go con Su­per CAM­PO. “No­so­tros ha­ce mu­chos años que es­ta­mos ins­crip­tos en la Aso­cia­ción Ar­gen­ti­na de He­re­ford. For­ma­mos par­te del pro­gra­ma de ha­cien­da re­gis­tra­da que tie­ne la en­ti­dad y, ade­más de te­ner ani­ma­les pu­ro re­gis­tra­do, mar­ca­mos con la ca­te­go­ría "S" (ani­ma­les de ca­li­dad su­pe­rior)”. El es­que­ma ga­na­de­ro se com­ple­ta con “una ca­ba­ña, tam­bién de la mis­ma ra­za de ha­cien­da pu­ra re­gis­tra­da. Am­bas ac­ti­vi­da­des se com­ple­men­tan en­tre sí”, de­ta­lló Es­té­ves.

CRÍA.

"La pa­ri­ción y la cría la rea­li­za­mos en los cam­pos de mon­te, pe­ro en la me­di­da en que de­cae el es­ta­do cor­po­ral de las va­cas, las tras­la­da­mos a los

lo­tes im­plan­ta­dos con Rye grass o pas­tu­ras. Lo que bus­ca­mos con es­ta es­tra­te­gia es amor­ti­guar en los ani­ma­les la sa­li­da del in­vierno”, aña­dió el mé­di­co.

El ob­je­ti­vo es lo­grar que las va­cas lle­guen con un muy buen es­ta­do cor­po­ral a la pri­ma­ve­ra y pre­pa­rar­las pa­ra lle­gar al pe­río­do de ser­vi­cio, por­que el en­to­re se rea­li­za a par­tir del 15 de oc­tu­bre y has­ta el 31 de di­ciem­bre. En cam­bio, en las va­qui­llo­nas se efec­túa a los 18 me­ses en­tre abril y ma­yo y se ex­tien­de por 45 días.

Al­gu­nas de las va­cas que for­man par­te del ro­deo de ma­dres son in­se­mi­na­das a tiem­po fi­jo (IATF). Las va­qui­llas en ro­deo se­co que pa­rie­ron en oto­ño van a un se­gun­do ser­vi­cio que se rea­li­za en pri­ma­ve­ra y son en­to­ra­das en­tre abril y ma­yo a los 18 me­ses con un pro­me­dio de 330 ki­los.

RE­CRÍA.

En el sis­te­ma de re­cría los ter­ne­ros se ven­den al pie de la ma­dre con 190 ki­los en mar­zo de ca­da año. Pe­ro si no lle­gan a ese pe­so, se los asig­na a un lo­te en los que se le en­tre­ga su­ple­men­ta­ción es­tra­té­gi­ca has­ta sa­car­los a la ven­ta “y, si es ne­ce­sa­rio, uti­li­za­mos co­rra­les de en­cie­rre”, agre­gó Es­té­ves.

En tan­to, las hem­bras “de pri­ma­ve­ra, pa­ra la re­po­si­ción, se des­te­tan en mar­zo y se las asig­na a un po­tre­ro re­ser­va­do en don­de se les en­se­ña a co­mer. A par­tir de ma­yo pa­san a pas­to­rear las ave­nas y se les en­tre­ga una su­ple­men­ción con ro­llo has­ta al­can­zar los 280 ki­los. De allí las en­via­mos al cam­po na­tu­ral, don­de pa­san el ve­rano y en abril, con 330 ki­los, se les da ser­vi­cio. Con las va­cas de re­fu­go (ya no pro­du­cen ter­ne­ros) se apli­ca una es­tra­te­gia si­mi­lar”, re­su­mió Es­te­ves.

AGRI­CUL­TU­RA.

La pro­duc­ción de arroz se ini­ció en la dé­ca­da de los años ’90, pe­ro pa­ra lle­var ade­lan­te el pro­yec­to fue ne­ce­sa­rio “cons­truir una re­pre­sa que nos per­mi­tie­ra jun­tar agua pa­ra ha­cer el rie­go de las 400 hec­tá­reas des­ti­na­das a es­te cul­ti­vo en La Co­lo­ra­da. En Las Mo­chas, ocu­pa­mos 180 has con es­te cul­ti­vo, re­ga­das con agua de pozo pro­fun­do".

“No­so­tros ro­ta­mos el lo­te ca­da cua­tro años e in­ter­ca­la­mos ver­deos y pas­tu­ras. Una vez que se le­van­ta la co­se­cha del ce­real, se im­plan­ta en for­ma aé­rea rai­grás y una vez pas­to­rea­do, en mar­zo se siem­bran las pra­de­ras, que se man­tie­nen por cua­tro años. Su­pe­ra­do ese pla­zo, la tie­rra se ro­tu­ra, se pre­pa­ran las tai­pas y se vuel­ve a sem­brar arroz”, aña­dió el pro­duc­tor.

Al im­plan­tar le­gu­mi­no­sas, se lo­gra man­te­ner gran par­te de los nu­trien­tes del sue­lo, y a pe­sar que no se lle­ga a la ma­te­ria or­gá­ni­ca ini­cial, se apro­xi­ma bas­tan­te a los con­te­ni­dos del sue­lo, des­cri­bió Es­té­ves. Acla­ró tam­bién que en to­dos los cul­ti­vos que se rea­li­zan, co­mo las ave­nas, siem­pre se uti­li­zan fer­ti­li­zan­tes de ba­se y lue­go se re­fer­ti­li­za el lo­te.

“To­dos los años, an­tes de im­plan­tar el arroz ha­ce­mos me­di­cio­nes de los nu­trien­tes del sue­lo y la gran sor­pre­sa que nos lle­va­mos es que des­de que se in­cor­po­ró es­te cul­ti­vo en los dos cam­pos au­men­tó la pre­sen­cia de fos­fo­ro. Es­to se dio por­que to­dos los años a las pas­tu­ras le apli­ca­mos es­te nu­trien­te que se fue acu­mu­lan­do en el sue­lo”, agre­gó.

En los dos es­ta­ble­ci­mien­tos se siem­bran 200 hec­tá­reas de sor­go, re­par­ti­das en 100 has en ca­da uno, que se co­se­cha, pi­ca y guar­da en si­lo­bol­sa. Lo mis­mo ocu­rre en el ca­so de que se siem­bre maíz.

La prin­ci­pal ac­ti­vi­dad es la ga­na­de­ría. Des­de siem­pre se bus­có la efi­cien­cia me­dian­te el ma­ne­jo del ro­deo. Se prac­ti­ca in­se­mi­na­ción a tiem­po fi­jo, aun­que no en for­ma ru­ti­na­ria.

La fa­mi­lia Es­te­ves lo­gró com­bi­nar la pro­duc­ción ga­na­de­ra con la de arroz y lo­grar un ne­go­cio ren­ta­ble. La ac­ti­vi­dad se com­ple­men­ta con una ca­ba­ña He­re­ford.

La prin­ci­pal ac­ti­vi­dad agrí­co­la se con­cen­tra en la pro­duc­ción de arroz. Una par­te se guar­da en el cam­po has­ta la ven­ta. Lo que so­bra se en­tre­ga a un mo­lino de las cer­ca­nías del cam­po.

Par­te de las pas­tu­ras se em­plean pa­ra ha­cer ro­llos, la re­ser­va del in­vierno. El sor­go se pi­ca y se man­da a si­lo a cam­po . Si las con­di­cio­nes cli­má­ti­cas lo perm­ten tam­bién se ha­ce maíz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.