Des­pa­rra­ma­dor de Com­post

Crea­do por el INTA Hi­la­rio As­ca­su­bi y una em­pre­sa me­tal­me­cá­ni­ca lo­cal, es­te pro­to­ti­po des­pa­rra­ma­dor de com­post fa­ci­li­ta la apli­ca­ción de fer­ti­li­zan­tes or­gá­ni­cos. La in­no­va­ción ya es­tá dis­po­ni­ble en el mer­ca­do.

Super Campo - - Presentaci­ón Maquinas Y Herramient­as -

ase­gu­ró Lu­ciano Or­den, es­pe­cia­lis­ta del INTA As­ca­su­bi.

Pa­ra su uti­li­za­ción, el pro­to­ti­po re­quie­re que el com­post sea dis­pues­to en pi­las lon­gi- tu­di­na­les a fin de fa­ci­li­tar el vol­teo y su mez­cla. “Se tra­ta de un sis­te­ma di­fun­di­do, eco­nó­mi­co y de fá­cil adop­ción que cum­ple con la nor­ma IRAM 29556-1 y ase­gu­ra la ca­li­dad del com­post”, el téc­ni­co.

Or­den des­ta­có la in­cor­po­ra­ción de ma­te­ria or­gá­ni­ca al suelo, ge­ne­ra­da a par­tir de los residuos, co­mo una al­ter­na­ti­va pa­ra cap­tu­rar el car­bono. “La ma­te­ria or­gá­ni­ca es la prin­ci­pal fuen­te de nu­trien­tes pa­ra el de­sa­rro­llo ve­ge­tal y, ade­más, pro­por­cio­na un mo­do po­si­ble de mi­ti­gar el cre­cien­te au­men­to at­mos­fé­ri­co de dió­xi­do de car­bono”, sos­tu­vo.

El proyecto sur­gió de un con­ve­nio de coope­ra­ción téc­ni­ca en­tre el INTA y la em­pre­sa "El Pa­to Ma­qui­na­rias Agrí­co­las", una py­me fa­mi­liar ubi­ca­da en la lo­ca­li­dad de Pe­dro Lu­ro. Asi­mis­mo, tu­vo el apo­yo del INTA a tra­vés de la Red de Agroe­co­lo­gía, del Pro­gra­ma de Re­cur­sos Na­tu­ra­les y del Proyecto de Tra­ta­mien­to de Re­cur­sos. FI­CHA. La má­qui­na fun­cio­na con la trac­ción de un trac­tor y tie­ne una lan­za pa­ra tra­ba­jar las pi­las de com­post y tras­la­dar el equi­po. La po­ten­cia re­que­ri­da es de 55 hp y se ob­tie­ne de la to­ma de fuer­za del trac­tor, a tra­vés de dos aco-

pla­mien­tos car­dá­ni­cos uni­dos por un eje in­ter­me­dio.

El pro­to­ti­po cuen­ta con un ro­tor prin­ci­pal que se en­car­ga de las ta­reas de mez­cla. Es­te dis­po­si­ti­vo es­tá for­ma­do por un ca­ño que se com­bi­na con otro y allí se ubi­can los so­por­tes que sos­tie­nen unas pa­le­tas rec­tan­gu­la­res, cu­ya fun­ción es re­mo­ver las pi­las y ai­rear­las.

Ade­más, la má­qui­na in­cor­po­ra un tan­que de 750 li­tros co­nec­ta­do a un sis­te­ma de as­per­sión por gra­ve­dad que ge­ne­ra una cor­ti­na de agua y per­mi­te mo­jar la pi­la de com­pos­ta­je a los por­cen­ta­jes desea­dos de hu­me­dad. se­ña­ló Or­den.

El es­pe­cia­lis­ta re­mar­có que, en vir­tud de las prue­bas rea­li­za­das en pi­las de dis­tin­to ta­ma­ño y com­po­si­ción, la má­qui­na re­gis­tra una ca­pa­ci­dad de tra­ba­jo de en­tre 500 y 900 m3 por ho­ra. La fre­cuen­cia de “Si el te­rreno tie­ne pendiente, es con­ve­nien­te ubi­car la pi­la en ese sen­ti­do y de­jar un es­pa­cio en­tre las pi­las pa­ra que cir­cu­le la má­qui­na”, di­jo el téc­ni­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.