Va­lor en Ori­gen

Super Campo - - Sidra Economia Y Mercados - Por Ed­gar­do Cos­tan­zi*, In­ge­nie­ro Agró­no­mo * Pre­si­den­te de la Coo­pe­ra­ti­va La De­li­cia

Una vez en­va­sa­da, la bo­te­lla se co­lo­ca en pu­pi­tres, le­ve­men­te in­cli­na­da pa­ra la de­po­si­ción de las bo­rras. “Pa­ra ello se la gi­ra ma­nual­men­te 1/8 de vuel­ta a dia­rio du­ran­te dos me­ses”, ex­pli­ca Fe­rra­gut.

Me­dian­te un sis­te­ma de en­fria­mien­to en ba­se a gli­col se con­ge­la la bo­rra de­po­si­ta­da en el pi­co de la bo­te­lla y por de­güe­lle se des­ta­pa pa­ra ex­pul­sar la bo­rra en su to­ta­li­dad. Se le agre­ga li­cor de ex­pe­di­ción pa­ra dar­le la ca­rac­te­rís­ti­ca de un pro­duc­to brut. Se pro­du­cen en­tre 15 mil y 20 mil bo­te­llas por año, con un mé­to­do que re­quie­re de per­so­nal ex­per­to. IN­DUS­TRIA­LI­ZA­CIÓN. Luis "Chi­che" Lom­bi es un so­cio le­gen­da­rio. Ha­ce 50 años que es­tá en la coo­pe­ra­ti­va. “Mis abue­los lle­ga­ron de Ita­lia y par­ti­ci­pa­ron en la cons­truc­ción del Di­que Ba­lles­ter. Siem­pre me de­di­qué a la fru­ti­cul­tu­ra. Y vi­ví los años de glo­ria de es­ta en­ti­dad, cuan­do mo­lía 7 mi­llo­nes de ki­los por año. En la década del 30 y 40 se con­for­ma­ron unas 30 coope­ra­ti­vas, es­ta es una de las po­cas que ha re­sis­ti­do, por­que siem­pre tu­vo ca­pi­tal sol­ven­te y nues­tros ma­yo­res nun­ca la en­deu­da­ron”, ad­vier­te Lom­bi.

Des­de es­ta pers­pec­ti­va ¿el lo­gro es ha­ber sub­sis­ti­do? “Es una ma­ne­ra de ana­li­zar lo que su­ce­dió en es­tas seis dé­ca­das”, con­ce­de. “Hoy te­ne­mos una si­tua­ción crí­ti­ca de to­do el sec­tor fru­tí­co­la. Y una si­tua­ción pa­ra­dó­ji­ca: no­so­tros re­ci­bi­mos fru­ta de so­cios y ad­he­ren­tes. Mo­le­mos la man­za­na que se con­vier­te en cal­do de si­dra, pe­ro la man­da­mos a frac­cio­nar a Bue­nos Ai­res, don­de se en­va­sa y vuel­ve a la re­gión pa­ra la dis­tri­bu­ción”. Esa in­ter­me­dia­ción con sus cos­tos adi­cio­na­les per­ju­di­ca los pro­ce­sos pro­duc­ti­vos y co­mer­cia­les pa­ra es­ta coo­pe­ra­ti­va que pro­du­ce 25.000 ca­jas anua­les de si­dra con­ven­cio­nal. “Nues­tro an­he­lo es con­tar con una plan­ta frac­cio­na­do­ra”, di­ce Lom­bi. Lo que sig­ni­fi­ca agre­gar va­lor en ori­gen, una ecua­ción sim­ple pa­ra que la ma­te­ria pri­ma no ten­ga que via­jar ida y vuel­ta 2.600 ki­ló­me­tros an­tes de lle­gar al con­su­mi­dor. Sa­lir de la es­ta­cio­na­li­dad, con­quis­tar las 365 no­ches del año los ba­res y res­tau­ran­tes, le­van­tar las co­pas y brin­dar. Con es­ta si­dra, to­do el año es Na­vi­dad.

La coo­pe­ra­ti­va co­men­zó a fun­cio­nar a fi­nes de la década del '40. Eran años de fuer­te aso­cia­ti­vi­dad, con más fru­ta y fa­mi­lias pro­duc­to­ras. Hoy el con­tex­to ha cam­bia­do, pe­ro he­mos lo­gra­do po­si­cio­nar es­ta en­ti­dad. A ni­vel mun­dial cre­ce la co­mer­cia­li­za­ción de la si­dra, sin em­bar­go en Ar­gen­ti­na el con­su­mo aún es muy es­ta­cio­nal. Nues­tro ob­je­ti­vo es que la si­dra se con­su­ma to­do el año co­mo los vi­nos es­pu­man­tes y la cer­ve­za. Apun­ta­mos a un pú­bli­co jo­ven y es­ta­mos dan­do los pri­me­ros pa­sos, con una al­ter­na­ti­va que ya se es­tá im­po­nien­do en ba­res de de San Tel­mo (CA­BA), Ba­ri­lo­che y Ci­po­llet­ti (Río Ne­gro) y Neu­quén. Se tra­ta del mé­to­do de si­dra ti­ra­da si­mi­lar al que se ofre­ce con el chop de cer­ve­za. Una for­ma de dar­le va­lor es me­dian­te la fa­bri­ca­ción de si­dra de alta ca­li­dad, con de­no­mi­na­ción de ori­gen. Las ca­rac­te­rís­ti­cas agroe­co­ló­gi­cas de la re­gión nord­pa­ta­gó­ni­ca la con­vier­ten en una zo­na pri­vi­le­gia­da pa­ra ob­te­ner una si­dra de alta ca­li­dad. Pa­ra apun­ta­lar esa es­tra­te­gia in­cor­po­ra­mos el es­pu­man­te de man­za­na con muy bue­na acep­ta­ción y de­man­da cre­cien­te. Avan­za­mos tam­bién en es­tra­te­gias con­jun­tas con cer­ve­ce­rías ar­te­sa­na­les de la Patagonia que nos van a per­mi­tir sa­lir al mer­ca­do in­ter­na­cio­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.