JOR­NA­DA IPCVA.

Un es­ta­ble­ci­mien­to del no­roes­te cor­do­bés apues­ta a la pro­duc­ción de ter­ne­ros con 500 vien­tres en lo­tes de gat­ton pa­nic im­plan­ta­do co­mo úni­ca pas­tu­ra.

Super Campo - - News - Por Luis Ma­cha­do.

Un es­ta­ble­ci­mien­to del nor­te cor­do­bés mues­tra el ejem­plo de pro­du­cir ter­ne­ros de ca­li­dad uti­li­zan­do pas­tu­ras me­ga­tér­mi­cas.

BA­JO EL TÍ­TU­LO “Ter­ne­ros de ca­li­dad en el no­roes­te cor­do­bés”, el Ins­ti­tu­to de Pro­mo­ción de la Car­ne Va­cu­na Ar­gen­ti­na (IPCVA) reali­zó una jor­na­da a cam­po en el es­ta­ble­ci­mien­to “Las lo­mi­tas”, ubi­ca­do en la zo­na de Cruz del Eje. A pe­sar de la llu­via, asis­tie­ron unas 400 per­so­nas al even­to. El es­ta­ble­ci­mien­to cor­do­bés co­men­zó a trans­for­mar­se pa­ra la ganadería en el año 2000 con el ar­ma­do de la in­fra­es­truc­tu­ra y la im­plan­ta­ción de gat­ton pa­nic en 2.000 hec­tá­reas. Se de­be te­ner en cuen­ta que se reali­zó un des­mon­te se­lec­ti­vo ya que el 40 por cien­to de­be que­dar co­mo re­ser­va na­tu­ral por dis­po­si­ción pro­vin­cial. En 2005 em­pe­zó la ac­ti­vi­dad has­ta lo­grar un plan­tel de 500 ma­dres, en un con­tex­to de ré­gi­men de llu­vias anua­les de 400 a 500 mi­lí­me­tros des­de oc­tu­bre a mar­zo. En 2010 se pro­du­jo una se­quía que afec­tó fuer­te­men­te a la zo­na (so­lo llo­vie­ron 50 mi­lí­me­tros) y se vie­ron obli­ga­dos a va­ciar el cam­po, que­dán­do­se con 150 vien­tres en cam­po al­qui­la­do. “No­so­tros apos­ta­mos por sal­var el cam­po. Al­gu­nos por sal­var los ani­ma­les y el cam­po, se que­da­ron sin las dos co­sas”, re­cuer­da Pa­blo Lo­dín, ad­mi­nis­tra­dor de “Las lo­mi­tas” y con­fe­so “fa­ná­ti­co de Su­per CAM­PO”.

La re­mon­ta­da fue di­fí­cil y en la ac­tua­li­dad cuen­ta con 300 ma­dres “y apun­ta­mos a las 500. Se­gún el pre­cio del ter­ne­ro, a ve­ces con­vie­ne más ven­der­lo o ha­cer una re­cría. Las hem­bras se­lec­cio­na­das pa­san a re­po­si­ción de vien­tres y los ter­ne­ros ma­chos se ha­ce una re­cría has­ta que lle­gan a 250 ki­los y se ven­den. Tra­ba­ja­mos ani­ma­les Bran­gus en su ma­yo­ría”.

En cuan­to a las pas­tu­ras, el 100 por cien­to es de gat­ton pa­nic im­plan­ta­do, con una car­ga un ani­mal ca­da dos hec­tá­reas. “Te­ne­mos la épo­ca muy bue­na de llu­vias des­de oc­tu­bre y has­ta ter­mi­na­do el ve­rano, pe­ro el in­vierno es lar­go y hay que lle­gar a oc­tu­bre-no­viem­bre. No es nor­mal la llu­via en es­ta épo­ca, pe­ro Dios nos es­tá ayu­dan­do y nos da lu­gar a que nos re­pon­ga­mos de las cri­sis que he­mos pa­sa­do”.

Pa­ra apro­ve­char las pas­tu­ras y que se man­ten­gan en buen es­ta­do se bus­ca de­jar en­tre 20 y 30 cen­tí­me­tros de re­ser­va. La per­ma­nen­cia en los lo­tes de­pen­de del es­ta­do de las pas­tu­ras, el cli­ma y las llu- vias. “Hay po­tre­ros con bue­nas re­ser­vas que nos pue­den du­rar en­tre 2,5 y 3 me­ses. Es to­do muy cam­bian­te y a par­tir de las he­la­das las pas­tu­ras rin­den la mi­tad. La idea es lle­gar bien al in­vierno con la va­ca en muy buen es­ta­do es­ta­do. Por eso ha­ce­mos al fi­nal un des­te­te más li­viano pa­ra que la va­ca lle­gue en me­jor es­ta­do. Nor­mal­men­te ha­ce­mos el des­te­te a los seis me­ses. La ca­be­za de tro­pa sa­le con 210 -220 ki­los del pie de la ma­dre. La va­ca se nos va en gor­du­ra y ya tie­ne que es­tar pre­ña­da, por eso con­tro­la­mos el es­ta­do”.

El es­ta­ble­ci­mien­to es­tá di­vi­di­do en 14 lo­tes de unas 150-200 hec­tá­reas ca­da uno. Se­gún Lo­dín, “nues­tro ob­je­ti­vo es lle­gar a los 500 vien­tres y la ex­pec­ta­ti­va es­tá de acuer­do con el mer­ca­do y no­so­tros te­ne­mos que ha­cer ter­ne­ros y no re­cría, el ter­ne­ro no tie­ne pre­cio”.

ME­GA­TÉR­MI­CAS. Víc­tor Burg­hi, del Cam­po Ex­pe­ri­men­tal Ane­xo Deán Fu­nes del INTA, se re­fi­rió pa­pel que pue­den cum­plir las pas­tu­ras me­ga­tér­mi­cas en los plan­teos ga­na­de­ros del no­roes­te cor­do­bés. El téc­ni­co del INTA hi­zo

hin­ca­pié en que es erró­neo lla­mar “mar­gi­nal” a una zo­na, ya que es so­lo di­fe­ren­te por su ti­po de pro­duc­ción, pas­tu­ras y pas­ti­za­les. En cuan­to a las pas­tu­ras me­ga­tér­mi­cas, Burg­hi re­co­men­dó a los pro­duc­to­res “no de­ses­pe­rar­se, las pas­tu­ras me­ga­tér­mi­cas son in­tere­san­tes pa­ra in­cluir­las en los plan­teos ga­na­de­ros, pe­ro no es ne­ce­sa­rio te­ner el 100 por cien­to del cam­po con me­ga­tér­mi­cas. He­mos he­cho eva­lua­cio­nes de que con un 20 a 25 por cien­to del es­ta­ble­ci­mien­to con es­tas pas­tu­ras pue­de in­cre­men­tar­se un 300 por cien­to la pro­duc­ción de car­ne”.

Burg­hi sos­tu­vo que el fac­tor am­bien­tal tam­bién es muy im­por­tan­te en el plan­teo. “No es­ta­mos pre­go­nan­do el des­mon­te, sino re­cu­pe­rar áreas de­gra­da­das. Por lo ge­ne­ral en to­dos los cam­pos de es­ta zo­na árida y se­mi­ári­da, la se­quía ha­ce mu­chos es­tra­gos y se de­gra­dan los lo­tes y allí el pas­ti­zal na­tu­ral tie­ne una re­cu­pe­ra­ción muy len­ta. Por lo tan­to, pa­ra po­der re­cu­pe­rar esos am­bien­tes y cu­brir sue­los, es ne­ce­sa­rio im­plan­tar pas­tu­ras me­ga­tér­mi­cas”.

Co­mo es­tra­te­gia, el pas­ti­zal na­tu­ral pue­de que­dar en los me­jo­res lo­tes y se pue­de im- plan­tar me­ga­tér­mi­cas en las áreas de­gra­da­das que es­tán al­re­de­dor de los co­rra­les y la ca­sa, así co­mo los lu­ga­res don­de hay más con­cen­tra­ción de ha­cien­da. “Se em­pie­za a re­cu­pe­rar eso y des­pués va­mos ha­cia el in­te­rior del cam­po qué áreas re­cu­pe­rar y cuá­les de­jar­las con pas­ti­za­les. El pas­ti­zal es el me­jor alia­do que te­ne­mos, por­que son es­pe­cies que es­tán adap­ta­das a es­tas regiones y se ‘ban­ca­ron’ du­ran­te 500 y 1.000 años se­quías, inun­da­cio­nes y fue­go, por eso es in­tere­san­te pre­ser­var­las”.

En cuan­to a la elec­ción de las es­pe­cies, el téc­ni­co del INTA re­co­men­dó “ha­cer ca­de­nas fo­rra­je­ras y no fa­na­ti­zar­se con una so­la. Hay quie­nes les gus­ta más el buf­fel, otros el gat­ton pa­nic y en reali­dad lo que tie­nen que em­pe­zar a pen­sar los pro­duc­to­res es que tie­nen una em­pre­sa y no siem­pre de­ben enamo­rar­se de una so­la co­sa, sino po­ner los hue­vos en dis­tin­tas ca­nas­tas. Es­tos am­bien­tes son muy frá­gi­les, cam­bian­tes, po­de­mos te­ner dos años muy bue­nos co­mo los úl­ti­mos y cua­tro o cin­co de se­quías. Pa­ra es­tos años hay que te­ner pas­tu­ras que se adap­ten a esas con­di­cio­nes. Ha­cer una ca­de­na fo­rra­je­ra es de fun­da­men­tal im­por­tan­cia pa­ra man­te­ner la car­ga ani­mal den­tro de los cam­pos”.

En "Las lo­mi­tas" pre­do­mi­na la ra­za An­gus.

Pa­blo Lo­dín Ad­mi­nis­tra­dor

El gat­ton pa­nic es la pas­tu­ra que ocu­pa la to­ta­li­dad de la su­per­fi­cie del es­ta­ble­ci­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.