No Po­de­mos Equi­vo­car­nos Otra Vez

Super Campo - - Biocombust­ibles Economia Y Mercados - Co­lum­na de opi­nión Por Gus­ta­vo del Bo­ca*

Sin lu­gar a du­das, el mer­ca­do de ma­qui­na­rias ha te­ni­do un re­pun­te du­ran­te es­te año con res­pec­to a los an­te­rio­res. Ve­nía­mos de años muy com­pli­ca­dos y des­de enero a fe­bre­ro la si­tua­ción ha me­jo­ra­do no­ta­ble­men­te pa­ra las em­pre­sas del ru­bro. El cre­ci­mien­to del mer­ca­do se no­ta so­bre to­do en la ven­ta de sem­bra­do­ras, aun­que hay al­gu­nas co­sas que han caí­do, co­mo es el ca­so de los ro­los tri­tu­ra­do­res. Des­de nues­tra pers­pec­ti­va, en ge­ne­ral ob­ser­va­mos un gran op­ti­mis­mo y una pre­dis­po­si­ción por par­te de los agri­cul­to­res a me­jo­rar su pro­duc­ción in­cor­po­ran­do má­qui­nas y he­rra­mien­tas.

Se de­be te­ner en cuen­ta que la de­man­da ac­tual tam­bién tie­ne que ver con que en los úl­ti­mos años el pro­duc­tor no com­pró o lo hi­zo so­la­men­te cuan­do era in­dis­pen­sa­ble pa­ra se­guir tra­ba­jan­do. Pa­ra las em­pre­sas, en ese tiem­po a la ba­ja de­man­da se le su­ma­ron las po­cas po­si­bi­li­da­des que ha­bía pa­ra ex­por­tar. Hoy tam­bién hay al­gu­nas co­sas pa­ra re­vi­sar ya que en cuan­to a la fi­nan­cia­ción, el di­ne­ro es­tá muy ca­ro y ade­más de­be­ría ha­ber una re­for­ma tri­bu­ta­ria. Con una pre­sión im­po­si­ti­va al­tí­si­ma y di­ne­ro ca­rí­si­mo, se les ha­ce di­fí­cil a las em­pre­sas in­ver­tir en me­jo­rar pro­ce­sos pro­duc­ti­vos y en la im­ple­men­ta­ción de nue­vas tecnología­s pa­ra nues­tras fá­bri­cas. Ne­ce­si­ta­mos asis­ten­cia fi­nan­cie­ra, por­que no se pue­de ha­cer in­ver­sio­nes con re­cur­sos pro­pios.

En el as­pec­to tri­bu­ta­rio, hay que “ba­ra­jar y dar de nue­vo” y pen­sar que hay im­pues­tos pro­vin­cia­les co­mo In­gre­sos Bru­tos que son al­ta­men­te dis­tor­si­vos, te­ne­mos im­pues­tos pro­vin­cia­les y mu­ni­ci­pa­les in­clui­dos en las ta­ri­fas de los ser­vi­cios de ener­gía eléc­tri­ca que cuan­do es­ta­ban sub­si­dia­das re­pre­sen­ta­ban un im­por­te y hoy esos im­pues­tos son mu­chos más ca­ros por­que son por­cen­ta­jes re­la­cio­na­dos con el con­su­mo y el pre­cio fi­nal. De esa ma­ne­ra, cuan­do uno pro­gra­ma los cos­tos pa­ra po­der ex­por­tar, sig­ni­fi­ca que es­ta­mos ex­por­tan­do im­pues­tos que no po­de­mos des­agre­gar. En cuan­to a los re­in­te­gros a las ex­por­ta­cio­nes, de­be­ría­mos re­ver­los si va­mos a tra­ba­jar con es­ta pre­sión tri­bu­ta­ria que in­clu­so al­can­za a los ser­vi­cios, .

Creo que es­te año lo es­ta­mos ter­mi­nan­do co­rrec­ta­men­te y es­pe­ro que no nos equi­vo­que­mos de nue­vo por­que ya no que­da mar­gen pa­ra em­peo­rar. Sin­ce­ra­men­te pien­so que de­be ha­ber un com­pro­mi­so im­por­tan­te por par­te de las per­so­nas a quie­nes les he­mos de­le­ga­do el man­do del país pa­ra que nos lle­ven a buen puer­to y, de esa ma­ne­ra, em­pe­zar a tra­ba­jar con más se­rie­dad y pen­san­do en un país más gran­de y con fu­tu­ro. Sa­be­mos que los pro­ble­mas no pue­den so­lu­cio­nar­se en un día, pe­ro al­gu­na vez hay que co­men­zar a ha­cer las co­sas en se­rio. En los úl­ti­mos tiem­pos pa­re­ce que los "ma­los de la pe­lí­cu­la" so­mos los que des­de ha­ce mu­chos años ve­ni­mos apos­tan­do por el país e in­vier­ten en sus em­pre­sas pa­ra ge­ne­rar más tra­ba­jo.

En el ca­so de Me­ta­lúr­gi­ca On­ca­ti­vo, es­ta­mos en un mo­men­to in­tere­san­te den­tro de nues­tra ac­ti­vi­dad y en es­tos mo­men­tos es­ta­mos ex­por­tan­do dis­cos gran­des, al­gu­nos im­ple­men­tos pa­ra siem­bra di­rec­ta a Asu­tra­lia, Nue­va Ze­lan­da, Es­ta­dos Uni­dos y otros paí­ses de Su­da­mé­ri­ca. Al te­ner la po­si­bi­li­dad de ex­por­tar, po­de­mos ac­ce­der a fi­nan­cia­mien­to en dó­la­res con ta­sas de in­te­rés razonables, que des­ti­na­mos a la com­pra de ma­qui­na­ria pa­ra me­jo­rar los pro­ce­sos pro­duc­ti­vos de la em­pre­sa con el ob­je­ti­vo de ba­jar los cos­tos de pro­duc­ción. Si que­re­mos sa­lir al mun­do y com­pe­tir, de­be­mos con­tar con tec­no­lo­gía de pun­ta. Es un desafío in­tere­san­te y se­gui­mos apos­tan­do a una in­dus­tria ca­da vez más pro­fe­sio­na­li­za­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.