Lle­ga la Ho­ra de la Ver­dad

Super Campo - - Ciclo Completo Ganaderia - Co­lum­na de opi­nión Por Pa­blo Adrea­ni* *Ana­lis­ta y con­sul­tor

El 2016 se­rá re­cor­da­do en la his­to­ria ar­gen­ti­na co­mo el año don­de un pre­si­den­te, por pri­me­ra vez en la his­to­ria, pro­cla­mó al sec­tor agro­pe­cua­rio con un rol cla­ve y de gran res­pon­sa­bi­li­dad pa­ra el de­sa­rro­llo eco­nó­mi­co del país. El he­cho de ha­ber cum­pli­do lo pro­me­ti­do en pre­cam­pa­ña, a las 48 ho­ras de asu­mir con la eli­mi­na­ción de las re­ten­cio­nes a las ex­por­ta­cio­nes de tri­go, maíz, gi­ra­sol y el res­to de los pro­duc­tos agro­pe­cua­rios con des­tino a la ex­por­ta­ción, me­re­ce que el sec­tor le res­pon­da a la al­tu­ra de las cir­cuns­tan­cias. Y real­men­te lo hi­zo. La su­per­fi­cie de tri­go au­men­tó en 1 mi­llón de hec­tá­reas y no fue­ron más por una cues­tión cli­má­ti­ca. La su­per­fi­cie de gi­ra­sol con­fir­mó un au­men­to de 700.000 hec­tá­reas y el maíz con un apor­te adi­cio­nal de 1,5 mi­llo­nes de hec­tá­reas. Las nue­vas re­glas de jue­go se re­fuer­zan y po­ten­cian con un par de pa­la­bras que no es­cu­chá­ba­mos ha­ce más de una dé­ca­da: “cer­ti­dum­bre” y “pre­vi­si­bi­li­dad”.

Los bro­tes ver­des del cam­po han res­pon­di­do con cre­ces y si el cli­ma acom­pa­ña ten­dre­mos en el 2017, al cum­plir­se un año de go­bierno de Ma­cri, la ma­yor co­se­cha en to­da la his­to­ria ar­gen­ti­na, en un pi­so de 120 mi­llo­nes de to­ne­la­das y has­ta su­pe­rar las 125 mi­llo­nes si el cli­ma se com­por­ta fa­vo­ra­ble pa­ra la evo­lu­ción de los cul­ti­vos.

Hay que des­ta­car que la eli­mi­na­ción de las re­ten­cio­nes a to­dos los pro­duc­tos agrí­co­las de ex­por­ta­ción no fa­vo­re­ció a los pro­duc­to­res so­je­ros, a di­fe­ren­cia de lo que pien­san la ma­yo­ría de los po­lí­ti­cos, en­ti­da­des y or­ga­ni­za­cio­nes so­cia­les no afi­nes a la ac­tual ges­tión de go­bierno. Mu­chos pien­san que di­chos pro­duc­to­res han re­ci­bi­do el be­ne­fi­cio de una sú­per ren­ta ex­tra, pe­ro en la ac­ti­vi­dad agrí­co­la 2 más 2 no es 4. La ren­ta­bi­li­dad de­pen­de de mu­chos fac­to­res, em­pe­zan­do por el pre­cio in­ter­na­cio­nal, la pre­sión im­po­si­ti­va, el cli­ma y el com­por­ta­mien­to fi­nal de las va­ria­bles de los cos­tos de pro­duc­ción.

En maíz, en los úl­ti­mos 5 años el cos­to de pro­duc­ción por hec­tá­rea tu­vo un au­men­to del 40% en dó­la­res, pa­san­do de 357 u$s/ha a 500 u$s/ha. En el mis­mo pe­rio­do el pre­cio del maíz que re­ci­be el pro­duc­tor tu­vo un au­men­to de 10 u$s/ton o su equi­va­len­te del 7% , pa­san­do de 137 u$s/ha (co­se­cha 2010/11) a 147 u$s/ha (co­se­cha 2016/17), con el es­que­ma ac­tual sin re­ten- cio­nes. Es­to ex­pli­ca por qué el pro­duc­tor ga­na ca­da vez me­nos pla­ta, el mar­gen bru­to de maíz por hec­tá­rea lle­ga­ba a 422 u$s/ ton en la co­se­cha 2010/11 y hoy el pro­duc­tor sin re­ten­cio­nes al maíz tie­ne un mar­gen bru­to de 147 u$s/ha. En con­clu­sión, pa­ra el ca­so del maíz el pro­duc­tor ha vis­to re­du­ci­dos sus in­gre­sos por hec­tá­rea en un va­lor bru­to de 275 u$s/hec­tá­rea o una caí­da del 65% en dó­la­res. Con la eli­mi­na­ción de las re­ten­cio­nes el go­bierno evi­tó la quie­bra de mi­les de pro­duc­to­res, es­to es lo que una am­plia ma­yo­ría del ám­bi­to po­lí­ti­co y so­cial no sa­be.

En 2017, asu­mien­do que el ti­po de cam­bio con­ti­nua­rá atra­sa­do en com­pa­ra­ción con el res­to de las va­ria­bles eco­nó­mi­cas, in­fla­ción, ajus­te de ta­ri­fas y pa­ri­ta­rias, el pro­duc­tor de­be ser cons­cien­te de que en­fren­ta un es­ce­na­rio de au­men­to de sus cos­tos de pro­duc­ción en dó­la­res, caí­da del in­gre­so ne­to y pér­di­da de ren­ta­bi­li­dad. Di­cho de otra for­ma, se van a ne­ce­si­tar más ki­los de maíz pa­ra po­der cu­brir el cos­to de pro­duc­ción. El trán­si­to du­ran­te 2017 no se­rá en un ca­mino de ro­sas sino de es­pi­nas, que re­que­ri­rá de una vi­sión em­pre­sa­ria que muy po­cos pro­duc­to­res po­drán desa­rro­llar.

No hay fór­mu­las má­gi­cas ni re­ce­tas pa­ra po­der so­bre­vi­vir al en­torno de ti­po de cam­bio atra­sa­do y au­men­to en los cos­tos de pro­duc­ción en dó­la­res, el pro­duc­tor de­be au­men­tar su pro­duc­ti­vi­dad y ana­li­zar con sin­to­nía fi­na ca­da una de las va­ria­bles del ne­go­cio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.