Ca­li­dad con Pro­ce­sos de Ba­jo Cos­to

La in­ten­si­fi­ca­ción de la ga­na­de­ría de car­ne y le­che ne­ce­si­ta de la pro­vi­sión de re­ser­vas fo­rra­je­ras de al­ta ca­li­dad nu­tri­cio­nal. La im­ple­men­ta­ción de al­gu­nos pro­to­co­los per­mi­ten apro­ve­char al má­xi­mo el po­ten­cial de los cul­ti­vos.

Super Campo - - Campaña Forrajes - Por Luis Ma­cha­do Fo­tos: ar­chi­vo Su­per CAM­PO y Gui­ller­mo Munt

EN UNA CAM­PA­ÑA mar­ca­da por un con­tex­to eco­nó­mi­co to­tal­men­te di­fe­ren­te a la del año pa­sa­do, los pro­duc­to­res se pre­pa­ran pa­ra en­ca­rar una co­se­cha de cul­ti­vos fo­rra­je­ros. Uno de los in­di­ca­do­res es la can­ti­dad de hec­tá­reas de pi­ca­do y, aun­que des­de la Cá­ma­ra Ar­gen­ti­na de Con­tra­tis­tas Fo­rra­je­ros (CACF) no sue­len dar pro­nós­ti­cos, el se­gui­mien­to de la lí­nea histórica mues­tra que las áreas de pi­ca­do de maíz y sor­go cre­cen ca­da año. Du­ran­te el año pa­sa­do se en­si­la­ron 990 mil hec­tá­reas de maíz y 300 mil hec­tá­reas de sor­go.

Pa­ra el in­ge­nie­ro Fer­nan­do Opa­cak, coor­di­na­dor de la CACF, “de­pen­dien­do el año, pue­den va­riar un poco las pro­por­cio­nes, pe­ro en ge­ne­ral en lo que res­pec­ta a maíz y sor­go se man­tie­nen bas­tan­te cons­tan­tes. Lo que ha ido cre­cien­do en los úl­ti­mos años es el te­ma del en­si­la­je de ver­deos y pas­tu­ras. Tam­bién si­gue au­men­tan­do año a año, es la can­ti­dad de hec­tá­reas que se rea­li­zan ‘de se­gun­da’, con lo cual la cam­pa­ña de pi­ca­do se alar­ga has­ta los me­ses de abril y ma­yo”.

La evo­lu­ción de la can­ti­dad de hec­tá­reas de­di­ca­das a cul­ti­vos pa­ra re­ser­vas fo­rra­je­ras tam­bién vie­ne acom­pa­ña­da de la ca­li­dad de los hí­bri­dos. Se­gún Opa­cak, “por suer­te hay una con­cien­ti­za­ción no so­la­men­te de los se­mi­lle­ros, sino tam­bién de los pro­duc­to­res, quie­nes ha­ce al­gu­nos años y lue­go de dar­se cuen­ta de los be­ne­fi­cios, co­men­za­ron a sem­brar hí­bri­dos es­pe­cí­fi­cos pa­ra en­si­lar. Es­tos hí­bri­dos es­tán con­ce­bi­dos es­pe­cial­men­te pa­ra que se pue­da lo­grar un buen en­si­la­je, tan­to en la par­te nu­tri­cio­nal co­mo en la par­te de con­ser­va­ción. Exis­ten dos

Ren­di­mien­to 25 Tn/ha Pre­cio ba­se / Ha. $ 3.984 Pre­cio / Tn MV $ 132 Pre­cio / Tn MV c/crac­ker $ 159 Pre­cio / Ha. $ 7.274 Pre­cio / Ha. c/crac­ker $ 7.962 Ren­di­mien­to Pre­cio ba­se / Ha. Pre­cio / Tn MV Pre­cio / Tn MV c/crac­ker Pre­cio / Ha. Pre­cio / Ha. c/crac­ker Ren­di­mien­to Pre­cio ba­se / Ha. Pre­cio / Tn MV Pre­cio / Ha. Ren­di­mien­to Pre­cio ba­se / Ha. Pre­cio / Tn MV Pre­cio / Ha. 5 Tn/ha $ 3.984 $ 157 $ 4.770 10 Tn/ha $ 3.984 $ 157 $ 5.555

con bue­nos ojos, por ejem­plo, la re­com­po­si­ción del pre­cio de la le­che y la car­ne tam­bién ha vis­to bue­nos va­lo­res en 2016. Por otro la­do, los cos­tos de los re­pues­tos y las re­pa­ra­cio­nes se han dis­pa­ra­do en dó­la­res y los in­su­mos prin­ci­pa­les del ne­go­cio, co­mo el ga­soil, tam­bién su­frió fuer­tes in­cre­men­tos. De to­das for­mas, esos in­cre­men­tos no se pue­den tras­la­dar al pre­cio fi­nal. La ren­ta­bi­li­dad del ne­go­cio no es la mis­ma que la de ha­ce al­gu­nos años. El mer­ca­do se en­cuen­tra al­ta­men­te com­pe­ti­ti­vo y pa­ra se­guir man­te­nien­do los clien­tes, los con­tra­tis­tas deben pro­veer ca­da día ser­vi­cios de me­jor ca­li­dad. Pa­ra ello se ca­pa­ci­tan cons­tan­te­men­te e in­vier­ten en nue­vos equi­pos y nue­vas tec­no­lo­gías.

Hoy la ofer­ta de con­tra­tis­tas su­pera la ofer­ta de su­per­fi­cie pa­ra en­si­lar. Es­ta­mos apos­tan­do a la in­cor­po­ra­ción de su­per­fi­cie de maíz pa­ra pi­ca­do con des­tino a la ge­ne­ra­ción de ener­gía, a par­tir de la fer­men­ta­ción de esa bio­ma­sa en di­ges­to­res y pos­te­rior ge­ne­ra­ción de gas pa­ra la pro­pul­sión de ge­ne­ra­do­res eléc­tri­cos. En otros paí­ses es­ta tec­no­lo­gía es al­ta­men­te uti­li­za­da y en el ca­so de adop­tar­se ma­si­va­men­te, el mer­ca­do de pi­ca­do en la Ar­gen­ti­na po­dría cam­biar ra­di­cal­men­te.

al­mi­dón (ma­yor di­ges­ti­bi­li­dad, ma­yor ener­gía), el res­to de la plan­ta se man­tie­ne con bue­na ca­li­dad”.

Los cos­tos de los con­tra­tis­tas no es­tán exen­tos de los au­men­tos que en ge­ne­ral ri­gen pa­ra to­da la eco­no­mía. Des­de la CACF se to­man los cos­tos reales de ca­da uno de los com­po­nen­tes de la es­truc­tu­ra de cos­tos y se ac­tua­li­zan pa­ra de­fi­nir los pre­cios del co­mien­zo de la cam­pa­ña fo­rra­je­ra. APUN­TES DE CAM­PA­ÑA. En cuan­to a lo que se vie­ne a cam­po, el con­sul­tor pri­va­do Pa­blo Cat­ta­ni plan­tea que las cam­pa­ña ha­ce va­rios años que se pre­sen­tan errá­ti­cas, con si­tua­cio­nes don­de en al­gu­nos lu­ga­res se ve se­quía y en otros ex­ce­sos de agua, lo cual ge­ne­ra “ven­ta­nas de co­se­cha” más cor­tas. Es­ta si­tua­ción plan­tea la bús­que­da de can­ti­dad o ca­li­dad. “Con el vo­lu­men no va­mos a te­ner pro­ble­ma, por­que so­lo hay que pe­lear con­tra las in­cle­men­cias cli­má­ti­cas. Si va­mos a bus­car ca­li­dad con cli­mas errá­ti­cos de­be­mos apun­tar a pro­to­co­los y pro­ce­sos que me per­mi­tan tra­tar de co­se­char la ma­yor can­ti­dad de nu­trien­tes por hec­tá­reas, que es al­go que ve­ni­mos plan­tean­do des­de 2008”.

En la Ar­gen­ti­na ya ocu­rrió un reaco­mo­da­mien­to don­de la so­ja fue des­pla­zan­do a las va­cas, que es­tán alo­ja­das en un lu­gar di­fe­ren­te y po­de­mos ver en la Pampa Hú­me­da don­de ha­bía ga­na­de­ría te­ne­mos cam­pos inun­da­dos. Es­tos cam­pos ne­ce­si­tan ga­na­de­ría y los

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.