Con­se­jos pa­ra la huer­ta de oto­ño.

Des­pués del ve­rano, las tem­pe­ra­tu­ras des­cien­den, pe­ro no la ac­ti­vi­dad en la huer­ta fa­mi­liar. Co­no­cé las es­pe­cies que pros­pe­ran en es­ta es­ta­ción y las prác­ti­cas re­co­men­da­das pa­ra lo­grar un cul­ti­vo fuer­te y agroe­co­ló­gi­co.

Super Campo - - Su­ma­rio - Por Gus­ta­vo Mar­tins Fotos: archivo Su­per CAM­PO

UNA VEZ que el ve­rano ha fi­na­li­za­do, las tem­pe­ra­tu­ras ba­jas no de­ben de­te­ner a un huer­te­ro com­pro­me­ti­do con su desafío de pro­du­cir hor­ta­li­zas sa­nas y fres­cas to­do el año. Por el con­tra­rio, el oto­ño tie­ne sus bon­da­des y re­sul­ta un buen mo­men­to pa­ra sem­brar los cul­ti­vos de in­vierno, for­ta­le­cer el sue­lo y rea­li­zar al­gu­nas po­das.

Des­de ha­ce 25 años, el pro- gra­ma Prohuer­ta acom­pa­ña a más de 3,5 mi­llo­nes de per­so­nas que, dis­tri­bui­das en más de 700.000 huer­tas a lo lar­go y an­cho del país, pro­du­cen sus pro­pios ali­men­tos. A con­ti­nua­ción, Francisco Pes­cio, téc­ni­co del IN­TA Am­ba y es­pe­cia­lis­ta del Prohuer­ta, ex­pli­ca cuá­les son los cin­co se­cre­tos pa­ra te­ner en cuen­ta en la huer­ta de oto­ño.

Sem­brar las es­pe­cies

ade­cua­das. Co­no­cer cuá­les son las es­pe­cies que pros­pe­ran en es­ta es­ta­ción y du­ran­te el in­vierno es fun­da­men­tal pa­ra lo­grar un buen cul­ti­vo. En es­te sen­ti­do, se re­co­mien­da con­ti­nuar con la siem­bra de acel­ga, le­chu­ga, achi­co­ria, ra­ba­ni­to y za­naho­ria, hor­ta­li­zas que, ade­más de ser muy con­su­mi­das, per­mi­ten man­te­ner una pro­duc­ción re­gu­lar to­do el año, ya que tam­bién

se adap­tan a la tem­po­ra­da pri­ma­ve­ra-ve­rano.

No obs­tan­te, exis­ten otros cul­ti­vos que, gus­to­sos de las ba­jas tem­pe­ra­tu­ras, son pro­pios del pe­río­do oto­ñoin­vierno co­mo ce­bo­lla, pue­rro, co­li­flor, bró­co­li y re­po­llo. Su­ce­de lo mis­mo con la es­pi­na­ca, es­ca­ro­la, re­mo­la­cha, ajo, ha­bas y ar­ve­jas.

En par­ti­cu­lar, las es­pe­cies le­gu­mi­no­sas –ha­bas y ar­ve­jas, por ejem­plo– se des­ta­can por su apor­te a los cul­ti­vos, en tan­to fa­bri­can al­gu­nos de los nu­trien­tes que con­su­men y eso ayu­da a re­po­ner la fer­ti­li­dad del sue­lo.

Ade­más de sa­ber cuá­les son las es­pe­cies que cre­cen en es­ta épo­ca, es im­por­tan­te con­sul­tar el calendario a fin de iden­ti­fi­car el me­jor mo­men­to pa­ra ini­ciar los cul­ti­vos y la téc­ni­ca de siem­bra apro­pia­da en ca­da ca­so. Es­tos y mu­chos otros da­tos pue­den en­con­trar­se en el Cuadro Pla­ni­fi­ca­dor Prohuer­ta.

Uti­li­zar co­ber­tu­ras.

Cu­brir can­te­ros o al­má­ci­gos con abono de co­ber­tu­ra (pas­to se­co o vi­ru­ta de madera) fa­vo­re­ce la re­ten­ción de hu­me­dad al co­mien­zo de la tem­po­ra­da, una con­di­ción in­dis­pen­sa­ble pa­ra lo­grar una emer­gen­cia uni­for­me de los cul­ti­vos.

Pro­du­cir se­mi­llas.

Es con­ve­nien­te de­jar en la huer­ta al­gu­nas plan­tas de la tem­po­ra­da pri­ma­ve­ra-ve­rano co­mo za­pa­lli­tos, za­pa­llos y chau­chas pa­ra que los fru­tos pue­dan for­mar bue­nas se­mi­llas y con­ser­var­las pa­ra ini­ciar la próxima cam­pa­ña.

Agre­gar abono al sue­lo.

Ade­más de con­ti­nuar con el re­ci­cla­je de los des­per­di­cios or­gá­ni­cos, el oto­ño es un buen mo­men­to pa­ra for­ta­le­cer el sue­lo y re­com­pen­sar­lo con nu­trien­tes por su tra­ba­jo du­ran­te la tem­po­ra­da es­ti­val. De es­te mo­do, una de las cla­ves es se­pa­rar el abono que ya se en­cuen­tra lis­to en la abo­ne­ra y agre­gar­lo a la tie­rra an­tes de rea­li­zar la siem­bra.

Rea­li­zar al­gu­nas po­das.

Otra de las bon­da­des del oto­ño es que le per­mi­te al huer­te­ro ha­cer al­gu­nas po­das de los fru­ta­les, ya que las plan­tas pue­den ci­ca­tri­zar los cor­tes re­la­ti­va­men­te rá­pi­do. En in­vierno, si bien la plan­ta “su­fre” me­nos la po­da, no ci­ca­tri­za con tan­ta fa­ci­li­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.