Los pro­duc­to­res de pe­que­ña es­ca­la dis­po­nen de he­rra­mien­tas in­for­má­ti­cas gra­tui­tas desa­rro­lla­das por uni­ver­si­da­des que les per­mi­ten eva­luar su per­for­man­ce y to­mar de­ci­sio­nes.

Los pro­duc­to­res de cer­dos en pe­que­ña es­ca­la pue­den usar he­rra­mien­tas digitales gra­tui­tas pa­ra me­dir sus resultados pro­duc­ti­vos y to­mar de­ci­sio­nes.

Super Campo - - News - Por Pa­blo Ros­set.

TEC­NO­LO­GÍA.

LOS PE­QUE­ÑOS y me­dia­nos pro­duc­to­res de cer­dos en nues­tro país po­seen ne­ce­si­da­des cre­cien­tes de ca­pa­ci­ta­ción e in­for­ma­ción actualizad­a pa­ra to­mar me­jo­res de­ci­sio­nes y ele­var los resultados pro­duc­ti­vos de sus gran­jas. En fun­ción de es­ta reali­dad, el Cen­tro de In­for­ma­ción de Ac­ti­vi­da­des Por­ci­nas (CIAP) ge­ne­ró un con­jun­to de he­rra­mien­tas di- gi­ta­les li­bres y gra­tui­tas que ya son usa­das por más de 4.000 pro­duc­to­res. Es­te cen­tro es­tá in­te­gra­do por la Fa­cul­tad de Agro­no­mía de la UBA (Fau­ba), el IN­TA y las uni­ver­si­da­des na­cio­na­les de Río Cuar­to, Rosario, Cór­do­ba, La Pam­pa, Río Ne­gro y Lo­mas de Za­mo­ra, la Fa­cul­tad de Ve­te­ri­na­ria de la UBA y la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca de Cór­do­ba. Tam­bién for­man par­te la Uni­ver­si­dad de la República del Uru­guay y es pro­ba­ble que pron­to se su­men ins­ti­tu­cio­nes de Pe­rú y de Mé­xi­co.

PE­QUE­ÑOS. “El CIAP vin­cu­la di­gi­tal­men­te y le brin­da apo­yo y ac­ti­vi­da­des de ca­pa­ci­ta­ción al seg­men­to de los pe­que­ños y me­dia­nos pro­duc­to­res por­ci­nos de la re­gión. Pa­ra dar una idea

apro­xi­ma­da, con 10-15 ma­dres se tra­ta de pro­duc­to­res pe­que­ños, y con 100-300 ma­dres ya es­ta­mos ha­blan­do de pro­duc­to­res me­dia­nos. El CIAP acom­pa­ña fuer­te­men­te a las gran­jas del pri­mer ran­go de es­ta­ble­ci­mien­tos. En­tre otras ac­ti­vi­da­des, lle­va ade­lan­te ca­pa­ci­ta­cio­nes, responde con­sul­tas y brin­da in­for­ma­ción del sec­tor. Hoy en día es­ta­mos lle­gan­do a más de 4.000 usua­rios. Todos ellos usan de for­ma pe­rió­di­ca nues­tro sis­te­ma in­for­má­ti­co”, afir­mó Ro­dri­go Et­che­mendy Rat­to, do­cen­te de la cá­te­dra de Por­ci­no­tec­nia de la Fau­ba e in­te­gran­te del Co­mi­té Eje­cu­ti­vo del Cen­tro.

Et­che­mendy Rat­to co­men­tó que apro­ve­chan­do el po­ten­cial de las tec­no­lo­gías de la in­for­ma­ción y la co­mu­ni­ca­ción, el CIAP desa­rro­lló ti­pos de he­rra­mien­tas gra­tui­tas. La pri­me­ra es el SAP (se­gui­mien­to de ac­ti­vi­da­des por­ci­nas). El pro­duc­tor pue­de car­gar sus da­tos pro­duc­ti­vos y re­pro­duc­ti­vos, y otros co­mo pre­cios de ven­ta y de in­su­mos. Con es­tos da­tos, la apli­ca­ción lo ayu­da a eva­luar dia­ria­men­te có­mo mar­cha su gran­ja en cuan­to al ca­len­da­rio de fe­chas pro­ba­bles de par­tos, a los des­te­tes, al se­gui­mien­to y con­trol de los ce­los, etc. Tam­bién lo ayu­da en ges­tio­nes co­mer­cia­les, cos­tos y resultados eco­nó­mi­cos men­sua­les.

La se­gun­da he­rra­mien­ta es el CPPS (cos­to de ac­ti­vi­dad por­ci­na si­mu­la­ci), que per­mi­te si­mu­lar y eva­luar el desem­pe­ño eco­nó­mi­co de gran­jas por­ci­nas a par­tir de unos po­cos da­tos. En­tre otros resultados, se pue­de si­mu­lar el be­ne­fi­cio eco­nó­mi­co, el ca­pi­tal

in­ver­ti­do, la ren­ta­bi­li­dad y los cos­tos de pro­duc­ción. Ade­más, los usua­rios dis­po­nen de ser­vi­cios de asis­ten­cia téc­ni­ca y ca­pa­ci­ta­ción ex­pli­có Ro­dri­go, y acla­ró que: “El CPPS y el SAP fun­cio­nan on­li­ne, en la nu­be. Sin em­bar­go, tam­bién se pue­den des­car­gar a la PC pa­ra tra­ba­jar of­fli­ne. En es­te ca­so, los da­tos que el pro­duc­tor va car­gan­do sin co­ne­xi suben au­to­má­ti­ca­men­te a la nu­be no bien se co­nec­ta a In­ter­net".

“La úl­ti­ma de las he­rra­mien­tas es el SIPU. Se tra­ta de un sis­te­ma de in­for­ma­ción pú­bli­ca que brin­da in­for­ma­ción de ca­pa­ci­ta­cio­nes, encuentros, no­ti­cias y pre­cios que pu­bli­can di­fe­ren­tes or­ga­ni­za­cio­nes y or­ga­nis­mos pú­bli­cos”, di­jo Et­che­mendy.

MUL­TI­LA­TE­RAL. “Al ha­ber tan­tos ac­to­res en el CIAP, y al es­tar geo­grá­fi­ca­men­te tan le­jos unos de otros, nos re­sul­ta casi im­po­si­ble ver­nos en per­so­na en las reunio­nes men­sua­les de co­mi­té eje­cu­ti­vo. Por eso nos ma­ne­ja­mos de for­ma vir­tual por vi­deo­con­fe­ren­cias. Sin em­bar­go, a fi­nes de octubre 2016, la ma­yo­ría de las uni­ver­si­da­des e ins­ti­tu­cio­nes del Cen­tro pu­di­mos asis­tir per­so­nal­men­te al VIII En­cuen­tro del CIAP. Hu­bo ca­pa­ci­ta­cio­nes, se con­vo­có a alum­nos, se dis­cu­tie­ron di­ver­sas me­tas pa­ra el pro­yec­to y, en­tre todos, pen­sa­mos las me­jo­ras que re­quie­re la in­ter­faz de la he­rra­mien­ta”, di­jo el do­cen­te.

EN LA NU­BE. No re­sul­ta di­fí­cil ima­gi­nar que en un fu­tu­ro cer­cano las re­des digitales vin­cu­la­rán por igual a dis­po­si­ti­vos, per­so­nas… y a cer­dos. Por eso, Et­che­mendy Rat­to ade­lan­tó las di­fe­ren­tes lí­neas de in­ves­ti­ga­ción del CIAP, ba­sa­das en apro­ve­char las ven­ta­jas de las TIC. “Des­de la Fau­ba, y en el mar­co del con­ve­nio que nos une con la Uni­ver­si­dad de Río Cuar­to, es­ta­mos cons­tru­yen­do una ‘de­mo’ de nues­tra he­rra­mien­ta; es­pe­ra­mos te­ner­la lis­ta du­ran­te el pri­mer se­mes­tre. Con­sis­te en un aná­li­sis de ca­so de un pro­duc­tor real, una gran­ja de Cór­do­ba que nos ce­de gen­til­men­te los da­tos de sus ac­ti­vi­da­des dia­rias. La idea es usar la de­mo con dos ob­je­ti­vos: ca­pa­ci­tar a pro­duc­to­res y dar clases en los cur­sos de gra­do de Por­ci­no­tec­nia. Por su­pues­to, as­pi­ra­mos a que tam­bién las otras ins­ti­tu­cio­nes del CIAP adop­ten la de­mo”.

“Es­ta­mos con­ven­ci­dos de que el pro­duc­tor de­be for­mar­se y to­mar con­cien­cia de que te­ner bue­na in­for­ma­ción es cla­ve pa­ra to­mar de­ci­sio­nes. Por eso, el CIAP publica se­ma­nal­men­te en su si­tio un bo­le­tín que le lle­ga a mi­les de pro­duc­to­res por co­rreo elec­tró­ni­co o por What­sApp. En 2016 subimos a nues­tra nu­be cer­ca de 90.000 ar­tícu­los. Es­to ha­bla de la vo­lun­tad de to­das las uni­ver­si­da­des y del IN­TA pa­ra asis­tir a los pe­que­ños y me­dia­nos pro­duc­to­res, y del vo­lu­men de in­for­ma­ción que se ge­ne­ra día a día”, des­ta­có Ro­dri­go.

En es­te sen­ti­do, Et­che­mendy agre­gó: “Es­ta­mos desa­rro­llan­do un pro­yec­to de vin­cu­la­ción, en­tre las cá­te­dras de pro­duc­ción de cer­dos de las dis­tin­tas uni­ver­si­da­des. El ob­je­ti­vo prin­ci­pal es com­par­tir en un re­po­si­to­rio di­gi­tal los pa­pers y los ar­tícu­los de di­vul­ga­ción que van sa­lien­do. Es­to nos pa­re­ce fun­da­men­tal a la ho­ra de ca­pa­ci­tar a los pro­duc­to­res”.

“Uno de los ob­je­ti­vos pa­ra­le­los del CIAP es re­co­no­cer los pro­ble­mas pro­duc­ti­vos de las gran­jas por­ci­nas, si se tra­ta de cues­tio­nes sa­ni­ta­rias o nu­tri­cio­na­les, o de in­efi­cien­cias en la pro­duc­ción. Aho­ra co­no­ce­mos mu­cho más la reali­dad de los pro­duc­to­res y po­de­mos brin­dar­les he­rra­mien­tas y acom­pa­ñar­los a su­pe­rar los es­co­llos", se­ña­ló el do­cen­te de la Fa­cul­tad de Agro­no­mía de la UBA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.