En Pro­ce­so de Re­con­ver­sión

Un em­pren­di­mien­to que so­bre­vi­vió en la pro­vin­cia de Bue­nos Aires con in­ver­sio­nes y nue­vas ideas de ne­go­cios. El be­rrie con­vi­ve con zar­za­mo­ra y ver­du­ras.

Super Campo - - Arándanos Fruticultu­ra - Por Ga­briel Quái­zel Fotos: Gen­ti­le­za del au­tor.

PLAN­TÓ ARÁN­DA­NOS pa­ra di­ver­si­fi­car la pro­duc­ción agro­pe­cua­ria y aho­ra tie­ne que di­ver­si­fi­car­se pa­ra se­guir ha­cien­do arán­da­nos. Es la his­to­ria del em­pren­di­mien­to que ini­ció Ma­ri­sa Im­pos­ti de Pa­la­cio en 2005 en Sui­pa­cha, ciu­dad que for­mó par­te del cir­cui­to pro­duc­ti­vo que flo­re­ció a prin­ci­pios del 2000 en el no­res­te bonaerense y que hoy sos­tie­nen unos po­cos pro­duc­to­res.

Pun­tual­men­te la so­bre­vi­da de es­te em­pren­di­mien­to so­bre Ru­ta Na­cio­nal 5 es­tá apo­ya­da en un drás­ti­co cam- bio de en­fo­que (de la ex­por­ta­ción al mer­ca­do in­terno), la in­ver­sión en equi­pos de frío, el desa­rro­llo de una mar­ca de pro­duc­tos pre­mium y en… la con­ti­nui­dad de las in­ver­sio­nes. En lo pro­duc­ti­vo tam­bién hu­bo cam­bios qui­tán­do­le al­go de te­rreno

al arán­dano pa­ra po­ner otras fru­tas y has­ta ver­du­ras en­tre los ca­me­llo­nes.

Con to­do es­to, Ma­ri­sa tie­ne la es­pe­ran­za de que la co­se­cha 2017 sea la pri­me­ra que le per­mi­ta lo­grar “el equi­li­brio” y que, de ahí en más, el ne­go­cio sea sus­ten­ta­ble. HIS­TO­RIA. “El arán­dano nos in­tere­só por­que tie­ne mu­chas pro­pie­da­des mé­di­cas. Tie­ne un com­po­nen­te na­tu­ral que se lla­ma an­to­cia­ni­na que mo­di­fi­ca el pH de la ori­na y ma­ta las bac­te­rias del trac­to uri­na­rio, que lo ha­ce pre­ven­ti­vo de in­fec­cio­nes”, di­jo Ma­ri­sa.

En 2005 plan­ta­ron las 8 hec­tá­reas que ocu­pa hoy (de las 200 de­di­ca­das a gra­nos, pas­tu­ras y va­cas). Se ins­ta­ló el sis­te­ma de rie­go, se ar­ma­ron los ca­me­llo­nes con cor­te­za de pino, pino-

cha y tur­ba. Eran los días del boom del arán­dano, cuan­do un pro­duc­tor po­día re­ci­bir has­ta 8 dó­la­res el ki­lo pa­ra ex­por­tar­los a Es­ta­dos Uni­dos en con­tra-es­ta­ción. “Y des­pués se cor­tó por­que el pre­cio in­ter­na­cio­nal ba­jó en 2011”.

“La co­se­cha en Bue­nos Aires coin­ci­de con la de Chi­le, eso per­ju­di­có los pre­cios. Los aran­da­ne­ros gran­des se fue­ron a Tu­cu­mán, Sal­ta y Ju­juy don­de, por cli­ma, pue­den ha­cer ‘pri­mi­cia’ en­tre agos­to

y sep­tiem­bre”. có­mo se­guir. “Hi­ci­mos una ra­cio­na­li­za­ción de los cos­tos y bus­ca­mos las for­ta­le­zas, por ejem­plo que te­ne­mos un en­car­ga­do y unos co­se­che­ros ex­ce­len­tes”, pon­de­ró Im­pos­ti.

Tam­bién se en­ca­ra­ron cam­bios pro­duc­ti­vos, co­mo qui­tar la fru­ta de la par­te más ba­ja del lo­te, don­de el arán­dano da­ba me­nos por­que es sen­si­ble al ex­ce­so de hu­me­dad; allí se plan­tó zar­za­mo­ra y fram­bue­sa. Pe­ro lo más im­por­tan­te fue re­di­rec­cio­nar el ne­go­cio: de ven­der en fres­co a los ex­por­ta­do­res pa­sa­ron a tra­ba­jar pa­ra el mer­ca­do in­terno, ma­yor­men­te con las fá­bri­cas de dul­ces.ul­ces.u

“Nos con­ver­ti­mosr­ti­mosr en una plan­ta de em­pa­que­pa­quep con má­qui­na se­lec­to­ra,cto­ra, cá­ma­ra de fríoíoí y una cá­ma­ra de con­ge­la­do. Pa-PPa­sa­mos a ven­der­derd fru­ta IQF (con­ge-nge-n la­da) du­ran­te to­dot­to­do el año”.

La otra pa­ta­ta de la adap­ta­ción fuee la de em­pe­zar a ela­bo­rar ju­gos, dul­ces, chut­ney y con­fi­tu­ras con la mar­ca pro­pia Il Mir­ti­lo ("arán­dano" en ita­liano y por­tu­gués). “Desa­rro­lla­mos un pro­duc­to pre­mium en en­va­ses de vi­drio, sin con­ser­van­tes y que no hay en el mer­ca­do, co­mo arán­da­nos al mal­bec; cho­co­la­te, whisky y arán­da­nos; o una pul­pa que es so­lo fru­ta pu­ra ex­pri­mi­da, sin na­da”.

El pre­dio for­ma par­te del cir­cui­to tu­rís­ti­co La Ru­ta del Que­so, por lo que re­ci­be vi­si­tan­tes que pue­den ver có­mo se pro­du­ce el arán­dano, ade­más de com­prar al­gún pro­duc­to. Otra aris­ta de la re­con­ver­sión. PRO­DUC­CIÓN. Tie­nen una co­se­cha anual de 40 mil ki­los, “un vo­lu­men in­ter­me­dio”, des­cri­bió su due­ña. Pa­ra ju­lio, cuan­do Su­per CAM­PO vi­si­tó la plan­ta­ción, res­ta­ban co­mer­cia­li­zar 2.000 ki­los co­se­cha 2016 que es­pe­ra­ban ne­go­ciar a los va­lo­res in­ter­na­cio­na­les. El pre­cio "co­mo­di­ti­za­do" se ma­ne­ja en la fran­ja de 1,80 a 2,20 dó­la­res el ki­lo.

Es­te año em­pe­za­ron a cam­biar las pri­me­ras plan­tas. “Hay que re­no­var la ge­né­ti­ca”. Las plan­ta­cio­nes de arán­da­nos tie­nen­tien al­re­de­dor de 4.000 uni­dad uni­da­des por hec­tá­rea.rea. Si son de “ge­né­ti­ca an­ti­gu an­ti­gua” -co­mo la may ma­yo­ría en Bue­nos Aires- la co­sec se­cha pro­me­dia 2a 2,5 ki­los de frut fru­ta por plan­ta; las nnue­vas va­rie­da­des dan en­tre 8 y 10 ki­los. “Ese re­cam­bio de plan­tas se dio en las zo­nas que cap­tu­ran los me­jo­res pre­cios, co­mo en el Nor­te que pue­de ex­por­tar”, di­jo Im­pos­ti. ZAR­ZA­MO­RA. La em­pren­de­do­ra ve aho­ra bue­nas pers­pec­ti­vas pa­ra la zar­za­mo­ra. “La de­man­da es­tá em­pe­zan­do a cre­cer”. Es una plan­ta que tie­ne “la con­tra” de ser di­fí­cil de co­se­char por muy espinosa pe­ro “es muy no­ble, da co­se­chas ex­ce­len­tes y se pue­de con­ge­lar”. La pro­duc­to­ra in­di­có tam­bién que par es­te cul­ti­vo “la in­ver­sión es más chi­ca, aun­que ne­ce­si­ta rie­go”.

ki­los es la pro­duc­ción anual de la arán­da­nos. Es­te año co­men­za­ron a re­cam­biar plan­tas.

Pro­duc­to­ra

El em­pren­di­mien­to for­ma par­te del cir­cui­to tu­rís­ti­co "La Ru­ta del Que­so" de Sui­pa­cha. En in­vierno, el vi­si­tan­te pue­de par­ti­ci­par de las ac­ti­vi­da­des de po­da.

La pro­duc­ción a gra­nel se ven­de en el mer­ca­do in­terno a fá­bri­cas que ela­bo­ran el arán­dano. Tam­bién desa­rro­lla­ron una mar­ca pro­pia, pa­ra la cual des­ta­can que la pro­duc­ción se rea­li­za sin con­ser­van­tes.

RE­CON­VER­SIÓN. Lle­gó el mo­men­to de eva­luar

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.