ES­TI­MA­CIO­NES.

El Ins­ti­tu­to de Cli­ma y Agua del INTA ar­mó una he­rra­mien­ta pa­ra me­dir el im­pac­to de la se­quía en los cul­ti­vos. Ser­vi­rá pa­ra la de­cla­ra­ción de emer­gen­cia.

Super Campo - - Sumario - Por Ma­ría Ro­ve­re Fo­tos: Ar­chi­vo Su­per CAM­PO

El Ins­ti­tu­to de Cli­ma y Agua del INTA desa­rro­lló un sis­te­ma pa­ra la me­di­ción del im­pac­to de la se­quía en los cul­ti­vos agrí­co­las. Por Ma­ría Ro­ve­re.

BA­SA­DOS en imá­ge­nes sa­te­li­ta­les, es­pe­cia­lis­tas del Ins­ti­tu­to de Cli­ma y Agua del INTA pue­den es­ti­mar la eva­po­trans­pi­ra­ción real de los cul­ti­vos y, al com­pa­rar­lo con da­tos his­tó­ri­cos, con­fir­mar o des­es­ti­mar el es­trés hí­dri­co. Es una nue­va e in­tere­san­te he­rra­mien­ta. OB­JE­TI­VI­DAD. Con­si­de­ra­da por la Bol­sa de Co­mer­cio de Ro­sa- rio co­mo “la peor de los úl­ti­mos 50 años”, la se­quía pu­so en ja­que las prin­ci­pa­les ac­ti­vi­da­des agro­pe­cua­rias del país.

En es­te con­tex­to y a fin de po­der es­ti­mar, con ob­je­ti­vi­dad y e qui­dad, las re­gio­nes afec­ta­das por el es­trés hí­dri­co y, así, de­cla­rar la emer­gen­cia agro­pe­cua­ria, los mi­nis­te­rios de Agroin­dus­tria de la Na­ción y de la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res so­li­ci­ta­ron la co­la­bo­ra­ción de los es­pe­cia­lis­tas del INTA.

“Nos con­vo­ca­ron pa­ra que de­fi­na­mos un in­di­ca­dor ob­je­ti­vo, que pue­da ser im­ple­men­ta­do co­mo ba­se pa­ra ana­li­zar, de ma­ne­ra ob­je­ti­va, el im­pac­to de la se­quía en los cul­ti­vos”, es­pe­ci­fi­có Car­los Di Be­lla –di­rec­tor del Ins­ti­tu­to de Cli­ma y Agua del INTA Cas­te­lar–.

En es­te sen­ti­do, Juan Bal­bín –pre­si­den­te del INTA– des­ta­có la im­por­tan­cia de ha­ber desa­rro­lla­do un índice ba­sa­do en una me­to­do­lo­gía ob­je­ti­va y co­mún a to­das las re­gio­nes del país pa­ra fa­ci­li­tar la to­ma de de­ci­sio­nes y re­du­cir el im­pac­to de los fe­nó­me­nos cli­má­ti­cos.

“Es una gran sa­tis­fac­ción po­ner es­ta he­rra­mien­ta a dis­po­si­ción del sec­tor agro­pe­cua­rio pa­ra ge­ne­rar una po­lí­ti­ca pú­bli­ca”, ase­gu­ró Bal­bín y agre­gó: “Des­de el INTA, desa­rro­lla­mos un índice que es ex­tre­ma­da­men­te pre­ci­so y que se to­mó en cuen­ta pa­ra la de­cla­ra­ción de la emer­gen­cia agro­pe­cua­ria”.

“Gra­cias al es­fuer­zo de un gran equi­po de tra­ba­jo, hoy es po­si­ble de­ter­mi­nar con ma­yor pre­ci­sión y con da­tos ob­je­ti­vos cuál es la reali­dad de ca­da lo­ca­li­dad”, afir­mó Bal­bín, el pre­si­den­te del INTA.

De acuer­do con Di Be­lla, el in­di­ca­dor de se­quía se ba­sa, prin­ci­pal­men­te, en in­for­ma­ción sa­te­li­tal que per­mi­te es­ti­mar la eva­po­trans­pi­ra­ción real de los cul­ti­vos.

“Si a es­te da­to – agre­gó Di Be­lla– lo acu­mu­la­mos a lo lar­go de la cam­pa­ña, se pue­de cuan­ti­fi­car el es­ta­do hí­dri­co que, com­pa­ra­do con los va­lo­res his­tó­ri­cos, per­mi­te con­fir­mar o des­es­ti­mar la exis­ten­cia de es­trés hí­dri­co en los cul­ti­vos”.

Asi­mis­mo, el Di­rec­tor del Ins­ti­tu­to de Cli­ma y Agua del INTA Cas­te­lar con­si­de­ró un im­por­tan­te or­gu­llo co­la­bo­rar en es­te con­tex­to y ha­ber desa­rro­lla­do una he­rra­mien­ta ba­sa­da en una me­to­do­lo­gía ob­je­ti­va y co­mún a to­das las re­gio­nes del país, que in­ten­ta fa­ci­li­tar la to­ma de de­ci­sio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.