MAL­BEC SI­NÓ­NI­MO DE LA AR­GEN­TI­NA.

Super Campo - - Sumario - Por Al­ber­to Ari­zu* * Pre­si­den­te de Wi­nes of Ar­gen­ti­na

Por Al­ber­to Ari­zu.

El 17 de abril ce­le­bra­mos el Día Mun­dial del Mal­bec, ini­cia­ti­va que im­pul­sa­mos des­de Wi­nes of Ar­gen­ti­na pa­ra po­si­cio­nar nues­tra ce­pa in­sig­nia en el mun­do. Un fes­te­jo en el que, por 8vo año, más de 60 paí­ses se su­ma­ron al ho­me­na­je le­van­tan­do su co­pa pa­ra brin­dar por el va­rie­tal ar­gen­tino por ex­ce­len­cia. Re­pre­sen­ta un día cla­ve en nues­tra his­to­ria, cuan­do en 1853 se apro­bó el pro­yec­to de Ley pa­ra fun­dar una Quin­ta Nor­mal y una Es­cue­la de Agri­cul­tu­ra. Un hi­to que per­mi­tió que la vi­ti­vi­ni­cul­tu­ra de nues­tro país crez­ca de ma­ne­ra exponencia­l y con ella el Mal­bec.

El Mal­bec es de ori­gen fran­cés y se con­so­li­dó en la Edad Me­dia, pe­ro ter­mi­nó de for­ta­le­cer­se en la mo­der­ni­dad. La con­quis­ta del mer­ca­do in­glés fue un pa­so de­ci­si­vo en la va­lo­ra­ción de es­ta ce­pa en In­gla­te­rra y en el mun­do. Ha­cia fi­nes del si­glo XIX, la pla­ga de fi­lo­xe­ra des­tru­yó la vi­ti­cul­tu­ra fran­ce­sa, por lo que ca­yó en el ol­vi­do de­jan­do, sin em­bar­go, una cul­tu­ra de apre­cia­ción del Mal­bec ya cons­trui­da.

Des­de 2011, el Mal­bec cons­ti­tu­ye la va­rie­dad más plan­ta­da en Ar­gen­ti­na con un 18% del to­tal de vi­ñe­dos. Ac­tual­men­te, Mendoza tie­ne el 86% (34.564 has) de las plan­ta­cio­nes, se­gui­da de San Juan con un 6% (2.281 has).

Se­gún da­tos del Observator­io Vi­ti­vi­ní­co­la Ar­gen­tino, las ce­pas re­pre­sen­ta­ti­vas de ca­da país, con ex­cep­ción de Aus­tra­lia, no han cum­pli­do un rol tan de­ter­mi­nan­te en cuan­to a abrir mer­ca­dos y ge­ne­rar ma­yor ex­por­ta­ción. En los úl­ti­mos 15 años los va­lo­res de ex­por­ta­ción au­men­ta­ron un 3.600%. La ci­fra tam­bién va­rió en un 1.900% en tér­mi­nos de vo­lu­men. En­tre los prin­ci­pa­les des­ti­nos de ex­por­ta­ción del Mal­bec ar­gen­tino, en va­lo­res de fac­tu­ra­ción to­tal, se en­cuen­tran: Es­ta­dos Uni­dos (32,47%), Reino Uni­do (12,64%), Ca­na­dá (8,49%), Bra­sil (7,08%) y Ho­lan­da (3,71%).

Es­tos nú­me­ros tan po­si­ti­vos pa­ra nues­tra vi­ti­vi­ni­cul­tu­ra y eco­no­mía, se com­ple­men­tan con los re­sul­ta­dos de in­ves­ti­ga­cio­nes ba­sa­das en el com­por­ta­mien­to de la bús­que­da en in­ter­net y la per­cep­ción de los usua­rios so­bre dis­tin­tos paí­ses. Con ellas se con­clu­yó que el Mal­bec es si­nó­ni­mo de Ar­gen­ti­na, con­vir­tién­do­lo en un ca­so úni­co en el que un país al­can­za la aso­cia­ción di­rec­ta con un va­rie­tal. En la úl­ti­ma dé­ca­da, la mi­ra­da es­tu­vo pues­ta en el te­rroir pa­ra com­pren­der su in­fluen­cia so­bre los vi­nos. En es­te desafío am­bi­cio­so el Mal­bec fue la cla­ve, ya que se uti­li­zó pa­ra en­ten­der ca­da te­rroir e in­ter­pre­tar cua­les son las di­fe­ren­cias y la in­ci­den­cia en ca­da ce­pa. De la mano de una ge­ne­ra­ción in­quie­ta de in­ge­nie­ros agró­no­mos y enó­lo­gos, el Mal­bec se rein­ven­ta has­ta lle­gar más allá de los lí­mi­tes de lo ima­gi­na­ble. Ba­jo el le­ma “Mal­bec Ar­gen­tino: You know me and you don’t”, es­ta edi­ción del Mal­bec World Day po­ne el acen­to en la ri­que­za y di­ver­si­dad de una va­rie­dad cu­yo po­ten­cial to­da­vía es­tá por des­cu­brir­se.

Es­ta fe­cha se re­cuer­da co­mo el sím­bo­lo de la trans­for­ma­ción de la vi­ti­vi­ni­cul­tu­ra na­cio­nal y el pun­to de par­ti­da pa­ra el desa­rro­llo del Mal­bec, que de la mano de los in­mi­gran­tes ita­lia­nos y fran­ce­ses se adap­tó rá­pi­da­men­te a los di­ver­sos te­rru­ños de nues­tra geo­gra­fía.

El Mal­bec hoy se po­si­cio­na fren­te al mun­do co­mo si­nó­ni­mo y em­ble­ma de la cul­tu­ra ar­gen­ti­na que, jun­to con el tan­go y el fút­bol, con­for­man nues­tra iden­ti­dad.

“El Mal­bec es la va­rie­dad más plan­ta­da en la Ar­gen­ti­na. En 2006 pa­só de 23 mil a 40 mil hec­tá­reas re­afir­man­do el lu­gar que ocu­pa en nues­tro país.”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.