RÍO NE­GRO.

En la pro­vin­cia pa­ta­gó­ni­ca se pro­du­cen ave­lla­nas con sis­te­ma ba­jo rie­go que lo­gran va­lor agre­ga­do a tra­vés de la me­ca­ni­za­ción de la pos­co­se­cha.

Super Campo - - Junio Sumario - Por Eduardo Bus­tos.

Pro­duc­to­res del Va­lle In­fe­rior de la pro­vin­cia pa­ta­gó­ni­ca pro­du­cen fru­tos se­cos ba­jo rie­go e in­cor­po­ra­ron equipamien­tos pa­ra agre­gar va­lor y co­mer­cia­li­zar en me­jo­res con­di­cio­nes.

LA PRO­DUC­CIÓN argentina de ave­lla­nas se cua­dru­pli­có en los úl­ti­mos años, por ser muy ren­ta­ble, con un vo­lu­men que al­can­za a los 240.000 ki­los anua­les. El Va­lle In­fe­rior de Río Ne­gro, con ca­si 400 hec­tá­reas asig­na­das a es­te fru­to se­co, es la prin­ci­pal re­gión que con­cen­tra el 95 por cien­to de la pro­duc­ción to­tal del país.

Juan Rol­ka es pro­pie­ta­rio de una fin­ca de 65 hec­tá­reas en cer­ca­nías de la ciu­dad de Vied­ma, ba­jo un sis­te­ma de rie­go ad­mi­nis­tra­do por IDEVI (Ins­ti­tu­to pa­ra el Desa­rro­llo del Va­lle In­fe­rior). Asig­nó a es­ta pro­duc­ción 24 hec­tá­reas y otras 24 a la plan­ta­ción de no­ga­les. Se tra­ta de una em­pre­sa fa­mi­liar que ma­ne­ja jun­to a sus dos hi­jos.

Rol­ka es con­si­de­ra­do por los lu­ga­re­ños co­mo pio­ne­ro en es­te ti­po de pro­duc­ción. Cuan­do de­ci­dió de­di­car­se a las ave­lla­nas via­jó a Ita­lia en 1983 pa­ra ca­pa­ci­tar­se en es­ta es­pe­cia­li­dad y co­men­zó a pro­du­cir la va­rie­dad Ton­da de Gif­fo­ni, de ori­gen ita­liano y la más de­man­da­da por los mer­ca­dos, que po­see excelente ap­ti­tud pa­ra la in­dus­tria­li­za­ción.

“La pro­duc­ción anual por­que va­ría to­dos los años se­gún las con­di­cio­nes cli­má­ti­cas y se ubi­ca en­tre los 2.000 y 2.500 ki­los/ hec­tá­rea”, co­men­ta a la re­vis­ta Su­per CAM­PO el pro­duc­tor del va­lle, mien­tras re­co­rre las fron­do­sas plan­ta­cio­nes con fru­tos que ya se en­con­tra­ban en con­di­cio­nes de ser co­se­cha­dos. La den­si­dad de la plan­ta­ción es de 5 mil plan­tas por hec­tá­rea, don­de ca­da plan­ta pro­du­ce en­tre 4 y 5 ki­los de ave­lla­nas.

En la Argentina las me­jo­res tie­rras ap­tas pa­ra es­tos cul­ti­va­res, ade­más del Va­lle In­fe­rior de Río Ne­gro, son los va­lles del Río Co­lo­ra­do y del Chu­but. Tam­bién se prac­ti­ca en Men­do­za, San Luis y Bue­nos Ai­res. RIE­GO. “El sis­te­ma de rie­go que uti­li­za­mos es gra­vi­ta­cio­nal por sur­cos en los pri­me­ros años de vi­da de la plan­ta. Una vez que al­can­za el es­ta­do adul­to, el rie­go se ha­ce por me­dio de un man­to de agua”, de­ta­lla el pro­duc­tor.

El pro­me­dio de agua que ne­ce­si­ta la plan­ta se cal­cu­la en­tre los 3.000 a 3.500 me­tros cú­bi­cos por hec­tá­rea, pe­ro “el mo­men­to crí­ti­co es en­tre di­ciem­bre y fe­bre­ro, cuan­do co­mien­za el desa­rro­llo del fru­to. Es­te cul­ti­var no pre­sen­ta pro­ble­mas sa­ni­ta­rios”, aña­de. CO­SE­CHA. El pe­río­do de co­se­cha se ini­cia a fi­nes de fe­bre­ro y mar­zo, cuan­do los fru­tos se abren y se des­pren­den de la plan­ta. Son re­co­lec­ta­dos des­de el sue­lo en for­ma ma­nual o por me­dio de co­se­cha­do­ras.

“No­so­tros uti­li­za­mos una co­se­cha­do­ra, un equi­po si­mi­lar a una gran as­pi­ra­do­ra que se­lec­cio­na y re­co­ge los fru­tos del sue­lo. Una vez co­se­cha­das las ave­lla­nas, se so­me­ten a un pro­ce­so de se­ca­do, que se rea­li­za en un pla­yón de hor­mi­gón, don­de per­ma­ne­cen ex­pues­tas al sol has­ta el mo­men­to en que se rea­li­za el pe­la­do de los fru­tos en for­ma ma­nual". CO­MER­CIA­LI­ZA­CIÓN. El des­em­bar­co de ave­lla­nas en la re­gión tu­vo su pun­ta pie ini­cial ha­ce po­co más de dos dé­ca­das con la ins­ta­la­ción de una em­pre­sa ita­lia­na que ya se re­ti­ró ha­ce va­rios años. “Hoy co­mer­cia­li­za­mos nues­tra pro­duc­ción ex­clu­si­va­men­te en el mercado in­terno. El 50 por cien­to se ven­de en las fá­bri­cas de cho­co­la­te de Ba­ri­lo­che. El res­to se co­lo­ca en Bue­nos Ai­res a tra­vés de dis­tri­bui­do­res”, co­men­ta Rol­ka.

La in­dus­tria del cho­co­la­te pa­ga en la ac­tua­li­dad en­tre 3,50 y 4,00 dó­la­res el ki­lo, con lo que se cons­ti­tu­ye en un ne­go­cio muy atrac­ti­vo. Pa­ra abas­te­cer el mercado in­terno Argentina ne­ce­si­ta im­por­tar des­de Chi­le, España y Tur­quía 290.000 ki­los anua­les de ave­lla­nas, que in­gre­san pe­la­das. DESCASCARA­DO. Pa­ra me­jo­rar el va­lor agre­ga­do de los fru­tos se­cos se ins­ta­ló, en un pre­dio de IDEVI, una plan­ta de descascara­do de nue­ces. “Es­te proyecto se im­ple­men­tó a tra­vés de un gran con­tac­to con los pro­duc­to­res que nos plan­tea­ron la ne­ce­si­dad de ge­ne­rar una me­ca­ni­za­ción post co­se­cha pa­ra aba­ra­tar cos­tos y ob­te­ner una ma­yor va­lor agre­ga­do”, ex­pli­ca Mar­cos Cas­tro, presidente del Con­se­jo Ase­sor del IDEVI.

La ini­cia­ti­va de los pro­duc­to­res pro­pi­cio el de­sa­rro­llos de un proyecto que fue ca­na­li­za­do a tra­vés de la UCAR (Uni­dad de Cam­bio Ru­ral, de­pen­dien­te del mi­nis­te­rio de Agroin­dus­tria de la Na­ción), que fi­nan­cio el proyecto con 3 mi­llo­nes de pe­sos. Los pro­duc­to­res que ad­mi­nis­tra­rán la plan­ta abo­na­rán una ta­sa de ser­vi­cio por el uso de la plan­ta. SE­CA­DO. Otro as­pec­to im­por­tan­te en el desa­rro­llo del va­lor agre­ga­do es el se­ca­do de los fru­tos se­cos. La Coope­ra­ti­va No­ga­le­ra de Va­lle Me­dio es la pro­pie­ta­ria de una plan­ta de aco­pio y se­ca­do de nue­ces que se ins­ta­ló en el Par­que In­dus­trial del mu­ni­ci­pio de La­mar­que. Has­ta el año pa­sa­do, el pro­ce­so se ha­cía en for­ma na­tu­ral, pe­ro a par­tir de la in­cor­po­ra­ción del gas, el pro­ce­so se re­du­ci­rá a 24 ho­ras.

La coope­ra­ti­va es­tá for­ma­da por 50 aso­cia­dos que ofre­cen una pro­duc­ción de me­dio mi­llón de ki­los de nue­ces. A esa pro­duc­ción se le su­ma tam­bién unos 5.000 ki­los de pro­duc­ción de al­men­dras. La en­ti­dad tie­ne en car­pe­ta una pro­pues­ta de un ex­por­ta­dor que po­si­bi­li­ta­ría am­pliar su ac­ti­vi­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.