VEN­DI­MIA­DO­RAS.

Avan­za a pa­so fir­me la me­ca­ni­za­ción de la vi­ti­vi­ni­cul­tu­ra. Lí­der en el seg­men­to, New Ho­lland lan­zó en la Si­te­vi­ni­tech una nue­va co­se­cha­do­ra.

Super Campo - - Junio Sumario - Lo­re­na Ro­drí­guez. Por Ma­ría

En un con­tex­to de cre­ci­mien­to en la re­co­lec­ción me­ca­ni­za­da de uvas pa­ra vi­ni­fi­ca­ción, la em­pre­sa New Ho­lland lan­zó una nue­va ven­di­mia­do­ra du­ran­te la fe­ria Si­te­vi­ni­tech rea­li­za­da en Men­do­za.

PUE­DE SOR­PREN­DER que una mul­ti­na­cio­nal par­ti­ci­pe de un seg­men­to del que se ven­den en­tre 15 y 20 co­se­cha­do­ras al año. Pe­ro pa­ra New Ho­lland for­ma par­te de su es­tra­te­gia de pro­veer to­das las so­lu­cio­nes que pue­da ne­ce­si­tar un pro­duc­tor. “A ni­vel mun­dial nues­tra mar­ca la au­to­de­fi­ni­mos co­mo Full Li­ner, es de­cir que te­ne­mos to­da la lí­nea de pro­duc­tos que ne­ce­si­ta la agri­cul­tu­ra”, con­fió Ig­na­cio Ba­rren­se, Di­rec­tor Co­mer­cial de New Ho­lland du­ran­te la Si­te­vi­ni­tech rea­li­za­da en­tre el 16 y el 18 , en Men­do­za.

“Si bien los vo­lú­me­nes de es­te ti­po de equipamien­tos de eco­no­mías re­gio­na­les no son los más re­pre­sen­ta­ti­vos a ni­vel mun­dial, den­tro de la pre­sen­cia mun­dial de es­ta mar­ca que es­tá en 180 paí­ses, es im­por­tan­te aten­der ca­da uno de es­tos es­pe­ci­fi­cos seg­men­tos, por­que da una cla­ra idea de que la mar­ca mi­ra a lar­go pla­zo pa­ra ser re­co­no­ci­da por su apues­ta muy fuer­te a la in­no­va­ción y a te­ner to­das las so­lu­cio­nes pa­ra la me­ca­ni­za­ción del agro”, ar­gu­men­tó. OR­GU­LLO FRAN­CÉS. Las ven­di­mia­do­ras de la mar­ca se fa­bri­can en Fran­cia don­de tam­bién al­can­zan una gran per­for­man­ce. Si bien en los años ‘80 las má­qui­nas des­em­bar­ca­ron con con­tra­tis­tas fran­ce­ses que lle­ga­ban en con­tra­es­ta­ción a brin­dar ser­vi­cios de co­se­cha a las po­cas hec­tá­reas de vi­ñe­dos sem­bra­dos en es­pal­de­ra (el sis­te­ma de pa­rral no ad­mi­te la co­se­cha me­ca­ni­za­da), fi­nal­men­te la im­por­ta­ción tem­po­ra­ria de ma­qui­na­ria se prohi­bió por el con­ta­gio de en­fer­me­da­des en las vi­des. “A par­tir de 2002/03, la dis­po­si­ción de mas vi­ñe­dos lo­ca­les en es­pal­de­ra per­mi­tie­ron un cre­ci­mien­to ace­le­ra­do de es­te ti­po de tec­no­lo­gías, con lo cual New Ho­lland co­mien­za a ven­der equi­pos”, con­tó Ba­rre­ne­se, quien agre­gó que “a me­di­da que los pro­duc­to­res cons­ta­tan la ca­li­dad de co­se­cha y el aho­rro de cos­tos se va ex­pan­dien­do su adop­ción”. In­clu­so en Men­do­za ya pue­den ver­se con­tra­tis­tas

ex­clu­si­vos de ven­di­mia­do­ras, co­mo los her­ma­nos Gus­ta­vo y Gas­tón Me­ne­gus (MH Agro­ser­vi­cios) que arran­ca­ron ha­ce una dé­ca­da en el sec­tor y hoy tie­ne 10 ven­di­mia­do­ras pro­pias, que le per­mi­tie­ron en 2018 co­se­char unas 5000 hec­tá­reas en­tre Men­do­za, San Juan y La Rio­ja.

VI­ÑE­DOS EN PA­RRAL.

De acuer­do a la vi-

sión de Ba­rre­ne­se, una li­mi­tan­te pa­ra el avan­ce de la me­ca­ni­za­ción es li­sa y lla­na­men­te la dis­po­si­ción de las vi­ñas. “En Argentina ca­si la mitad es­tán im­plan­ta­das en sis­te­ma de pa­rra­les don­de no pue­de en­trar la má­qui­na. Sin em­bar­go, to­dos los nue­vos em­pren­di­mien­tos que se vuel­can a la uva se ha­cen pen­san­do en el sis­te­ma de es­pal­de­ras pa­ra que en un mo­men­to u otro en­tre la ven­di­mia­do­ra”.

Cla­ro que ca­da uno de­be ha­cer sus nú­me­ros fi­nos y ver si va­le la pe­na en­trar las má­qui­nas. En­tre las ven­ta­jas de su uso des­ta­can que “la co­se­cha arran­ca cuan­do el enó­lo­go lo de­fi­ne. No es ne­ce­sa­rio es­pe­rar, in­clu­so en el ca­so de la que pre­sen­ta­mos aho­ra, el mo­de­lo 9090L es­tá pro­vis­ta de pi­lo­to au­to­má­ti­co que le per­mi­te tra­ba­jar tam­bién de no­che”, des­ta­có Ga­briel Tron­cho­ni, ge­ren­te de Mar­ke­ting de New Ho­lland. Tam­bién ex­pli­có que el nue­vo equi­po es­tá pen­sa­do pa­ra con­tra­tis­tas que van a tra­ba­jar unas 500 hec­tá­reas por tem­po­ra­da. “Le he­mos su­ma­do un fuer­te apor­te en ma­te­ria de te­le­me­tría que le per­mi­te al con­tra­tis­ta es­tar en con­tac­to ‘ on li­ne’ con la má­qui­na y sa­ber có­mo es­tá tra­ba­jan­do des­de su ce­lu­lar”.

A tono con el mo­men­to que atra­vie­san las eco­no­mías re­gio­na­les, en Si­te­vi­ni­tech la mar­ca ofre­cía el equi­po a una ta­sa de 0% en dó­la­res a tres años.

Ig­na­cio Ba­rre­ne­se Dir. Co­mer­cial N.H.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.