BUE­NAS PRÁC­TI­CAS.

Crece la aten­ción de los con­su­mi­do­res so­bre el bie­nes­tar de los ani­ma­les. Un pa­no­ra­ma ac­tual en el país so­bre se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria y Bue­nas Prác­ti­cas.

Super Campo - - Sumario - Por Án­ge­les Ruiz y Del­fi­na Mea­be.

Pa­no­ra­ma ac­tual en Ar­gen­ti­na so­bre se­gu­ri­dad am­bien­tal y bie­nes­tar ani­mal, dos as­pec­tos que ca­da vez son más te­ni­dos en cuen­ta por los mer­ca­dos de­bi­do a la pre­sión de los con­su­mi­do­res de car­ne va­cu­na.

DES­DE EL PRO­DUC­TOR ha­cia las gón­do­las, di­ver­sas en­ti­da­des, aso­cia­cio­nes y es­que­mas de cer­ti­fi­ca­cio­nes se han in­tere­sa­do en el in­cre­men­to sig­ni­fi­ca­ti­vo del bie­nes­tar ani­mal a ni­vel mun­dial. Asi­mis­mo y ca­da vez más, el consumidor se pre­gun­ta so­bre el ori­gen y ca­li­dad de lo que con­su­me. Se­gún la Aso­cia­ción Health Ani­mal, en 2016 se in­vir­tie­ron u$s 30 mil mi­llo­nes en pro­duc­tos ve­te­ri­na­rios pa­ra el bie­nes­tar ani­mal, as­pec­to que se tra­du­ce en lo que se con­su­me.

La pre­gun­ta que sur­ge es ¿cuán­to está dis­pues­ta la de­man­da a pa­gar por ca­li­dad y cum­pli­mien­to de nor­mas de bie­nes­tar ani­mal?

Al pro­duc­tor na­die le pa­ga na­da por te­ner un cer­ti­fi­ca­do que ava­le sus bue­nas prác­ti­cas ga­na­de­ras. Sin em­bar­go, la au­sen­cia del bie­nes­tar se ve re­fle­ja­da en los re­sul­ta­dos fi­na­les de la pro­duc­ción, en sig­ni­fi­ca­ti­vas pér­di­das de rin­des, prin­ci­pal­men­te en re­ma­tes, fe­rias y frigorífic­os. Sin el com­pro­mi­so de los ga­na­de­ros, ve­te­ri­na­rios, trans­por­tis­tas o los agen­tes del or­den pú­bli­co na­da ten­drá sen­ti­do res­pec­to a la ca­li­dad e inocui­dad y se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria. Es la de­man­da del mer­ca­do lo que trac­cio­na en las ca­de­nas de va­lor pa­ra que to­da nor­ma se apli­que.

Un tra­ba­jo rea­li­za­do por la UNICEN-Tan­dil-IPCVA con frigorífic­os, con­clu­yó que se pier­den 14.000.000 de kgs de car­ne de­co­mi­sa­dos y des­trui­dos por le­sio­nes, gol­pes, ani­ma­les en­fer­mos al año. Es una ci­fra alar­man­te y una reali­dad. Aún hoy no se apli­ca el bie­nes­tar ani­mal pa­ra evi­tar es­tas pér­di­das. CER­TI­FI­CA­CIO­NES. Có­mo es­que­mas de me­jo­ra cer­ti­fi­ca­bles en Ar­gen­ti­na exis­te el de la Cá­ma­ra Ar­gen­ti­na de Feed­lot (CAF), con su car­pe­ta de guía de Sis­te­ma de Ges­tión de Feed­lot (SGF) ba­sa­do en nor­mas de ca­li­dad ISO, sa­lud, me­dioam­bien­te y pun­tos crí­ti­cos de con­trol e inocui­dad ali­men­ta­ria (HACCP), don­de el bie­nes­tar ani­mal es uno de los re­qui­si­tos a cum­plir, re­gis­trar, me­dir y con­tro­lar. Tam­bién la Asoc. Arg. de Pro­duc­to­res en Siem­bra Di­rec­ta (Aa­pre­sid) des­de el Pro­gra­ma de Agri­cul­tu­ra Sus­ten­ta­ble Cer­ti­fi­ca­da, cer­ti­fi­can la agri­cul­tu­ra y la ga­na­de­ría ex­ten­si­va en di­ver­sos pa­rá­me­tros téc­ni­cos pa­ra ser au­di­ta­bles y así lo­grar un Cer­ti­fi­ca­do in­ter­na­cio­nal que es el se­llo que lle­ga a los su­per­mer­ca­dos. PRO­DUC­TOR Y MÉ­TO­DOS. Los pro­duc­to­res ar­gen­ti­nos cuen­tan con he­rra­mien­tas pa­ra me­dir el bie­nes­tar en sus ani­ma­les co­mo cer­ti­fi­ca­do­ras que brin­dan un Se­llo de Ga­ran­tía de di­cha me­di­ción y apli­ca­ción. Des­de la con­sul­to­ra Ru­ral Check ana­li­zan los mé­to­dos dis­po­ni­bles. “La mi­sión es ser fa­ci­li­ta­do­res me­dian­te el ase­so­ra­mien­to, con­vo­can­do al es­pe­cia­lis­ta quien in­di­ca có­mo re­sol­ver la pro­ble­má­ti­ca del pro­duc­tor. Ase­so­ra­mos al pro­duc­tor en la im­ple­men­ta­ción de es­que­mas y brin­da­mos capacitaci­ones in­ter­dis­ci-

pli­na­rias del per­so­nal con el res­pal­do do­cu­men­tal que di­se­ñó a me­di­da, sus­ten­ta­do en la nor­ma ISO de Sis­te­ma de Ges­tión de Ca­li­dad, ba­se ISO 9001:2015 ajus­ta­dos a ca­da pro­duc­tor pa­ra cer­ti­fi­ca­cio­nes de me­jo­ras y sus­ten­ta­bi­li­dad agro­pe­cua­ria”, se­ña­ló Lic. Del­fi­na Mea­be, en su rol de di­rec­to­ra res­pon­sa­ble de la con­sul­to­ra.

En es­ta lí­nea de tra­ba­jo, Ru­ral Check apli­ca un “che­queo” pa­ra me­dir el cum­pli­mien­to de los re­qui­si­tos res­pec­to de es­tas nor­mas que apli­quen al pro­duc­tor pa­ra cer­ti­fi­car. Pa­ra ello, se tra­ba­jó con dos pro­duc­to­res en tres ejes bá­si­cos: apli­car pla­nes de sus­ten­ta­bi­li­dad, i so­cia­bi­li­dad con pro­vee­do­res y res­ca­te del as­pec­to me­dioam­bien­tal que eva- v lúa as­pec­tos de rie­gos e im­pac­tos ac­tos a te­ner en cuen­ta. Se de­fi­nió un check de bie­nes­tar ani­mal bo­vino pa­ra ga­na­de­ría de car­ne, que brin­da pun­tos a tra­ba­jar y/ o ca­pa­ci­tar­se res­pec­to al bie­nes­tar de sus ani­ma­les. “Nos ba­sa­mos en el ISO, en el Sis­te­ma de me- di­ción de la Wel­fa­re Qua­lity (Ca­li­dad del Bie­nes­tar) y en 4 prin­ci­pios de bie­nes­tar ani­mal: bue­na ali­men­ta­ción, bue­na po­sa­da, bue­na sa­lud y com­por­ta­mien­to apro­pia­do”, se­ña­la Del­fi­na Mea­be des­de el cam­po. Du­ran­te la apli­ca­ción del check, se ana­li­za­ron pa­rá­me­tros en pro­fun­di­dad con el pro­fe­sio­nal res­pec­ti­vo pa­ra de­ter­mi­nar con los cam­bios que de­ban apli­car­se pa­ra me­jo­rar el pun­ta­je de bie­nes­tar ani­mal a cam­po. PUN­TOS CRÍ­TI­COS CO­MU­NES. Las pér­di­das en ki­los por no ca­pa­ci­tar a los equi­pos de tra­ba­jo, ac­ci­den­tes la­bo­ra­les en man­ga y los re­si­duos pa­to­ló­gi­cos que se ge­ne­ran en las man­gas y lo­tes agrí­co­las de pas­tu­ras por las apli­ca­cio­nes de va­cu­nas y agro­quí­mi­cos, afec­tan la sa­lud del hom­bre, los ani­ma­les y el me­dioam­bien­te es un ejem­plo cla­ro. Di­chos pa­rá­me­tros e in­di­ca­do­res se eva­lúan con de­ter­mi­na­da y es­ta­do

de la pro­duc­ción.

ES­LA­BO­NES ESL DE

LA CA­DE­NA. Ricardo Bar­zo­la es en­car­ga­do de Ca­ba­ña “Los 5 Om­búes” de Es­tan­cia San Car­los de Co­raz­zi SA. Reali­zó capacitaci­ones en CREA y co­no­ció a Tem­ple Gran­din (Re­fe­ren­te In­ter­na­cio­nal en Bie­nes­tar Ani­mal). En di­chas capacitaci­ones, le en­se­ña­ron consejos pa­ra su equi­po de per­so­nal a ca­ba­llo que apli­ca a diario en el cam­po. "Re­ci­bo in­di­ca­cio­nes de pro­fe­sio­na­les en nu­tri­ción y sa­ni­dad ani­mal. Ad­mi­to que aún no con­ta­mos con las ins­ta­la­cio­nes óp­ti­mas, ya que cam­biar­las pa­ra el bie­nes­tar im­pli­ca­ría mu­cho di­ne­ro”, acla­ró. Jun­to a él, Ru­ral Check eva­luó ca­da pun­to del Bie­nes­tar Ani­mal Bo­vino so­bre los 86 to­ros de es­ta cam­pa­ña, in­clu­yen­do los que sa­len ca­be­za de re­ma­te y ex­po­si­cio­nes de es­te año. Arro­jó un 70% de re­qui­si­tos cum­pli­dos, de­bien­do me­jo­rar as­pec­tos de las ins­ta­la­cio­nes y dis­pa­ran­do in­quie­tu­des a con­sul­tar a los pro­fe­sio­na­les en nu­tri­ción y sa­ni­dad. Pa­blo Bres­cia es trans­por­tis­ta en Ge­ne­ral Bel­grano de

ga­na­do bo­vino en la zo­na de Cuen­ca del Sa­la­do, des­de el pro­duc­tor a feed­lots y frigorífic­os de la zo­na co­mo Go­ri­na. Co­men­tó si­tua­cio­nes de bie­nes­tar ani­mal acor­des a su tra­ba­jo: “En cuan­to a la car­ga del ani­mal. Lle­van­do una jau­la de va­cas, el ani­mal tiem­bla y mue­re en for­ma sú­bi­ta. Sur­ge la pre­gun­ta de qué pa­sa con las re­so­lu­cio­nes y nor­ma­ti­vas obli­ga­to­rias del Se­na­sa y có­mo en­tra la com­pe­ten­cia so­bre qué ha­cer cuan­do un ani­mal se en­cuen­tra en es­ta si­tua­ción”, se pre­gun­tó. El trans­por­tis­ta tie­ne res­pon­sa­bi­li­dad de la car­ga y des­car­ga, pe­ro có­mo van a pro­ce­der con ese ani­mal muer­to en el fri­go­rí­fi­co, o de quien es la res­pon­sa­bi­li­dad, del fri­go­rí­fi­co, del Se­na­sa o del pro­duc­tor que la en­vío con pa­to­lo­gías El ob­je­ti­vo del bie­nes­tar es que sea una res­pon­sa­bi­li­dad com­par­ti­da. LO­CAL. Ar­gen­ti­na dis­po­ne en el Mi­nis­te­rio de Agroin­dus­tria de he­rra­mien­tas de va­lor agre­ga­do co­mo Pro­to­co­los de Ca­li­dad , brin­dan­do “Se­llo de Ali­men­tos Ar­gen­ti­nos”, sin em­bar­go no hay al­go es­pe­cí­fi­co que re­pre­sen­te al bie­nes­tar ani­mal a cam­po, jun­to al pro­duc­tor.

Des­de la Di­rec­ción Na­cio­nal de Sa­ni­dad Ani­mal afir­man que aún no exis­ten eti­que­ta­dos en el país que per­mi­tan iden­ti­fi­car que los pro­duc­tos pro­ven­gan de gran­jas que tie­nen con­si­de­ra­cio­nes so­bre bie­nes­tar ani­mal en to­dos sus ni­ve­les.

Al­gu­nos eti­que­ta­dos in­ter­na­cio­na­les es­pe­ci­fi­can en sus atri­bu­tos el es­ta­do del ani­mal.

M.G Za­pio­la de IPCVA. ase­gu­ra que pue­den evi­tar­se sig­ni­fi­ca­ti­vos por­cen­ta­jes de pér­di­das con un buen ma­ne­jo, tan só­lo en el apar­te pre­vio al tras­la­do, de has­ta el 10%. Son números a evi­tar en pér­di­das de pro­duc­ción y transporte.

Al­gu­nos eti­que­ta­dos y or­ga­nis­mos que tra­ba­jan con el consumidor cla­si­fi­can y de­co­di­fi­can las eti­que­tas. Acá, la eti­que­ta de cer­ti­fi­ca­ción in­di­ca que el pa­que­te con­tie­ne una cla­si­fi­ca­ción USDA Cer­ti­fied Or­ga­nic, car­ne 100% or­gá­ni­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.