Jor­na­das de ca­pa­ci­ta­ción

Super Campo - - Propuesta A Campo -

Con la pre­mi­sa de tra­ba­jar en fa­vor del bie­nes­tar ani­mal, du­ran­te to­do el año se or­ga­ni­zan dis­tin­tas ac­ti­vi­da­des de en­cuen­tro e in­ter­cam­bio. Se tra­ta de jor­na­das de ca­pa­ci­ta­ción en di­ver­sos te­mas, co­mo se­mi­na­rios de do­ma, ca­bal­ga­tas di­dác­ti­cas, ta­lle­res de ma­sa­jes, de re­edu­ca­ción y, en­tre otros, de es­ti­mu­la­ción tem­pra­na de los po­tri­llos.

En síntesis, to­das las ac­ti­vi­da­des es­tán di­ri­gi­das a aque­llas per­so­nas que ten­gan de­seos de re­la­cio­nar­se de una nue­va ma­ne­ra con los ca­ba­llos. Por ejem­plo, en los se­mi­na­rios de do­ma pue­den par­ti­ci­par quie­nes quie­ran do­mar su pro­pio potro, es de­cir que los asis­ten­tes no tie­nen que ne­ce­sa­ria­men­te ser do­ma­do­res. Es­tos se­mi­na­rios tie­nen una par­te teó­ri­ca, don­de se plan­tean los con­cep­tos ne­ce­sa­rios pa­ra en­ca­rar el tra­ba­jo y se dis­cu­ten aque­llas ca­rac­te­rís­ti­cas del ca­ba­llo y del do­ma­dor que es ne­ce­sa­rio te­ner en cuen­ta pa­ra ob­te­ner bue­nos re­sul­ta­dos. Lue­go se pa­sa a la prác­ti­ca, con el tra­ba­jo en el co­rral con potros que no han te­ni­do con­tac­to pre­vio con el hom­bre y se pue­de apre­ciar lo que se con­si­gue de los ca­ba­llos a tra­vés de es­ta for­ma de tra­tar­los. Pos­te­rior­men­te se si­gue trabajando con ca­ba­llos en dis­tin­tos es­ta­dos de apren­di­za­je, pa­ra ver en la prác­ti­ca la ma­ne­ra de apli­car es­tos con­cep­tos.

“Los lla­ma­mos se­mi­na­rios y no cur­sos -ex­pli­ca Gam­buz­zi-, ya que el se­mi­na­rio es un gru­po de apren­di­za­je ac­ti­vo, pues los par­ti­ci­pan­tes no re­ci­ben la in­for­ma­ción ya elaborada, co­mo con­ven­cio­nal­men­te se ha­ce, sino que la bus­can, la in­da­gan por sus pro­pios me­dios en un am­bien­te de re­cí­pro­ca co­la­bo­ra­ción. Es una for­ma de do­cen­cia y de in­ves­ti­ga­ción al mis­mo tiem­po. Se di­fe­ren­cia cla­ra­men­te del cur­so, en el cual la ac­ti­vi­dad se cen­tra en la do­cen­cia-apren­di­za­je. En el se­mi­na­rio, el alumno si­gue sien­do dis­cí­pu­lo pe­ro em­pie­za a ser pro­fe­sor”.

“En los úl­ti­mos tiem­pos -agre­gó- se han desa­rro­lla­do mu­chos sis­te­mas de do­ma, to­dos cen­tra­dos en es­ta­ble­cer una re­la­ción ar­mo­nio­sa con el potro, evi­tan­do la con­fron­ta­ción y la vio­len­cia. Son ' Los do­ma­do­res de la nue­va era' co­mo los de­no­mi­na An­drew McLean, el ji­ne­te aca­dé­mi­co aus­tra­liano que po­see un doc­to­ra­do en com­por­ta­mien­to ani­mal”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.