EN­TRE RÍOS.

Un es­ta­ble­ci­mien­to fa­mi­liar en­tre­rriano lo­gra 250 ki­los de car­ne por hec­tá­rea ba­sa­dos en la bue­na sa­ni­dad y la ali­men­ta­ción ca­si na­tu­ral de sus ro­deos.

Super Campo - - Sumario - Por Eduar­do Bus­tos Fotos: Gza IPCVA

una jor­na­da en un El es­ta­ble­ci­mien- IPCVA reali­zó to fa­mi­liar que lo­gra una pro­duc­ti­vi­dad de 2.500 ki­los por hec­tá­rea en ba­se a un efi­cien­te ma­ne­jo sa­ni­ta­rio y ali­men­ta­ción ca­si na­tu­ral. Por Eduar­do Bus­tos.

LO­GRAR una pro­duc­ción de 250 ki­los de car­ne va­cu­na por hec­tá­rea y no­vi­llos que van des­de 380 a los 430 ki­los, ha­bla a las cla­ras de que en el es­ta­ble­ci­mien­to "Los Pi­bes" hi­cie­ron bien los de­be­res. Arran­có co­mo una ex­plo­ta­ción de 250 hec­tá­reas en la dé­ca­da de los años ‘60 y hoy dis­pon­de de 730 hec­tá­reas ubi­ca­das so­bre la ru­ta pro­vin­cial 35, en­tre Se­guí y Cres­po, en la pro­vin­cia de En­tre Ríos.

El cam­po es una ex­plo­ta­ción fa­mi­liar, di­vi­di­da en seis lo­tes. Pa­ra la ex­plo­ta­ción agrí­co­la se des­ti­nan unas 490 hec­tá­reas y las otras 240 son de uso ga­na­de­ro. Se tra­ta de tie­rras de ba­ja ca­li­dad, con pre­ci­pi­ta­cio­nes que al­can­zan a los 1.250 mm anua­les de agua caí­da.

La su­per­fi­cie asig­na­da a la ga­na­de­ría es­tá di­vi­di­da en 40 hec­tá­reas pa­ra los ver­deos de in­vierno (ave­na), 20 hec­tá­reas pa­ra los ver­deos de ve­rano (sor­go fo­rra­je­ro); 110 hec­tá­reas van pa­ra la al­fal­fa y la fes­tu­ca, mien­tras que 55 hec­tá­reas per­te­ne­cen a ca­ña-

do­nes y cam­pos ba­jos. Que­dan 15 hec­tá­reas de mon­te sin ex­plo­tar.

La mano de obra en la ex­plo­ta­ción es apor­ta­da por Mo­ro y dos em­plea­dos. El pa­dre, tam­bién acom­pa­ña en las ac­ti­vi­da­des ru­ra­les, a pe­sar de sus 90 años. Es­ta es la ex­plo­ta­ción mo­de­lo que eli­gió el IPCVA pa­ra rea­li­zar una nue­va jor­na­da a cam­po. EN FA­MI­LIA. “No­so­tros tra­ba­ja­mos y vi­vi­mos del cam­po, no te­ne­mos otra ac­ti­vi­dad. To­das las ta­reas las rea­li­za­mos con equi­pos pro­pios, ex­cep­to la pul­ve­ri­za­ción y la con­fec­ción del he­no­la­je, que lo con­tra­ta­mos a ter­ce­ros”, ex­pli­có Or­lan­do Mo­ro, a Su­per CAM­PO.

Hoy el ro­deo va­cuno man­tie­ne en­tre 300 y 400 ca­be­zas Aber­deen An­gus ne­gros. De ese to­tal, unas 200 son va­cas de cría y hay cin­co to­ros. Por año se ob­tie­nen en­tre 160 y 170 ter­ne­ros, que ter­mi­nan co­mo no­vi­llos con más de 400 ki­los. La ga­na­de­ría se desa­rro­lla en ci­clo com­ple­to. MA­NE­JO. “El ro­deo arran­ca con las va­cas pre­ña­das. El ser­vi­cio es es­ta­cio­na­do y se ha­ce en­tre oc­tu­bre y di­ciem­bre. La pri­me­ra par­te del ser­vi­cio se rea­li­za con IATF (In­se­mi­na­ción Ar­ti­fi­cial a Tiem­po Fi­jo), has­ta el 15 de no­viem­bre. Lue­go man­da­mos los to­ros pa­ra re­pa­so, por­que co­mien­za la ac­ti­vi­dad con la agri­cul­tu­ra y nos que­da po­co tiem­po pa­ra aten­der a la ga­na­de­ría”, de­ta­lló el pro­duc­tor en diá­lo­go con la re­vis­ta.

An­tes de ser­vir a las hem­bras se rea­li­za un tac­to pre­ser­vi­cio, pa­ra de­ter­mi­nar el es­ta­do del apa­ra­to re­pro­duc­ti­vo y se rea­li­za una su­ple­men­ta­ción con in­yec­ta­ble a ba­se de co­bre, ade­más de un tra­ta­mien­to hor­no­nal pa­ra que la va­ca ci­cle.

La in­se­mi­na­ción ar­ti­fi­cial se rea­li­za en las va­cas que fue­ron ca­be­za de pa­ri­ción y en las que que­da­ron va­cías; mien­tras que en las va­qui­llas, la in­se­mi­na­ción se rea­li­za a los 15 me­ses y con un pe­so pro­me­dio de 300 ki­los: “Con la in­se­mi­na­ción a tiem­po fi­jo lo­gra­mos una pre­ñez del or­den del 50 al 60 por cien­to, a pri­me­ra in­se­mi­na­ción”, am­plió el pro­duc­tor.

Las pa­ri­cio­nes arran­can a fi­nes de julio, se ex­tien­den has­ta agos­to y even­tual­men­te has­ta sep­tiem­bre. El ser­vi­cio del ro­deo ge­ne­ral se im­ple­men­ta en­tre oc­tu­bre y di­ciem­bre. Las va­qui­llo­nas que van a ser­vi­cio an­ti­ci­pa­do en no­viem­bre, lo ha­cen con 320 ki­los y pa­ra eso se su­ple­men­tan con ro­llo y maíz. “Al tac­to se lo­gró al­can­zar una efi­cien­cia del 90 por cien­to de pre­ñez, con un pro­me­dio de ter­ne­ros lo­gra­dos que se ubi­ca en­tre el 85 y el 88 por cien­to, mien­tras que las ba­jas os­ci­lan en­tre el 7 y el

8%, pe­ro que­re­mos dis­mi­nuir esas pér­di­das en el cor­to pla­zo”, am­plió Mo­ro. CRÍA Y RE­CRÍA. “En Los Pi­bes ha­ce­mos des­te­te con­ven­cio­nal. Cuan­do el ter­ne­ro tie­ne en­tre 7 y 8 me­ses, ya co­me pas­to y le da­mos un pe­río­do de adap­ta­ción de una se­ma­na y, lue­go sa­le a la re­cría con unos 200 ki­los. Una vez que se des­te­tan ha­ce­mos una re­cría cor­ta so­bre pas­tu­ras de al­fal­fa y con al­gu­na su­ple­men­ta­ción de ro­llo, pe­ro sin gra­nos”, de­ta­lló Mo­ro. “Eso es lo que tie­ne de bueno el des­te­te tra­di­cio­nal, que no es tan trau­má­ti­co pa­ra el ani­mal”, agre­gó.

El pe­río­do de re­cría es cor­to, se ex­tien­de a unos cua­tro me­ses y al fin los ani­ma­les sa­len con 300 ki­los apro­xi­ma­dos. Ca­da ca­be­za tie­ne una ga­nan­cia dia­ria de 0,800 ki­los y con­vier­te en car­ne unos 100 ki­los más. La re­po­si­ción re­pre­sen­ta al­re­de­dor del 15 y el 20 por cien­to de las hem­bras. La die­ta se for­ma,or­ma, en par­te, con al­fal­fa dee pra­de­ra y se com­ple­men­ta men­ta con al­gún ro­lloo de al­fal­fa de bue­na ena ca­li­dad.

TER­MI­NA­CIÓN. ÓN.

Los no­vi­lloss se ter­mi­nan y sa­le­na­len a la ven­ta con unn pe­so que pue­de os­ci­lar en­tre 380 a 420 ki­los en­tre oc­tu­bre y no­viem­bre, en con­fi­na­ción, con una edad que pro­me­dia los 15-16 me­ses. La hem­bra se van un po­co an­tes con 360 ki­los a par­tir de sep­tiem­bre u oc­tu­bre. Al co­mien­zo de la ter­mi­na­ción al ani­mal re­ci­be 65% de ro­llo y 35% de gra­nos y con­cen­tra­do. Más cer­ca de la ter­mi­na­ción, cuan­do fal­ta un mes, se ajus­ta la die­ta con más gra­nos y se ha­ce un 50% y 50% de gra­nos.

El pe­río­do de ter­mi­na­ción se ini­cia en­tre julio y agos­to. “Es muy sim­ple, se ha­ce to­do con re­cur­sos del pro­pio es­ta­ble­ci­mien­to y du­ra unos tres me­ses. La ga­nan­cia de pe­so a la ter­mi­na­ción os­ci­la en­tre 1,1 a 1,2 ki­los de car­ne por hec­tá­rea/ani­mal. Al año ob­te­ne­mos un pro­me­dio de 250 ki­los de car­ne por hec­tá­rea/año en ci­clo com­ple­to”, agre­gó. El pas­to­reo de las va­cas es ro­ta­ti­vro­ta­ti­vo. Se ha­ce en po­tre­ros de avea­ve­na y se le da una su­ple su­ple men­ta ción de si­lo pi­pi­ca­do fino, ro­llo­llo mmo­li­do y uno o dos ki­los de grano mo­mo­li­do por va­ca. La vva­ca de re­fu­go sa­le a la ven­ta con un­pun­pe­so que pue­de ubi­car­su­bi­car­se en­tre los 580 y los 600 ki­los.k La ven­ta de la ha­cien­da se rea­li­za di­rec­ta­men­te en fe­rias de la zo­na, mien­tras queel pró­xi­mo pa­so se­rá ini­ciar los trá­mi­tes pa­ra ha­bi­li­tar el cam­po pa­ra la ex­por­ta­ción.

Ulises For­te IPCVA La jor­na­da rea­li­za­da por el IPCVA con­vo­có a más de 700 per­so­nas que pu­die­ron ver la ex­plo­ta­ción des­de aden­tro y con­pro­bar los re­sul­ta­dos de for­ma di­rec­ta.

Or­lan­do Mo­ro Prop. "Los Pi­bes" El ro­deo es­tá for­ma­do por ani­ma­les An­gus. Las va­qui­llo­nas se in­se­mi­nan a los 15 me­ses, así co­mo a las va­cas va­cías y lue­go se re­pa­san con to­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.