MA­NE­JO.

An­te cier­tos fac­to­res co­mo las malezas re­sis­ten­tes y la ne­ce­si­dad de con­su­mir agua en el in­vierno, apa­re­cen co­mo al­ter­na­ti­va los cultivos de co­ber­tu­ra.

Super Campo - - Sumario -

La im­ple­men­ta­ción de cultivos de co­ber­tu­ra brin­da be­ne­fi­cios al sis­te­ma agrí­co­la pa­ra ayu­dar a con­tro­lar malezas y ma­ne­jar efi­cien­te­men­te el uso del agua.

AN­TE UN ES­TU­DIO rea­li­za­do por miem­bros de Cha­cra Per­ga­mino Aa­pre­sid, los re­sul­ta­dos ob­te­ni­dos en el pe­rio­do de cre­ci­mien­to -en­tre siem­bra y se­ca­do- de cultivos de co­ber­tu­ra va­ria­ron se­gún las lo­ca­li­da­des don­de se en­sa­ya­ron al iguall que las llu­vias ocu­rri­das.

Ma­ría Be­lén Agos­ti, es­pe­cia­lis­ta y re­pre­sen­tan­te de Cha­cra Per­ga­mino de Aa­pre­sid sid ex­pli­có que al mo­men­to de se­ca­do to­das las es­pe­cies es­ta­ban en es­ta­do re­pro­duc­ti­vo, de los tré­bo­les el más pre­coz fue el ba­lan­ce que ini­ció la flo­ra­ción muy tem­prano. Los de­más tré­bo­les es­ta­ban en ple­na flo­ra­ción al mo­men­to de se­ca­do al igual que la vi­cia y la ave­na en el pro­ce­so lle­na­do del grano.

Du­ran­te el ci­clo de cre­ci­mien­to de las co­ber­tu­ras las pre­ci­pi­ta­cio­nes acu­mu­la­das fue­ron su­fi­cien­tes pa­ra los cultivos, Agos­ti re­mar­có con­si­de­ra el en­sa­yo se reali­zó en el mar­co de un oto­ño muy hú­me­do lo que ge­ne­ró per­fi­les de sue­lo con muy bue­na dis­po­ni­bi­li­dad de agua. To­das las co­ber­tu­ras se se­ca­ron con her­bi­ci­das (2,5 l/ ha Gli­fo­sa­to, 0,6 l/ ha 22,4D y 0,5 l/ha flu­ro­xi­pir) y lue­go se de­ter­mi­nó el nú­me­ro de plan­tas lo­gra­das, la ma­te­ria se­ca ge­ne­ra­da y el ni­tró­geno en sue­lo.

RE­SUL­TA­DOS. De las co­ber­tu­ras eva­lua­das se des­ta­có la vi­cia pu­ra con al­ta pro­duc­ción de ma­te­ria se­ca, ma­yor apor­te de ni­tró­geno al sis­te­ma y mejor con­trol bio­ló­gi­co de malezas. En cuan­to a los tré­bo­les tu­vie­ron un buen com­por­ta­mien­to el per­sa y el ro­jo por su mejor im­plan­ta­ción, al­to apor­te de ma­te­ria se­ca y ni­tró­geno al sis­te­ma, “es im­por­tan­te se­ña­lar que el per­sa tu­vo un ma­yor cre­ci­mien­to ini­cial que le per­mi­tió com­pe­tir mejor con las malezas en ba­lan­ce con el tré­bol ro­jo, pu­dien­do ser una al­ter­na­ti­va via­ble a la vi­cia” des­ta­có Agos­ti.

Por otro la­do, el tré­bol ba­lan­za pre­sen­tó el peor com­por­ta­mien­to en pro­duc­ción de ma­te­ria se­ca, ade­más de no me­jo­rar el ni­tró­geno del sue­lo y tam­po­co tu­vo un buen com­por­ta­mien­to fren­te a las malezas, su ci­clo fue muy cor­to, flo­re­cien­do mu­cho an­tes que los de­más tré­bo­les y fre­nan­do la pro­duc­ción de ma­te­ria se­ca ha­cia el fi­nal del pe­río­do.

El em­pleo de cultivos de co­ber­tu­ra ge­ne­ra re­duc­ción del uso de fer­ti­li­zan­tes por apor­tes de ni­tró­geno y car­bono or­gá­ni­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.