Ries­gos de In­to­xi­ca­ción Acuer­dos con la Co­mu­ni­dad

Super Campo - - Agricultura Fitosanitarios - Por Sil­via Mar­tí­nez * * Mé­di­ca, Cen­tro To­xi­co­lo­gía, Ase­so­ra­mien­to y Ser­vi­cios (TAS) de Rosario Por Mar­tín Alon­so* *Mé­di­co, se desem­pe­ña en el mi­nis­te­rio de Sa­lud de Cór­do­ba.

Se­di­vi­den en dos seg­men­tos bien de­fi­ni­dos: uno es el de ti­po do­mi­ci­lia­rio que re­pre­sen­ta las ¾ par­tes de las con­sul­tas, mien­tras que las pro­ve­nien­tes por el uso de fitosanitarios re­pre­sen­tan 1/3. No­so­tros uti­li­za­mos en nues­tras ca­sas los Do­mi (pro­duc­tos sa­ni­ta­rios de uso do­més­ti­co), de la mis­ma ma­ne­ra que se uti­li­zan en el cam­po, con mu­chas me­nos in­for­ma­ción o edu­ca­ción y con con­se­cuen­cias ma­yo­res, mien­tras que en el cam­po la ma­yo­ría de los pro­duc­tos uti­li­za­dos son de ban­da ver­de o cla­se 4. No exis­ten agro­quí­mi­cos se­gu­ros, sino for­mas se­gu­ras de uti­li­zar­los, por­que las in­to­xi­ca­cio­nes se pro­du­cen cuan­do exis­te ex­po­si­ción a uno o va­rios tó­xi­cos por ne­gli­gen­cia. El uso del gli­fo­sa­to tie­ne gra­dos de to­xi­ci­dad le­ve, mo­de­ra­da y se­ve­ra, que de­pen­de­rá de la do­sis de ex­po­si­ción. Las otras sus­tan­cias que sue­len apa­re­cer con ca­sos de in­to­xi­ca­ción son los pi­re­troi­des (es­pi­ra­les) y el pa­ra­quat. El ma­ne­jo de la in­to­xi­ca­ción se de­be ha­cer con un buen diag­nós­ti­co, pre­coz, ade­cua­do y cer­te­ro, clí­ni­ca y estudios de la­bo­ra­to­rio. Evitar los diag­nós­ti­cos erra­dos por in­to­xi­ca­ción con pla­gui­ci­das, co­mo ocu­rre en cier­tos ca­sos con tra­ta­mien­tos inade­cua­dos y pe­li­gro­sos.

Pa­ra evitar la preo­cu­pa­ción de la gen­te por el uso de los agro­quí­mi­cos es ne­ce­sa­rio es­ta­ble­cer acuer­dos con la co­mu­ni­dad pa­ra que acep­te la ac­ti­vi­dad agrí­co­la del mejor mo­do po­si­ble. La gen­te tie­ne un co­no­ci­mien­to a prio­ri so­bre la to­xi­ci­dad de los agro­quí­mi­cos y cree que pro­du­cen cán­cer. En Cór­do­ba, se lle­van re­gis­tros so­bre la pre­sen­cia de pa­cien­tes con cán­cer que su­man unos 104.000 ca­sos en­tre 2004 y 2015, con un 50% en hom­bres y 50% en mu­je­res y, a ni­vel país re­pre­sen­ta una ta­sa de incidencia de 216 y pa­ra Cór­do­ba es de 212. De ca­da 100.000 per­so­nas, 200 se en­fer­man de cán­cer por año. En­tre 25 y 30% de la po­bla­ción muere de cán­cer. El gli­fo­sa­to es un pro­duc­to que bien ma­ne­ja­do no de­be­ría re­pre­sen­tar pro­ble­mas ni pa­ra el apli­ca­dor, ni pa­ra la so­cie­dad. La reali­dad es que pue­de exis­tir un ma­ne­jo un po­co la­xo de las cues­tio­nes re­gu­la­to­rias, aun­que nues­tra pro­vin­cia avan­zó mu­cho. Pa­ra la OMC el gli­fo­sa­to es pro­ba­ble­men­te car­ci­nó­geno. Pe­ro con las BPAs po­de­mos sal­var las di­fe­ren­cias en­tre los pro­duc­to­res y los pue­blos.

En las dis­tin­tas ' es­ta­cio­nes' prácticas del con­gre­so, los téc­ni­cos abor­da­ron el co­rrec­to ma­ne­jo de los en­va­ses, así co­mo la pues­ta a pun­to de la pul­ve­ri­za­do­ra y la cer­ti­fi­ca­ción de la nor­ma IRAM.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.