Es­pu­man­te, un Vino y un Bien Na­cio­nal

Super Campo - - Apicultura Primavera - Por Án­gel Leot­ta* *Pre­si­den­te de la Cor­po­ra­ción Vi­ti­vi­ní­co­la Ar­gen­ti­na (COVIAR)

Fren­te al com­ple­jo con­tex­to ac­tual por la caí­da en el con­su­mo, la ca­de­na vi­ti­vi­ní­co­la -con­for­ma­da por 800 bo­de­gas y 17.000 pro­duc­to­res de uva, dis­tri­bui­dos en 18 pro­vin­cias y con lle­ga­da a más de 120 paí­ses-, re­quie­re de po­lí­ti­cas sec­to­ria­les pa­ra re­cu­pe­rar su cre­ci­mien­to en el mer­ca­do in­terno y ex­terno.

Un ca­so de par­ti­cu­lar in­te­rés es el del vino es­pu­man­te que los úl­ti­mos dos años re­gis­tró una caí­da de ven­tas de 17% fren­te al 15% del res­to de los vi­nos, y que se en­cuen­tra ca­mino a per­der una mo­di­fi­ca­ción im­po­si­ti­va que le per­mi­tió en el pe­río­do 2005/2015 –a tra­vés del Pro­gra­ma de Expansión del Sec­tor Vi­ti­vi­ní­co­la– , in­ver­tir du­ran­te 10 años el equi­va­len­te al 125% del im­pues­to, agre­gan­do ade­más que las re­fe­ri­das in­ver­sio­nes no po­drían ser in­fe­rio­res a 150 mi­llo­nes de pe­sos: en esos 10 años se in­vir­tie­ron más de 1.700 mi­llo­nes de pe­sos.

Es­te pro­gra­ma hi­zo po­si­ble cre­cer sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te tan­to en vo­lu­men frac­cio­na­do co­mo en can­ti­dad de bo­de­gas, pasando de 22 a 45 mi­llo­nes de li­tros, y de 61 bo­de­gas frac­cio­na­do­ras de es­pu­man­tes a 133 es­ta­ble­ci­mien­tos en 2016. Es de­cir, que el cre­ci­mien­to es­tu­vo mo­to­ri­za­do por un au­men­to del nú­me­ro de em­pre­sas que in­gre­sa­ron al ne­go­cio de los es­pu­man­tes.

Ade­más, el aná­li­sis de las ven­tas por co­lor se­ña­la que más del 91% co­rres­pon­dió a vi­nos es­pu­man­tes blan­cos, sien­do el 9% res­tan­te ro­sa­dos y tin­tos. Es­tos da­tos son im­por­tan­tes por­que el in­cre­men­to en las ven­tas de vi­nos es­pu­man­tes blan­cos (la ma­yor pro­por­ción) ha con­tri­bui­do al equi­li­brio del mer­ca­do de uvas, es­pe­cial­men­te de las blan­cas, co­mo así tam­bién a ele­var los in­gre­sos de un sec­tor de la pro­duc­ción pri­ma­ria que se ha vis­to en di­fi­cul­ta­des en los úl­ti­mos años.

Por otra par­te, se re­gis­tra una ofer­ta más di­ver­si­fi­ca­da que ha in­cor­po­ra­do cam­bios en la pre­sen­ta­ción, opciones con me­nor gra­dua­ción al­cohó­li­ca y ma­yor pre­sen­cia en di­fe­ren­tes seg­men­tos de pre­cios, mos­tran­do es­to úl­ti­mo que los vi­nos es­pu­man­tes no son ya pro­duc­tos de lu­jo. Así, el vino es­pu­man­te ad­quie­re ma­yor par­ti­ci­pa­ción en el mer­ca­do ar­gen­tino: del 1,7% del to­tal de vi­nos des­pa­cha­dos en 2005 pa­só a re­pre­sen­tar 4,8% en 2016.

Esa reali­dad po­dría cam­biar si no se lo­gra que el vino es­pu­man­te que­de fue­ra del ám­bi­to de apli­ca­ción de la Ley de Im­pues­tos In­ter­nos a los pro­duc­tos sun­tua­rios. Des­de sus ca­rac­te­rís­ti­cas in­trín­se­cas co­mo pro­duc­to de­ri­va­do de la uva, el vino es­pu­man­te es un ti­po de vino y por ello no de­be tri­bu­tar im­pues­tos in­ter­nos, tal co­mo ocu­rre con el res­to de las be­bi­das ví­ni­cas. Más aún: el vino ar­gen­tino fue de­cla­ra­do por Ley 26.870 co­mo la Be­bi­da Na­cio­nal, tí­tu­lo que in­clu­ye a los vi­nos es­pu­man­tes, y que re­pre­sen­ta otro fun­da­men­to pa­ra eli­mi­nar su gra­va­men in­terno ya que el ob­je­ti­vo cen­tral es la pro­mo­ción de las eco­no­mías re­gio­na­les re­la­cio­na­das con la vi­ti­vi­ni­cul­tu­ra y una car­ga tri­bu­ta­ria va a con­tra­mano de ese ob­je­ti­vo. En con­clu­sión, re­sul­ta im­pe­rio­so ade­cuar la le­gis­la­ción a las ca­rac­te­rís­ti­cas que han ad­qui­ri­do los vi­nos es­pu­man­tes en los úl­ti­mos años y con­tri­buir des­de las po­lí­ti­cas tri­bu­ta­rias a su pro­mo­ción y expansión por el bien de la Ar­gen­ti­na.

“El Pro­gra­ma Expansión hi­zo cre­cer el vo­lu­men frac­cio­na­do y la can­ti­dad de bo­de­gas: de 22 a 45 mill. de li­tros y de 61 a 133 bo­de­gas frac­cio­na­do­ras de es­pu­man­tes”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.