APER­TU­RA.

Ha­ce 25 años na­cía la Re­vis­ta Su­per CAM­PO con­tem­plan­do una idea de cam­po que pien­sa en la innovación. Hoy, el for­ma­to incorpora la pla­ta­for­ma di­gi­tal.

Super Campo - - Sumario -

Su­per CAM­PO cum­ple 25 años y lo ce­le­bra con ana­lis­tas destacados. Por Ma­ría Lo­re­na Rodríguez.

EN OC­TU­BRE, ha­ce 25 años, na­cía ba­jo la tu­te­la de Al­ber­to Fon­te­vec­chia, una re­vis­ta que cam­bia­ría el mo­do de abor­dar al sec­tor agro­pe­cua­rio. Y se tra­ta­ba de una re­vis­ta em­ble­má­ti­ca no só­lo por sus pá­gi­nas 100% co­lor en un pe­rio­do de im­pre­sio­nes blan­co y ne­gro, sino tam­bién por­que su­ma­ba to­das las pro­duc­cio­nes li­ga­das al cam­po.

No só­lo las tra­di­cio­na­les ac­ti­vi­da­des ex­ten­si­vas pro­pias de la Pam­pa Hú­me­da, -agri­cul­tu­ra, ga­na­de­ría, le­che­ría y ma­qui­na­ria agrí­co­la-, sino tam­bién aque­llas otras con per­fi­les más re­gio­na­les co­mo los ovi­nos, la fru­ti­cul­tu­ra, el arroz, el al­go­dón, los caballos y los por­ci­nos, en­tre tan­tos otros.

Tal fue así que, el ejem­plar Nº 1 tu­vo en ta­pa a Mó­ni­ca Cahen D'An­vers y Cé­sar Mas­cet­ti (aba­jo) por su em­pren­di­mien­to "La Cam­pi­ña", de pro­duc­ción de na­ran­jas en San Pe­dro, lo que mar­có un cam­bio im­por­tan­te con las re­vis­tas del sec­tor.

Con el pa­so del tiem­po y el cam­bio de los pro­duc­to­res Su­per CAM­PO bus­có nue­vas for­mas de acer­ca­mien­to a un cam­po en cam­bio cons­tan­te. Así, apa­re­cie­ron las no­tas so­bre los cul­ti­vos no tra­di­cio­na­les, la flo­ri­cul­tu­ra, la cu­ni­cul­tu­ra, la api­cul­tu­ra, la avi­cul­tu­ra, las ac­ti­vi­da­des in­ten­si­vas en ple­na cri­sis pos 2001 co­mo la cría de chin­chi­llas, los ca­ra­co­les y tan­tos otros.

En­tre sus ejes de tra­ba­jo, la re­vis­ta siem­pre pri­vi­le­gió la po­si­bi­li­dad de ofre­cer un abor­da­je téc­ni­co, con la sim­pli­fi­ca­ción del le­gua­je pe­rio­dís­ti­co, en la bús­que­da de no­tas de ser­vi­cio.

Pe­ro, co­mo to­do me­dio pe­rio­dís­ti­co, más allá de las no­tas téc­ni­cas su­po re­gis­trar mo­men­tos de in­fle­xión pa­ra el sec­tor co­mo el fo­co de Af­to­sa del 2001, cu­ya co­ber­tu­ra re­pre­sen­tó una de las ta­pas que al­can­zó ma­yor cir­cu­la­ción pa­ra el tí­tu­lo.

EN LA AC­TUA­LI­DAD.

La mar­ca no es­tá exen­ta de los cam­bios que se im­po­nen pa­ra to­dos los me­dios y tal co­mo se modifica la di­ná­mi­ca de ac­ce­so a la in­for­ma­ción en la ciu­dad, tam­bién se re­gis­tran cam­bios en los lec­to­res del cam­po. Jus­ta­men­te un sec­tor muy li­ga­do a la tec­no­lo­gía -co­mo in­ten­ta­mos de­jar pre­sen­te en las no­tas que

si­guen y que abor­dan có­mo se­rá el cam­po del fu­tu­ro-, ne­ce­si­ta me­dios que lo acom­pa­ñen en la tran­si­ción. Hoy, ade­más de la re­vis­ta men­sual, la mar­ca tie­ne pre­sen­cia to­dos los sá­ba­dos en el dia­rio PER­FIL, en un su­ple­men­to es­pe­cí­fi­co don­de se abor­dan los te­mas de co­yun­tu­ra del sec­tor, y des­de ha­ce unos años, se in­cor­po­ró la web (su­per­cam­po.per­fil.com) y re­des so­cia­les, pa­ra fle­xi­bi­li­zar aún más la ofer­ta de pla­ta­for­mas de ac­ce­so a la in­for­ma­ción. Pa­sa­ron 25 años. El pro­duc­tor agro­pe­cua­rio ha cam­bia­do y ca­da vez más se per­fi­la co­mo un em­pre­sa­rio que ges­tio­na há­bil­men­te su em­pren­di­mien­to pa­ra sa­lir a los mer­ca­dos. Su­per CAM­PO man­tie­ne su es­pí­ri­tu in­for­ma­ti­vo in­tac­to. El mis­mo que le per­mi­te via­jar to­dos los me­ses por las dis­tin­tas re­gio­nes pro­duc­ti­vas del país pa­ra se­guir acer­can­do las no­ve­da­des y los plan­teos que son ten­den­cia. Pa­ra asom­brar­los con la osa­día de los em­pren­de­do­res a los que va­le la pe­na co­no­cer y tam­bién emu­lar. Es­ta edi­ción la de­di­ca­mos a nues­tro gran pú­bli­co que mes a mes, día a día y mi­nu­to a mi­nu­to nos po­si­cio­na en un lu­gar de privilegio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.