CRÍA.

El Ins­ti­tu­to de Pro­mo­ción de la Car­ne Va­cu­na Ar­gen­ti­na reali­zó una jor­na­da en Cruz del Eje po­nien­do én­fa­sis en la elec­ción de to­ros, va­cas y si­la­jes.

Super Campo - - Sumario - Por Luis Ma­cha­do.

Du­ran­te una jor­na­da rea­li­za­da por el IPCVA en Cruz del Eje, Cór­do­ba, se hi­zo hin­ca­pié en la se­lec­ción de to­ros y va­cas.

CON LA CON­SIG­NA de di­fun­dir tec­no­lo­gías ga­na­de­ras en el se­mi­ári­do cor­do­bés, el Ins­ti­tu­to de Pro­mo­ción de la Car­ne Va­cu­na Ar­gen­ti­na (IPCVA) lle­vó a ca­bo una jor­na­da a cam­po en el Es­ta­ble­ci­mien­to de la Coope­ra­ti­va Re­gio­nal de Cruz del Eje de Cór­do­ba, don­de se die­ron ci­ta ca­si 400 pro­duc­to­res de la re­gión. En el en­cuen­tro se hi­zo hin­ca­pié en as­pec­tos pa­ra me­jo­rar el ma­ne­jo en ro­deos de cría.

“Pa­ra la gen­te en Cruz del Eje, el pro­duc­tor que sa­ca 60% de terneros es Gar­del y en la Cuen­ca del Salado es un inú­til”, se­ña­ló Uli­ses For­te, pre­si­den­te del IPCVA, so­bre la im­por­tan­cia de la jor­na­da en esa re­gión. “Hay que es­tar en un pe­que­ño cam­po, con pe­que­ña es­ca­la de has­ta 100 va­cas y ti­rar­las al monte o a la mon­ta­ña. En la Cuen­ca del Salado, si una va­ca no pue­de pa­rir, el ve­te­ri­na­rio le ha­ce una ce­sá­rea y acá se mue­re por­que no se pu­do en­con­trar. Esa es el ob­je­ti­vo de traer co- no­ci­mien­to, tec­no­lo­gía de ma­ne­jo y di­fun­dir las di­fe­ren­tes reali­da­des del país”. VA­CAS. El es­pe­cia­lis­ta en me­jo­ra­mien­to ge­né­ti­co Ro­dol­fo Pe­ral­ta, se­ña­ló que “en tér­mi­nos ge­ne­ra­les hay que dar­les más im­por­tan­cia a las va­cas co­mer­cia­les de lo que ha­bi­tual­men­te se les da. Las va­cas cons­ti­tu­yen el es­que­le­to del ro­deo. El 95% de un ro­deo de 100 ani­ma­les son las va­cas y en­tre el 3 y 5% son los to­ros que de­ben com­ple­men­tar. El to­ro,

pre­via eva­lua­ción de las va­cas y sa­bien­do qué se ne­ce­si­ta, se en­car­ga­rá de co­rre­gir­les sus pró­xi­mas ge­ne­ra­cio­nes de terneros, pa­ra acer­ca­nos al ob­je­ti­vo es la ca­li­dad del pro­duc­to, ade­más de un ter­ne­ro/ va­ca/año. Las va­cas me­re­cen mu­chí­si­ma aten­ción en los ro­deos, có­mo son, dón­de es­tán, cuá­les son los pun­tos fuer­tes de las va­cas de un ro­deo de cría, cuá­les son los que hay que re­for­zar, man­te­ner, cuá­les son los pun­tos dé­bi­les don­de hay que tra­ba­jar, si ha­ce fal­ta fer­ti­li­dad, pe­lo cor­to, ca­rac­te­rís­ti­cas ra­cia­les, ga­nan­cias de pe­so, ap­ti­tud ma­ter­na, por nom­brar al­gu­nos de los ras­gos de in­te­rés eco­nó­mi­co, y eso hay que tra­tar de co­rre­gir a tra­vés de los to­ros”.

Pe­ral­ta co­men­tó que la va­ca no se tie­ne que eva­luar por al­tu­ra a la gru­pa o fra­me, ya que co­me por lo que pe­sa y no por lo que mi­de. Una va­ca de 400 ki­los ne­ce­si­ta 10 ki­los de ma­te­ria se­ca por día y una de 500 ki­los ne­ce­si­ta 15 ki­los de ma­te­ria se­ca y qui­zás mi­dan lo mis­mo. “Si ten­go que man­te­ner ese ta­ma­ño o re­du­cir­lo por­que ten­go va­cas de­ma­sia­do gran­des o vi­ce­ver­sa, esa in­for­ma­ción orien­ta el ob­je­ti­vo. Eso es pla­ni­fi­car y no pa­ra ma­ña­na o es­te año, sino de 5 años en ade­lan­te, por­que re­cién es­tán na­cien­do terneros de los to­ros que se usa­ron en el pe­río­do de ser­vi­cio del año pa­sa­do”. TO­ROS. Pe­ral­ta tam­bién se re­fi­rió a al­gu­nos cri­te­rios esen­cia­les pa­ra ele­gir un to­ro con el ob­je­ti­vo de “pre­ñar va­cas y aco­mo­dar de­ta­lles des­de lo ge­né­ti­co” pa­ra me­jo­rar el ro­deo. El es­pe­cia­lis­ta se­ña­ló que el to­ro ideal de­be te­ner un gran ar­co cos­tal y una ca­vi­dad ab­do­mi­nal lo su­fi­cien­te­men­te desa­rro­lla­da a pas­tos du­ros, con bue­na con­for­ma­ción car­ni­ce­ra, la mis­ma co­rrec­ción es­truc­tu­ral, muy pre­coz se­xual y de cre­ci­mien­to. “Un to­ro que no ten­ga un buen par de tes­tícu­los no es to­ro. Hay que ser exi­gen­te. un to­ro de dos o tres años ni con 35 cm de­be­ría con­for­mar­se, aun­que tam­po­co de­be te­ner tes­tícu­los enor­mes, por­que em- pie­zan a gol­pear­se y le­sio­nar­se. Ade­más de la cir­cun­fe­ren­cia es­cro­tal, de­ben te­ner for­ma ovoi­de. La fer­ti­li­dad es prio­ri­dad, es la ca­rac­te­rís­ti­ca nú­me­ro uno lue­go de la adap­ta­ción y es el ras­go téc­ni­co más di­fí­cil de in­cor­po­rar por­que en tér­mi­nos ge­ne­ra­les to­dos los ras­gos son de ba­ja he­re­da­bi­li­dad y es la prin­ci­pal de­ter­mi­nan­te de la ren­ta­bi­li­dad, mu­chos terneros vi­vos es la ren­ta­bi­li­dad”.

De acuer­do con el cri­te­rio de Pe­ral­ta, la

co­rrec­ción es­truc­tu­ral no es un te­ma me­nor y por ello es im­por­tan­te mi­rar­les las pe­zu­ñas, si es­tán sa­nas, las­ti­ma­das y bien gas­ta­das, so­bre to­do en zo­nas don­de hay pie­dras. Tam­bién pu­so el acen­to en la pre­co­di­dad pa­ra al­can­zar el desa­rro­llo com­ple­to y ad­qui­rir for­mas de ani­mal adul­to en me­nor edad.

Con res­pec­to a los Da­tos Es­pe­ra­dos de Pro­ge­nie (DEP), Pe­ral­ta in­di­có que “pue­de ha­ber ani­ma­les con ex­ce­len­tes va­lo­res, pe­ro nun­ca su­ge­ri­ría usar un to­ro so­lo por los nú­me­ros cuan­do ese in­di­vi­duo es­tá com­pro­me­ti­do en al­guno de los as­pec­tos, co­mo ap­ti­tu­des fun­cio­na­les o re­pro­duc­ti­vas. Es de­cir su­gie­ro fe­no­ti­po po­nien­do én­fa­sis enl apar­te ar­te re pro­duc ti re­pro­duc­ti­va yestrcut ura, a, a que lue­go se­de-de­ben acom­pa­ña ra­ra con los va­lo­res de DEP”. SI­LA­JES. Con­sul-sul­ta­do por Su­per per CAM­PO, Ru­bé­nén Gi­mé­nez, téc­ni­co­ni­co del área de Pro­duc-duc-d ción Ani­mal dell INTAINTA Man­fre­di en­fo­ca­do ca do en fo- fo­rra­jes con­ser­va dos, a dos, a dos, se re­fi­rió al uso de si­la­jes en los plan­teos de cría de la zo­na, con én­fa­sis en el uso del sor­go. “En la cam­pa­ña pa­sa­da tu­vi­mos pro­ble­mas de pre­ci­pi­ta­cio­nes y a pe­sar de la zo­na don­de es­ta­mos en­fo­ca­dos aho­ra co­mo Cruz del Eje, Deán Fu­nes y la zo­na de in­fluen­cia he­mos te­ni­do re­sul­ta­dos muy in­tere­san­tes en la pro­duc­ción de sor­go con ma­te­ria­les que han da­do co­mo pi­so 11 mil ki­los de ma­te­ria se­ca/hec­tá­rea/año. En es­ta cam­pa­ña se es­tá pen­san­do en la con­fec­ción de si­la­jes no tan­to por una cues­tión cli­má­ti­ca sino por el im­pac­to que tie­ne es­ta tec­no­lo­gía en el re­sul­ta­do pro­duc­ti­vo y eco­nó­mi­co que tie­ne so­bre el sis­te­ma”.

En su pre­sen­ta­ción, Gi­mé­nez mos­tró re­sul­ta­dos pro­duc­ti­vos “que per­mi­ten du­pli­car la car­ga del sis­te­ma con una in­cor­po­ra­ción del si­la­je en un 15% de la su­per­fi­cie to­tal del es­ta­ble­ci­mien­to”.

El téc­ni­co del­de IN­TA con­si­de­ra­si­de­ra que se de­be­ríad ha­cer un aná­li­sa­ná­li­sis más com­ple­to­ple­to de to­do el proc­pro­ce­so. “A ve­ces se hha­cen aná­li­sis­sis par­cia­les del cost­cos­to de sem­brar, co­se­co­se­char o pi­car, pe­ro si se­gui­mos avan­za­van­zan­do en el aná­li­sis deld sis­te­ma y ter­mi­na­mos vien­vien­do la pro­duc­ti­vi­dad de car­ne que sig­ni­fi­ca y el in­gre­so y, por lo tan­to el re­sul­ta­do fi­nal del sis­te­ma, las dis­cu­sio­nes se­rían mu­cho me­no­res. Me­jo­rar los ren­di­mien­tos del cul­ti­vo im­pli­ca au­men­tar la tec­no­lo­gía y eso im­pli­ca cos­tos, no es gratis, pe­ro ese cos­to se di­lu­ye en el in­cre­men­to o di­fe­ren­cial de ren­di­mien­to y, por lo tan­to, el ki­lo­gra­mo de ma­te­ria se­ca fi­nal ter­mi­na sien­do ma­yor”.

Con el si­la­je en los ro­deos de cría per­mi­ti­ría au­men­tar sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te los ki­los de ma­te­ria se­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.