MAÍZ.

¿Se pue­de ha­blar de un plan­teo ofen­si­vo en maíz tar­dío? La cam­pa­ña an­te­rior las siem­bras tar­días de la gra­mí­nea lle­ga­ron al 60%. Apun­tes pa­ra es­ta cam­pa­ña.

Super Campo - - Sumario - Por Juan La­vag­nino.

Pau­tas a te­ner en cuen­ta en es­ta cam­pa­ña con la siem­bra tar­día, una prác­ti­ca que ha cre­cien­do del 30 al 60 por cien­to de la su­per­fi­cie en una dé­ca­da.

A LO LAR­GO de la úl­ti­ma dé­ca­da, hu­bo un avan­ce im­por­tan­te en to­do lo que res­pec­ta al cul­ti­vo de maíz en fe­chas de siem­bra tar­día, que hoy re­pre­sen­ta apro­xi­ma­da­men­te el 50% del to­tal de la su­per­fi­cie del cul­ti­vo en el país. Se­gún las es­ti­ma­cio­nes del de­par­ta­men­to de Re­search (in­ves­ti­ga­ción) de Louis Drey­fus Com­pany (LDC), la su­per­fi­cie de siem­bra de maíz tar­dío pa­só de un 30% en 2008, a un 60% en la cam­pa­ña an­te­rior, lo que in­di­ca un in­cre­men­to de 900 mil has a 3,6 mi­llo­nes de hec­tá­reas en ese pe­río­do (ver Ta­bla).

FAC­TO­RES. Ello po­dría de­ber­se a di­ver­sos fac­to­res: me­jo­res prác­ti­cas de ma­ne­jo -co­mo fer­ti­li­za­ción-, me­jor den­si­dad de plan­tas lo­gra­das y adap­ta­ción del ger­mo­plas­ma a fe­cha de siem­bra, ar­qui­tec­tu­ra de plan­ta, com­por­ta­mien­to fren­te a en­fer­me­da­des y po­ten­cial de ren­di­mien­to.

Sea cual sea el o los fac­to­res que per­mi­tie­ron in­cre­men­tar el área mai­ce­ra, hoy nos to­ca ana­li­zar si es­ta­mos en un mo­men­to de es­ta­bi­li­dad del ren­di­mien­to del cul­ti­vo, o si po­dría­mos pen­sar en se­guir in­cre­men­tán­do­la.

A CAM­PO. En las di­fe­ren­tes zo­nas del área ar­gen­ti­na de maíz tem­pla­do, desa­rro­lla­mos en­sa­yos en fran­jas en cam­po de pro­duc­tor - con la tec­no­lo­gía que el pro­pio pro­duc­tor uti­li­za-, al­can­zan­do ren­di­mien­tos su­pe­rio­res a los 100qq/ha. don­de el pi­so de ren­di­mien­to bus­ca­do mu­chas ve­ces que­da muy por en­ci­ma de esos ren­di­mien­tos al­can­za­dos.

Ló­gi­ca­men­te, es­to se lo­gra con bue­na tec­no­lo­gía, ma­te­ria­les adap­ta­dos a es­te ti­po de siem­bras y lo­tes que vie­nen con ro­ta­ción y ma­ne­jo de pun­ta.

Pa­ra es­te ca­so par­ti­cu­lar, to­ma­mos co­mo ejem­plo un en­sa­yo rea­li­za­do por la re­gio­nal de Aa­pre­sid Cha­ca­bu­co que fue sem­bra­do el 22 de di­ciem­bre­de 2017: se tra­ta de un tar­dío “tar­de”, don­de los pri­me­ros cua­tro híbridos ob­tu­vie­ron ren­di­mien­tos por en­ci­ma de los 90qq/ha (Ta­bla 2).

Co­mo tips de ma­ne­jo, se lo­gra­ron 65mil plan­tas/hec­tá­rea pro­me­dio, con un ni­tró­geno (NO2) dis­po­ni­ble 0-40 cm de 140kg/ha. en V4. Otros en­sa­yos rea­li­za­dos por la mis­ma re­gio­nal, pe­ro con ajus­tes de den­si­da­des, arro­ja­ron ren­di­mien­tos su­pe­rio­res a los 130 qq/ha. Ca­be des­ta­car que esa zo­na re­ci­bió más pre­ci­pi­ta­cio­nes que la me­dia.

La siem­bra de maíz tar­dío vino pa­ra que­dar­se y el au­men­to de la su­per­fi­cie sem­bra­do año tras año lo de­mues­tra. Em­pre­sas co­mo Lois Drey­fus -y mu­chos otros co­le­gas de la in­dus­tria se­mi­lle­ra-, han ve­ni­do tra­ba­jan­do pa­ra po­ner a dis­po­si­ción del pro­duc­tor ge­né­ti­ca de pun­ta que, adap­ta­da a es­tos plan­teos tar­díos, apun­ta a au­men­tar aún más la pro­duc­ti­vi­dad.

Sin em­bar­go, el desafío de in­cre­men­tar los ren­di­mien­tos nos obli­ga no so­lo a ha­cer una co­rrec­ta elec­ción del ge­no­ti­po por ren­di­mien­to y for­ta­le­za de ca­ña, sino tam­bién a ajus­tar la den­si­dad de siem­bra óp­ti­ma por hí­bri­do, mo­ni­to­rear ti­zón co­mo “la en­fer­me­dad” de maíz tar­dío y lle­gar con el lo­te li­bre de ma­le­zas al mo­men­to de la siem­bra, que en es­te ti­po de plan­teos es más di­fi­cul­to­so.

Va­lo­res ex­pre­sa­dos en mi­les de hec­tá­reas. Fuen­te: LD

En diez años, la su­per­ifi­ce siem­bra de maíz tar­dío en la Ar­gen­ti­na pa­só del 30 al 60%.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.