FEED­LOT.

La Cá­ma­ra de Feed­lot dio co­no­cer la ac­tua­li­dad del en­gor­de a co­rral en el país. La ex­por­ta­ción se sos­tie­ne pe­ro no al­can­za pa­ra frac­cio­nar los pre­cios.

Super Campo - - News - Por Án­ge­les Ruiz.

Pa­no­ra­ma de la ac­ti­vi­dad del en­gor­de a co­rral en Ar­gen­ti­na, don­de la ex­por­ta­ción se sos­tie­ne pe­ro no al­can­za a com­pen­sar los pre­cios in­ter­nos.

EL ÚL­TI­MO in­for­me ela­bo­ra­do por la Cá­ma­ra Ar­gen­ti­na de Feed­lots (CAF) mos­tró al sec­tor ga­na­de­ro preo­cu­pa­do por una cri­sis eco­nó­mi­ca que no da tre­gua y aho­ga al feed­lo­te­ro. Su­per CAM­PO dia­lo­gó con Juan Car­los Ei­ras, Pre­si­den­te de la CAF, quien re­co­no­ce es­ta caí­da pro­fun­da y re­ve­la nú­me­ros pa­ra aten­der es­te pa­no­ra­ma crí­ti­co. CO­YUN­TU­RA. Los pre­cios de la ha­cien­da tie­nen una si­tua­ción con una re­la­ción com­pra­ven­ta em­par­da­da en el me­jor de los ca­sos y ne­ga­ti­va en la ma­yo­ría de ellos. Ade­más, la caí­da del con­su­mo in­terno, pro­duc­to de la in­fla­ción y la ac­tua­li­za­ción de las ta­ri­fas de ser­vi­cios, re­cor­ta­ron el po­der de com­pra. Otro fac­tor fun­da­men­tal es el in­cre­men­to del 100% en los in­su­mos de ali­men­ta­ción y ener­gía, al es­tar ata­dos al pre­cio de los com­mo­di­ties agrí­co­las y a la re­la­ción del ti­po de cam­bio los nú­me­ros no cie­rran. A es­to se le su­ma la fal­ta de fi­nan­cia­mien­to, que al­can­za ta­sas del 75%, y el au­men­to de la pre­sión im­po­si­ti­va.

“Es una cri­sis de la más pro­fun­da que se ten­ga re­cuer­do por­que se com­bi­nan va­rios fac­to­res y, sin du­das, el que más in­flu­yó fue el so­cial. Es­tá el au­men­to de abril a oc­tu­bre del 100% en el cos­to de la ma­te­ria pri­ma de la ali­men­ta­ción y, te­nien­do en cuen­ta que es­ta­mos ha­blan­do del 40% del cos­to to­tal del ani­mal gor­do, la úni­ca ma­ne­ra de re­cu­pe­rar­se te­nía que ver con un au­men­to pau­la­tino co­mo se ha da­do en otros mo­men­tos don­de hu­bo al­gu­na com­pen­sa­ción de los pre­cios del ga­na­do gor­do. Es­to no su­ce­dió”, afir­ma Ei­ras.

“A prin­ci­pios de sep­tiem­bre, la ofer­ta en fun­ción de es­ta cri­sis co­men­zó a dis­mi­nuir y to­dos em­pe­za­mos a va­ciar los corrales. Pe­ro cho­ca­mos con­tra un fe­nó­meno de ba­ja del con­su­mo de la mano de la re­ce­sión y la re­dis­tri­bu­ción del gas­to en tér­mino de los in­gre­sos de la cla­se me­dia y cla­se me­dia ba­ja. Es­ta­mos con­ven­ci­dos que fue el im­pac­to del au­men­to de ta­ri­fas. Un ho­gar don­de no pa­ga­ba más de $1.500 por sus ser­vi­cios, y hoy tri­pli­ca­ron ese pre­cio. La in­fla­ción, que hi­zo que to­do tu­vie­ra un au­men­to mu­cho más que el de la car­ne, otro fac­tor más que su­ma a una caí­da tan con­tun­den­te del mer­ca­do in­terno”, agre­ga Ei­ras pa­ra com­pren­der la si­tua­ción.

Res­pec­to de los pre­cios, el pre­si­den­te de la CAF re­cor­dó que en ma­yo de 2017, en Li­niers el pre­cio era $40, an­tes de la de­va­lua­ción y el au­men­to de ta­ri­fas. “Hoy, una ter­ne­ra se pa­ga 46 pe-

sos, con un maíz que va­le el do­ble y con una ener­gía que subió cin­co ve­ces. El cos­to de pro­duc­ción pa­ra un ter­ne­ro li­viano es $52 y el no­vi­llo $62, esos cos­tos ne­ce­si­tan que el mer­ca­do pa­gue $65 pa­ra que el ne­go­cio re­cu­pe­re la ren­ta­bi­li­dad”, in­di­có. “Te­ne­mos una suba, en tér­mi­nos reales, que no lle­ga al 20% con una eco­no­mía que se in­fla­cio­nó no me­nos del 50% en ma­yo y un cos­to de ali­men­ta­ción que es del 100% su­man­do el au­men­to de la ener­gía eléc­tri­ca y la dis­tri­bu­ción del ga­soil. Es un com­bo que no se sos­tie­ne”, acla­ra.

En oc­tu­bre, la ac­ti­vi­dad re­gis­tró una caí­da de la ocu­pa­ción de los corrales de 4 pun­tos, con un en­cie­rre del 63%, pe­ro con un Ín­di­ce de Re­po­si­ción del 0,76, lo que mar­ca la res­tric­ción del pro­duc­tor al mo­men­to de re­po­ner ha­cien­da en sus corrales. Por úl­ti­mo, la en­ti­dad se­ña­ló que las al­tas ta­sas de in­te­rés y la cre­cien­te pre­sión im­po­si­ti­va “des­alien­tan el agre­ga­do de va­lor, la efi­cien­cia y la trans­for­ma­ción tec­no­ló­gi­ca”. EX­POR­TA­CIÓN. El ai­re po­si­ti­vo de es­ta cri­sis es­tá en la ex­por­ta­ción que au­men­tó ex­po­nen­cial­men­te, aun­que la ca­te­go­ría que rea­li­za el 70% de es­tos en­víos es va­ca con­ser­va y va­ca ma­nu­fac­tu­ra “que es la que se en­vía a Chi­na y a Ru­sia. Con lo cual el au­men­to en el ti­po de ani­mal de

no­vi­llo es­pe­cial es po­co”. Por otro la­do, el ex­por­ta­dor jue­ga sus car­tas mien­tras con­si­ga el no­vi­llo a un va­lor más ba­ra­to lo va a pa­gar me­nos. “El ver­da­de­ro te­ne­dor de un re­ser­vo­rio de pre­cios es el ex­por­ta­dor. En­tien­do que apli­can las ga­nan­cias a in­ver­sio­nes en plan­tas. Si uno tras­la­da el pre­cio del va­lor del no­vi­llo ex­por­ta­do en Uru­guay y al me­nos tie­ne un dó­lar más por ki­lo que es mu­cha pla­ta pa­ra un pro­duc­tor. Se tra­du­ce en es­tar o no es­tar en el mer­ca­do”, Ei­ras po­ne el én­fa­sis en la ex­por­ta­ción.

Aun así, des­de la CAF, se cri­ti­ca la re­in­cor­po­ra­ción de los aran­ce­les a la ex­por­ta­ción en un con­tex­to de ele­va­da in­fla­ción. “En el ca­so pun­tual de Bue­nos Ai­res, el pro­gra­ma de re­duc­ción has­ta la eli­mi­na­ción a “0” del im­pues­to a los in­gre­sos bru­tos pa­re­ce de­te­ner­se fren­te a es­ta cri­sis”, pro­fun­di­za el pre­si­den­te de la en­ti­dad. TE­RRI­TO­RIO. Par­te de la ges­tión de la Cá­ma­ra es la re­co­rri­da por to­do­do el te­rri­to­rio. La si­tua­ción aac­tual en to­das re­gio­nes es si­mi­lar. “Du­ran­te las vvi­si­tas de es­te año, cua­nuan­do te ale­ja­bas bas de los puer­tos tos de gra­nos co­mo mo Ro­sa­rio y Bahía hía Blan­ca, te en­con­con­tra­bas con to­do­do ese ese di­fe­ren­cia­la­la que el pro­duc­tor te­nía­nían un cos­to de ali­men­ta­ción más ba­ra­to por su dis­tan­cia al puer­to. Hoy, por suer­te pa­ra to­da la ca­de­na agro­pe­cua­ria, apa­re­cie­ron los gran­des con­su­mi­do­res de so­ja y maíz le­jos de los puer­tos que son las plan­tas de eta­nol y de bio­di­sel y to­do es­to ge­ne­ró que el cos­to/opor­tu­ni­dad que te­nía un pro­duc­tor me­nos que es­ta­ba a 500 KM de Ro­sa­rio, hoy com­pi­te con esos con­su­mos. Lo cual ma­ne­ja nú­me­ros pa­re­ci­dos a los pro­duc­to­res cer­ca­nos a los puer­tos”, acla­ra Juan Ei­ras.

Otro gran per­ju­di­ca­do es el cria­dor, que, por va­so co­mu­ni­can­te, ve re­fle­ja­do es­ta si­tua­ción crí­ti­ca: a más in­ten­si­vo, es ma­yor la di­fi­cul­tad pa­ra ali­men­tar feed­lots ya que se ne­ce­si­ta grano, olea­gi­no­sa o sub pro­duc­tos de gra­nos y olea­gi­no­sa que co­ti­za­ción in­ter­na­cio­nal.

PRO­DUC­TO­RES. PRODUCT ¿Có­mo se si­gu­si­gue? Es­te año se prom­pro­me­dia un 20% de eem­pre­sas pa­ra­das­das y un 30% que es­táes­tán va­cián­do­se sin re­po­si­ción. La Cá­ma­ra acon­sa­con­se­ja a los pro­duc­to­re­duc­to­res achi­car y cui­dar la pro­du­pro­duc­ción. Ba­jar el ni­vel de ex­po­si­ción y de ban­ca­ri­za­ción al que es­tán so­me­ti­dos. “Se cre­ce con cré­di­to y se in­vier­te con cré­di­tos, aun­que la des­ca­pi­ta­li­za­ción es im­por­tan­te. El men­sa­je di­rec­to de CAF es man­dar la pron­ta efec­ti­vi­za­ción de los pro­to­co­los nue­vos de car­ne en­fria­da y con hue­vo pa­ra re­gla­men­tar la em­ba­ción de otros ti­pos de cor­tes de car­ne".

Des­de la CAF ar­gu­men­tan que por ca­da jau­la que car­gan en Li­niers pier­den $ 75.000 de ca­pi­tal ge­nuino, y ex­pli­can que el país pier­de por ani­mal en­gor­da­do $1500. En oc­tu­bre, se re­gis­tró una caí­da de la ocu­pa­ción de corrales de 4 pun­tos y 63% de en­cie­rre.

Los feed­lo­te­ros adu­cen que no tie­nen po­si­bi­li­dad de fon­dear­se por los ban­cos por­que el 75% de ta­sa no­mi­nal es el 110% de ta­sa efec­ti­va, y así no hay ne­go­cio uti­li­zan­do di­ne­ro del sec­tor ban­ca­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.