RE­VA­LÚO PA­RA CON­SE­GUIR FI­NAN­CIA­MIEN­TO.

Super Campo - - Sumario - Por Fa­bia­na Al­ce­te­ga­ray.

Con la re­for­ma tri­bu­ta­ria san­cio­na­da por ley 27430 (BO 29/12/2017) se abrió la po­si­bi­li­dad de prac­ti­car el re­va­lúo con­ta­ble e im­po­si­ti­vo, sien­do po­si­ble apli­car am­bos o só­lo uno de ellos

El re­va­lúo con­ta­ble per­mi­te re­co­no­cer el ma­yor va­lor de los bie­nes en los ba­lan­ces, me­jo­ran­do los es­ta­dos con­ta­bles y co­mo con­se­cuen­cia ac­ce­der a una me­jor la ca­li­fi­ca­ción cre­di­ti­cia. Lo mis­mo ocu­rre en el ca­so de em­pre­sas que par­ti­ci­pan en li­ci­ta­cio­nes don­de la si­tua­ción pa­tri­mo­nial de los par­ti­ci­pan­tes tie­nen una im­por­tan­cia sig­ni­fi­ca­ti­va.

Hay gran di­fe­ren­cia en­tre el va­lor de mer­ca­do de­ter­mi­na­do me­dian­te una ta­sa­ción y el va­lor que sur­ge de apli­car el fac­tor de re­va­lúo. Si nos re­fe­ri­mos al agro, con dos ejem­plos po­dría­mos gra­fi­car co­mo va­ría de una ma­ne­ra abrup­ta el va­lor:

Una ma­qui­na­ria agrí­co­la ad­qui­ri­da en 2011, mul­ti­pli­ca su va­lor a di­ciem­bre 2017 por 3.5 apli­can­do el fac­tor de re­va­lúo, mien­tras que la va­lua­ción de mer­ca­do es ca­si 7 ve­ces su­pe­rior al va­lor de ori­gen.

Un cam­po de 400 has en Pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res que in­gre­só al pa­tri­mo­nio en 2003, se in­cre­men­ta ca­si 7 ve­ces por apli­ca­ción del fac­tor de re­va­lúo; pe­ro el va­lor de mer­ca­do a di­ciem­bre de 2017 es más de 30 ve­ces su­pe­rior! En cuan­to a los cos­tos, en el ca­so de Re­va­lúo con­ta­ble no im­pli­ca pa­go de nin­gún im­pues­to por el ma­yor cos­to atri­bui­do a los bie­nes.

¿Qué pa­sa en las di­fe­ren­tes Pro­vin­cias? En Bue­nos Ai­res, San Luis, Ca­ta­mar­ca, Chu­but, Neu­quén, Río Ne­gro de­ben re­va­luar­se to­dos los ac­ti­vos no mo­ne­ta­rios; mien­tras que en CA­BA, Cór­do­ba, San­ta Fe, En­tre Ríos, Men­do­za, Tu­cu­mán, Mi­sio­nes, For­mo­sa, es op­cio­nal. Pue­de apli­car­se el re­va­lúo a los bie­nes de uso, pro­pie­da­des de in­ver­sión, y ac­ti­vos no co­rrien­tes pa­ra la ven­ta. La op­ción de re­va­luar se pue­de ejer­cer a par­tir del pri­mer ejer­ci­cio o año fis­cal con cie­rre pos­te­rior a la fe­cha de en­tra­da en vi­gen­cia de la nor­ma men­cio­na­da. En ca­da ju­ris­dic­ción hay que re­mi­tir­se a las nor­mas dic­ta­das por los Con­se­jos Pro­fe­sio­na­les de ca­da pro­vin­cia. El re­va­lúo im­po­si­ti­vo per­mi­te ac­tua­li­zar el va­lor de ori­gen de al­gu­nos bie­nes. Co­mo con­se­cuen­cia:

Se in­cre­men­ta­rá el mon­to de las amor­ti­za­cio­nes fu­tu­ras

Au­men­ta­rá el cos­to ori­gi­nal que ten­ga el bien en el su­pues­to ca­so de una ven­ta (en es­te mo­men­to se­rá me­nor la uti­li­dad pa­ra Im­pues­to a las Ga­nan­cias)

Ade­más, no es­tá gra­va­da por el Im­pues­to a las Ga­nan­cias la uti­li­dad por in­cre­men­tar el va­lor del bien.

La re­va­lua­ción im­po­si­ti­va es­tá al­can­za­da por un im­pues­to es­pe­cial, con alí­cuo­tas di­fe­ren­cia­les: 8% bie­nes in­mue­bles que NO po­sean el ca­rác­ter de bie­nes de cam­bio; 15% bie­nes in­mue­bles con ca­rác­ter de bie­nes de cam­bio y 5% ac­cio­nes, cuo­tas o par­ti­ci­pa­cio­nes so­cia­les y 10% res­to de bie­nes.

Es im­por­tan­te, pa­ra ase­gu­rar­se que el va­lor de los dis­tin­tos bie­nes sea el co­rrec­to, con­tar con pro­fe­sio­na­les ma­tri­cu­la­dos en ca­da es­pe­cia­li­dad, con la in­ter­ven­ción pos­te­rior de un equi­po de su­per­vi­sión, ase­gu­ran­do el cum­pli­mien­to de los re­qui­si­tos nor­ma­ti­vos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.