FO­RRA­JE­RAS.

Cre­ce la ofer­ta de ma­qui­na­ria pa­ra re­ser­vas fo­rra­je­ras ca­da vez más es­pe­cí­fi­cas y por ello es ne­ce­sa­rio co­no­cer cuál se adap­ta me­jor a las ne­ce­si­da­des del es­ta­ble­ci­mien­to.

Super Campo - - Sumario - Por Pa­blo Cat­ta­ni, In­ge­nie­ro Agró­no­mo.

La elec­ción del ti­po me­ga­en­far­da­do­ras, ro­toen­far­da­do­ras y pi­ca­do­ras de­pen­de, en­tre otros as­pec­tos, del ti­po de ma­te­rial que se quie­re lo­grar de acuer­do con el des­tino del ali­men­to.

EN LA MA­QUI­NA­RIA pa­ra la con­ser­va­ción de fo­rra­je, to­dos los años se pre­sen­tan no­ve­da­des que tie­nen que ver con las mar­cas que tie­nen que ver con as­pec­tos co­mer­cia­les. Des­de el pun­to de vis­ta de lo téc­ni­co, la Ar­gen­ti­na no se en­cuen­tra atra­sa­da y po­see la mis­ma tec­no­lo­gía dis­po­ni­ble en el mun­do, por ello es­tá en­tran­do en un ni­vel de elec­ción de los equi­pos mu­cho más es­pe­cí­fi­co, de acuer­do con las ne­ce­si­da­des de los usua­rios.

RO­TO O MEGA. Den­tro de la par­te de he­ni­fi­ca­ción, mu­chas ve­ces se dis­cu­te la op­ción en­tre la me­ga­en­far­da­do­ra y la ro­toen­far­da­do­ra y no po­de­mos com­pa­rar­las, por­que los cam­pos don­de pue­den tra­ba­jar me­jor son di­fe­ren­tes, así co­mo el ni­vel de in­ver­sión que re­quie­ren. La op­ción de la me­ga­en­far­da­do­ra es­tá mu­cho más di­rec­cio­na­da por una ta­sa de amor­ti­za­ción a la ge­ne­ra­ción y co­mer­cia­li­za­ción de fo­rra­je. Por su par­te, la ro­toen­far­da­do­ra, aun­que su uso tam­bién tie­ne que ver con la co­mer­cia­li­za­ción, es­tá mu­cho más adop­ta­da ma­si­va­men­te por pro­duc­to­res in­di­vi­dua­les, de­bi­do a que la amor­ti­za­ción se ha­ce mu­cho más fac­ti­ble.

Otro pun­to que tam­bién ha te­ni­do un su­ce­so enor­me en los úl­ti­mos años, es la adop­ción de los pro­ce­sa­do­res de fi­bra en las má­qui­nas de he­ni­fi­ca­ción, tan­to en las me­ga­en­far­da­do­ras co­mo en las ro­toen­far­da­do­ras. Su in­clu­sión no tie­ne que ver con si es me­jor o peor, es una he­rra­mien­ta más. Se­gún el ca­so y cla­ses de ma­qui­na­ria, qui­zás el pro­ce­sa­dor de fi­bra has­ta ter­mi­na sien­do un in­gre­dien­te más

en la pér­di­da de fo­rra­je. An­tes de op­tar, los pro­duc­to­res de­ben con­si­de­rar la in­cor­po­ra­ción o no del pro­ce­sa­dor de acuer­do a la ma­ne­ra que es­tán ma­ne­jan­do la ali­men­ta­ción. Si te­ne­mos un buen mi­xer y da­mos una ra­ción to­tal­men­te mez­cla­da, don­den­de ese mi­xer per­mi­te un pro­ce­sa­doo­ce­sa­do de fi­bra rá­pi­do y efi­cien­te,ien­te, en ese ca­so no ten­dríaen­dríae por qué uti­li­za­ri­za­ri pro­ce­sa­dor de fi­bra. En cam-mbio, si ne­ce­si­toi­to dar­le heno a un ro­deo de ter­ne­ros,eros,e el pro­ce­sa­dor de fi-fi­bra pue­de fa­ci­li­tar­ci­li­tarc el con­su­mo de esee fo­rra­je por par­te de los ter­ne­ros. Hay que ele­gir a la ro­toen­far­da­do­ra o la me­ga­en­far­do­ra en fun­ción de la he­rra­mien­ta de ali­men­ta­ción o el sis­te­ma de su­mi­nis­tro re­la­cio­na­dos.

En el ca­so de las me­ga­en­far­da­do­ras, hay clien­tes que pi­den la fi­bra pro­ce­sa­da, otros que pi­den con fi­bra sin pro­ce­sar y se re­la­cio­nan con la can­ti­dad de hp, con­su­mo de com­bus­ti­ble y la pér­di­da fí­si­ca y de nu­trien­tes que ten­drá esa má­qui­na en la con­fec­ción del heno.

PI­CA­DO. Ha­cien­do un pa­ra­le­lis­mo con las má­qui­nas pi­ca­do­ras, hay di­fe­ren­tes pro­ce­sa­dos de gra­nos y en ese as­pec­to hay que ser muy cui­da­do­sos por­que al pa­re­cer, mu­chas em­pre­sas es­tán en pug­na so­bre la ca­li­dad del pro­ce­sa­dor. La elec­ción de­be es­tar re­la­cio­na­da con qué grano, qué ni­vel de par­ti­do se bus­ca y cuán­to se ne­ce­si­ta cui­dar la fi­bra. Hay pro­ce­sa­do­res de gra­nos que mue­len el grano y no ha­cen nin­gún tra­ba­jo so­bre la fi­bra, hay otros que par­ten el grano y pro­ce­san un po­co la fi­bra pa­ra abrir una ma­yor su­per­fi­cie de ata­que de las bac­te­rias a ni­vel ru­mi­nal. Tam­bién hay pro­ce­sa­do­res es­pe­cí­fi­co de sor­go.

La ma­triz que ma­ne­ja la ma­qui­na­ria agría­grí­co­la en el mo­men­to­men­to ac­tual tie­ne­tien que ver con la es­pe­ci­fi­ci­da­des­pe­cif y en el mo­me­mo­men­to de ver la ma­qu­ma­qui­na­ria agrí­co­la­la mmás ade­cua­da par­pa­ra ca­da pro­ce­so­so pro­duc­ti­vo. De­sDes­de la de­ter­mian­mian­ción de és­te se deb­de­be sa­lir a ele­gir la má­qui­má­qui­na. Siem­pre hay al­gu­nas mmás efi­cien­tes que otras, pe­ro es­to tie­ne que ver en la ma­ne­ra que se pro­ce­sa­rá la fi­bra o me­jo­ra­rá la asi­mi­la­ción de nu­trien­tes co­mo el al­mi­dón del grano. La ofer­ta de ma­qui­na­ria agrí­co­la fo­rra­je­ra se es­tá po­nien­do más es­pe­cí­fi­ca y por eso de­be­mos es­tar aten­tos a los de­ta­lles a la ho­ra de ele­gir la más in­di­ca­da pa­ra el es­ta­ble­ci­mien­to.

En el ru­bro de las pi­ca­do­ras, la elec­ción del equi­po de­be ha­cer­se en fun­ción del uso del pro­ce­sa­dor de gra­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.