IN­TE­LI­GEN­CIA AR­TI­FI­CIAL.

Tam­be­ro.com fue la pri­me­ra pla­ta­for­ma web del cam­po ar­gen­tino. Có­mo fun­cio­na es­ta apli­ca­ción y al­gu­nas cla­ves pa­ra cui­dar la pro­duc­ción le­che­ra.

Super Campo - - Contents - Por Án­ge­les Ruiz.

La apli­ca­ción tam­be­ro.com mi­de dis­tin­tos pa­rá­me­tros de com­por­ta­mien­tos de las va­cas pa­ra me­jo­rar la pro­duc­ti­vi­dad.

UN OB­SER­VA­DOR de to­do el cam­po cor­do­bés. Una des­crip­ción es­pe­cial pa­ra un em­pre­sa­rio de soft­wa­re muy par­ti­cu­lar. El tam­bo, las va­cas y los re­co­rri­dos en trac­to­res for­ma­ron par­te de una eta­pa im­por­tan­te de la vi­da de Ed­die Ro­drí­guez von der Bec­ke, crea­dor de Tam­be­ro.com, uno de los pro­yec­tos más in­no­va­do­res en AgTech del país. La app con­sis­te en el desa­rro­llo de un el “chat bot” de pla­ta­for­ma mó­vil que, me­dian­te el uso de in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial y ser­vi­cios cog­ni­ti­vos, iden­ti­fi­ca la si­tua­ción de ca­da va­ca y la co­nec­ta con la pla­ta­for­ma de chat. El pro­duc­tor que usa la app re­ci­be aler­tas y re­co­men­da­cio­nes pa­ra me­jo­rar la pro­duc­ti­vi­dad.

Es­te sis­te­ma es un éxi­to a ni­vel mun­dial. Ayu­dó a pro­duc­to­res ru­ra­les a in­cre­men­tar sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te los ni­ve­les de sa­lud, bie­nes­tar y pro­duc­ción. Su­per CAM­PO dia­lo­gó con es­te pio­ne­ro en in­no­va­ción tec­no­ló­gi­ca en el agro, du­ran­te el mar­co del AI+ Tour: el even- to más gran­de de In­te­li­gen­cia Ar­ti­fi­cial que Mi­cro­soft reali­zó en Ar­gen­ti­na.

"Em­pe­cé a ha­cer soft­wa­re em­pre­sa­rial y ob­ser­van­do el tra­ba­jo dia­rio en el cam­po, em­pe­cé a bus­car una al­ter­na­ti­va pa­ra me­jo­rar la pro­duc­ción. Al ob­ser­var y pre­gun­tar, lle­gué a la con­clu­sión so­bre qué tec­no­lo­gía usar, en qué for­ma­to (app mó­vil pa­ra va­cas) y có­mo fun­cio­na­ría la he­rra­mien­ta pa­ra aten­der el ne­go­cio del pro­duc­tor le­che­ro. En un año y me­dio, pro­bé op­cio­nes has­ta que ofi­cial­men­te, en 2012, la abri­mos al pú­bli­co", re­cor­dó Ro­drí­guez que se mu­dó a Cór­do­ba. "Me pa­re­cía in­creí­ble el mun­do del agro: trac­to­res que se ma­ne­ja­ban por GPS, hec­tá­reas ex­ten­sas y va­rie­da­des de se­mi­llas por sem­brar, has­ta que vi que los pro­duc­to­res ano­ta­ban su pro­duc­ción en un car­tón: los li­tros de la va­ca es­cri­tos en car­tón y que va­cas se te­nían que mo­ver al otro día, al­go no fun­cio­na­ba", di­jo al ha­blar so­bre la re­la­ción en­tre los pro­duc­to­res ru­ra­les y la tec­no­lo­gía. Si bien el cam­po es­ta­ba ais­la­do en tér­mi­nos lo­gís­ti­cos, apa­re­ció in­ter­net y ori­gi­nó la idea de di­se­ñar Tam­be­ro.com.

La va­ca tie­ne un pa­rá­me­tro don­de el pro­duc­tor sa­be si va

a pro­du­cir más o me­nos le­che. En cam­bio, la agri­cul­tu­ra tie­ne un ci­clo más lar­go y hay múl­ti­ples fac­to­res que in­ci­den en el rin­de de un lo­te. USO. El pro­duc­tor con­fir­ma las aler­tas, es de­cir, si rea­li­za o no las ta­reas re­co­men­da­das por la app., vie­ne con vi­deos o ins­truc­ti­vos es­pe­cia­les. Así, el tam­be­ro di­ce que tie­ne mas­ti­tis en las va­cas y con­sul­ta la so­lu­ción o em­pre­sas pue­de con­tac­tar pa­ra so­lu­cio­nar el pro­ble­ma. La app re­co­mien­da de ma­ne­ra in­me­dia­ta. "Pa­ra la eva­lua­ción de sa­ni­dad, por ejem­plo, te­ne­mos un con­ve­nio es­pe­cial con la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de Cór­do­ba. Ellos pro­veen to­dos los check list de Bue­nas Prác­ti­cas de Bie­nes­tar Ani­mal", acla­ró Ro­drí­guez. La app tam­bién tie­ne con­ve­nios con em­pre­sas mul­ti­na­cio­na­les con fuer­te pre­sen­cia en Amé­ri­ca La­ti­na. La pla­ta­for­ma de­be ser es una es­pe­cie de asis­ten­te per­ma­nen­te del tam­be­ro y pro­duc­tor en ge­ne­ral. La cla­ve es ar­mar un eco­sis­te­ma de so­lu­cio­nes al agro.

Ca­da año du­pli­ca sus usua­rios. Ed­die quie­re lle­gar al mi­llón de usua­rios. Pró­xi­ma­men­te, con­cre­ta­rá una alian­za con una em­pre­sa te­le­fó­ni­ca asiá­ti­ca don­de se po­drá ins­ta­lar la app en 50 mi­llo­nes de te­lé­fo­nos. "Qui­zás aho­ra sí lle­ga­re­mos a los 6 mi­llo­nes de usua­rios co­mo desea­mos", acla­ra el crea­dor de Tam­be­ro.com DA­TOS. Tam­be­ro.com es­tá ins­ta­la­da en to­da en Amé­ri­ca La­ti­na, sus prin­ci­pa­les usua­rios es­tán en

Co­lom­bia, Mé­xi­co, Ecua­dor, Ar­gen­ti­na tie­ne al­re­de­dor de diez mil tam­be­ros y Co­lom­bia 500 mil pa­ra la mis­ma pro­duc­ción de le­che. Mé­xi­co tie­ne 280 mil y Ecua­dor tie­ne 450 mil. El vo­lu­men es enor­me en to­da la­ti­noa­mé­ri­ca. El en­fo­que cen­tral es­tá en los pe­que­ños pro­duc­to­res ya que el mer­ca­do gran­de es com­pe­ti­ti­vo. ¿Qué da­tos los aler­tó?

El INTA le­che­ro in­di­ca que so­lo un 20% de los tam­be­ros tie­nen un sis­te­ma soft­wa­re in­cor­po­ra­do al tam­bo y a la pro­duc­ción dia­rias. Só­lo el 43% lle­va un plan sa­ni­ta­rio re­gis­tra­do. En­ton­ces, si se tra­ba­ja de me­mo­ria en el tam­bo fa­mi­liar, las pér­di­das son inevi­ta­bles.

"Mi re­co­men­da­ción es sen­ci­lla: sin da­tos fia­bles no se pue­den to­mar de­ci­sio­nes. Más allá que los pro­duc­to­res usen la app, el pre­cio de la le­che es ma­lo y es­ta­mos en un con­tex­to de cri­sis, in­fla­ción y de­va­lua­ción. Des­apa­re­cen dos o tres tam­bos por día, ya no uno. Es un es­ce­na­rio com­ple­jo y hay que usar más tec­no­lo­gía", con­clu­yó Ro­drí­guez res­pec­to a la tec­no­lo­gía co­mo nue­vo mo­de­lo de ne­go­cio.

Las pér­di­das de­pen­den del ti­po de pro­duc­ción. En Co­lom­bia, el pro­me­dio es 4 li­tros de le­che por va­ca y en Ar­gen­ti­na 18 a 19 li­tros por va­ca. A los usua­rios de 4 li­tros con la app los lle­va­mos au­men­tar la pro­duc­ción en­tre 6 a 8 li­tros, un 200% por año. Pa­ra los tam­be­ros es un cam­bio fuer­te. Los usua­rios que te­ne­mos en Ar­gen­ti­na, la pro­duc­ción es­tán has­ta un 10% de me­jo­ra. En al­gu­nos ca­sos lle­gó el 16% con la app que in­di­ca có­mo cui­dar y apro­ve­char tu. Es­pe­cial­men­te, en Ar­gen­ti­na el sec­tor tam­be­ro es­tá en cri­sis que la app ayu­da a de­fi­nir si ce­rrar o no ce­rrar su tam­bo. HOY. ¿Có­mo un sis­te­ma pue­de de­tec­tar te­ner más de cien cul­ti­vos y pro­duc­cio­nes de ani­ma­les? El usua­rio crea una cuen­ta, de ma­ne­ra gra­tui­ta, y car­gan su pro­duc­ción. Los da­tos se com­bi­nan con la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial y de­tec­ta pa­tro­nes de ti­po de pro­duc­ción y al­go­rit­mos de­pen­dien­do del lu­gar en don­de es­té el usua­rio: hay paí­ses don­de la pro­duc­ción o por su ti­po de cam­bio co­mo Co­lom­bia tie­ne va­cas de 4 li­tros de 100 va­cas, Uru­guay, Su­dá­fri­ca, Ar­gen­ti­na don­de la si­tua­ción es pa­re­ci­da. El usua­rio con­sul­ta: “ten­go 20 no­vi­llos y 50 hec­tá­reas de tri­go o 20 hec­tá­reas de pa­pas”. En­ton­ces, el sis­te­ma ana­li­za esa in­fo e in­di­ca que em­pre­sas o ac­cio­nes son re­co­men­da­bles pa­ra el ti­po de tri­go o pa­ra los no­vi­llos que ne­ce­si­ten plan sa­ni­ta­rio es­pe­cial. Se pue­de ar­mar un ca­len­da­rio de ta­reas pen­dien­tes en el día o se­ma­na y ge­ne­ra aler­tas dia­rias o men­sua­les. Tam­be­ro. com tra­ba­ja en ac­tua­li­zar la pla­ta­for­ma y en una nue­va for­ma de mo­ne­ti­zar el ser­vi­cio. En la ver­sión tra­di­cio­nal el pro­duc­tor pue­de ex­por­tar un Ex­cel con da­tos.

En la ver­sión de 2019, se po­drán aho­rrar da­tos y tiem­po. Es­cri­bir “Ten­go 100 va­cas”, ir a con­fi­gu­ra­ción pa­ra ma­xi­mi­zar in­ver­sión de tiem­po y ma­yor be­ne­fi­cios po­si­bles. Cuan­do en un ne­go­cio el mar­gen es por­que la de­ci­sión del tam­bo es cru­cial. La de se­guir pro­du­cien­do o que­brar y ce­rrar. Los da­tos du­ros y una ba­se só­li­da de com­pa­ra­ción per­mi­ten to­mar de­ci­sio­nes cla­ves.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.