PO­LÍ­TI­CAS PÚ­BLI­CAS PA­RA PRO­DU­CIR MÁS ALI­MEN­TOS.

Super Campo - - Contents - Por Car­los Ache­to­ni.

Des­de lo pro­duc­ti­vo, el 2018 fue muy com­ple­jo: al ini­cio, la Pam­pa Hú­me­da ve­nía de dos años de inun­da­cio­nes y el úl­ti­mo tam­bién de se­quía y con muy ma­los pre­cios, lo que pro­du­jo un des­fi­nan­cia­mien­to. Es­to, su­ma­do a la fal­ta de com­pe­ti­ti­vi­dad por el pre­cio del dó­lar, hi­zo que no se pu­die­ra ex­por­tar co­mo se de­bía y hu­bo una suer­te de inun­da­ción de pro­duc­tos de otros paí­ses lo que de­te­rio­ró a las eco­no­mías re­gio­na­les, la ac­ti­vi­dad le­che­ra y la por­ci­na. Lue­go, nos en­con­tra­mos con una pa­ri­dad que cam­bió un po­co la si­tua­ción y ge­ne­ró com­pe­ti­ti­vi­dad, pe­ro lle­gó cuan­do los pro­duc­to­res ha­bía­mos mal­ven­di­do. A es­to hay que agre­gar­le un in­cre­men­to muy gran­de de los cos­tos de pro­duc­ción. En pa­ra­le­lo, las fuen­tes de fi­nan­cia­mien­to re­sul­ta­ron to­tal­men­te inac­ce­si­bles. Des­de lo po­lí­ti­co, si bien nues­tra ges­tión co­men­zó a fi­nes de sep­tiem­bre, du­ran­te el año el go­bierno es­tu­vo abo­ca­do a la in­ser­ción in­ter­na­cio­nal y a la aper­tu­ra de mer­ca­dos, que han te­ni­do al­gu­nos efec­tos. Sin em­bar­go, pa­ra los pro­duc­to­res más chi­cos si­guió ha­bien­do mu­chas di­fi­cul­ta­des. Los fun­cio­na­rios reite­ran que es­pe­ran que el sec­tor pue­da ge­ne­rar el 60% de los in­gre­sos del país, pe­ro pa­ra que eso su­ce­da de­ben ge­ne­rar­se las con­di­cio­nes ade­cua­das, a tra­vés de po­lí­ti­cas dis­pues­tas por el Eje­cu­ti­vo y por el Con­gre­so. La in­ter­ac­ción en­tre am­bos po­de­res del Es­ta­do es fun­da­men­tal, y nos preo­cu­pa que, tras un 2018 en el que el Con­gre­so ha te­ni­do una la­bor bas­tan­te deslucida en la ge­ne­ra­ción de le­yes y po­lí­ti­cas pa­ra el sec­tor, es­ta si­tua­ción se pro­fun­di­ce en un año elec­to­ral. Los pro­duc­to­res se­gui­mos pi­dien­do po­lí­ti­cas pú­bli­cas es­pe­cí­fi­cas y ade­cua­das que pue­dan dar res­pues­ta a nues­tras ne­ce­si­da­des; tam­bién un Es­ta­do vir­tuo­so, ca­paz de equi­li­brar las inequi­da­des del mer­ca­do, en es­pe­cial pa­ra los ac­to­res más pe­que­ños. Hay que ge­ne­rar las con­di­cio­nes pa­ra pro­du­cir, en un con­tex­to des­fa­vo­ra­ble en el que se­gui­mos co­bran­do pre­cios si­mi­la­res a los del año pa­sa­do, pe­ro afron­ta­mos cos­tos de in­su­mos do­la­ri­za­dos un 100% más al­tos, con ca­si un 40% de in­fla­ción. En ma­te­ria de se­mi­llas, hay que se­guir tra­ba­jan­do pa­ra des­te­rrar a bol­sa­tech y a los con­tra­tos pri­va­dos, avan­zan­do en el ac­ce­so a la tec­no­lo­gía. Des­de FAA rea­li­za­re­mos el 10 de enero un Fo­ro pa­ra de­ba­tir acer­ca del dic­ta­men al que lle­ga­ron los dipu­tados (que aún no se tra­tó en el Re­cin­to), pa­ra lo­grar que se man­ten­gan el uso pro­pio gra­tui­to, que la tec­no­lo­gía se pa­gue en bol­sa y que se dé la po­si­bi­li­dad de desa­rro­llo a los se­mi­lle­ros. Ade­más, el cam­bio cli­má­ti­co ha ve­ni­do pa­ra que­dar­se. El país de­man­da ma­yor pro­duc­ti­vi­dad, que es im­po­si­ble sin con­tar con ga­ran­tías y fi­nan­cia­mien­to. Pa­ra con­se­guir­las, ne­ce­si­ta­mos la la­bor con­jun­ta y coor­di­na­da del Eje­cu­ti­vo y el Con­gre­so. Oja­lá pue­dan ha­cer­lo, pa­ra po­der cum­plir tam­bién con los ODS al 2030.

De nues­tro la­do, y co­mo des­de 1912, si­gue fir­me nues­tro com­pro­mi­so de pro­du­cir pa­ra ga­ran­ti­zar el arrai­go, la so­be­ra­nía ali­men­ta­ria, la pro­duc­ción fa­mi­liar, sos­te­ni­ble y la per­ma­nen­cia de los jó­ve­nes en el am­bien­te ru­ral.

“Los pro­duc­to­res ne­ce­si­ta­mos un se­gu­ro mul­ti­rries­go que de pre­vi­si­bi­li­dad eco­nó­mi­ca pa­ra ga­ran­ti­zar el cir­cui­to pro­duc­ti­vo que re­dun­da­rá en in­ver­sio­nes y más em­pleo”

* Pte. de Fe­de­ra­ción Agra­ria Ar­gen­ti­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.