24 TEROGRANIZ­O.

Super Campo - - Sumario - Por Án­ge­les Ruiz Fo­tos. Gza. Pa­ra­ná Se­gu­ros

La em­pre­sa Pa­ra­ná Se­gu­ros cuen­ta con una apli­ca­ción di­se­ña­da pa­ra com­ple­men­tar sus co­ber­tu­ras agrí­co­las a par­tir del aná­li­sis de da­tos me­dian­te in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial. Por Án­ge­les Ruiz.

El sis­te­ma de alar­ma Terograniz­o es una apli­ca­ción di­se­ña­da pa­ra com­ple­men­tar a los se­gu­ros agrí­co­las a par­tir del aná­li­sis in­te­li­gen­te de da­tos. Có­mo lo apro­ve­cha al má­xi­mo la in­dus­tria ase­gu­ra­do­ra.

LA IN­TE­LI­GEN­CIA ar­ti­fi­cial se vol­vió la he­rra­mien­ta más usa­da en el cam­po. La in­cor­po­ra­ción de apli­ca­cio­nes con In­te­li­gen­cia Ar­ti­fi­cial, Big Da­ta, IOT y Ma­chi­ne Lear­ning orien­ta al agri­cul­tor a me­jo­rar la pro­duc­ti­vi­dad, vol­ver in­te­li­gen­tes mi­llo­nes de da­tos dis­po­ni­bles en el en­torno y an­ti­ci­par­se a las con­se­cuen­cias de los fe­nó­me­nos cli­má­ti­cos que ha­cen no­ta­bles es­tra­gos en los cul­ti­vos y arrui­nan tem­po­ra­das com­ple­tas.

An­te un es­ce­na­rio cli­má­ti- co in­ma­ne­ja­ble, por ejem­plo, una fuer­te caí­da de gra­ni­zo se tor­na cla­ve el res­pal­do de una ase­gu­ra­do­ra que pro­te­ja la pro­duc­ción agrí­co­la y de es­ta­bi­li­dad al pro­duc­tor pa­ra que no se co­rra del mer­ca­do. La trans­for­ma­ción es­ta­rá en uti­li­zar la tec­no­lo­gía pa­ra ge­ne­rar da­ta de va­lor, in­cen­ti­var más in­ver­sio­nes so­bre to­do en un es­ce­na­rio agrí­co­la tan com­ple­jo. Es la gran apues­ta a fu­tu­ro. La idea de crear una co­ber­tu­ra es­pe­cial pa­ra que los agrí­cul­to­res pue­dan trans­fe­rir su ries­go y vol­ver­se más pro­duc­ti­vos uti­li­zan­do re­cur­sos ac­ce­si­bles y más sus­ten­ta­bles.

Su­per CAM­PO con­ver­só con Gui­ller­mo Tho­mas, ge­ren­te de se­gu­ros agrí­co­las de la em­pre­sa Pa­ra­ná Se­gu­ros, y se re­fi­rió a los be­ne­fi­cios

Terograniz­o: una he­rra­mien­ta que ge­ne­ra aler­tas y alar­mas pa­ra los pro­duc­to­res agrí­co­las an­te po­si­bles fe­nó­me­nos cli­má­ti­cos co­mo la caí­da de gra­ni­zo, por ejem­plo.

TEROGRANIZ­O. En el ca­so de Pa­ra­ná Se­gu­ros, con es­te sis­te­ma de alar­ma Terograniz­o, se di­se­ñó pa­ra com­ple­men­tar a los se­gu­ros agrí­co­las de gra­ni­zo a par­tir del pro­ce­sa­mien­to in­te­li­gen­te de da­tos. Se tra­ta del pri­mer de­sa­rro­llo na­ti­vo que com­par­te in­for­ma­ción me­teo­ro­ló­gi­ca geo­re­fe­ren­cia­da so­bre los cam­pos ase­gu­ra­dos en tiem­po real. Ofre­cen un ser­vi­cio úni­co de gran uti­li­dad pa­ra el agri­cul­tor, a tra­vés de una com­bi­na­ción en­tre lo que se de­no­mi­na In­ter­net de las Co­sas (IOT) y tec­no­lo­gías pre­dic­ti­vas cli­má­ti­cas.

La apli­ca­ción mo­ni­to­rea el cli­ma so­bre los cam­pos con in­for­ma­ción pro­ve­nien­te del INTA y de la NASA. "Rom­pe con el pa­ra­dig­ma no só­lo la­ti­noa­me­ri­cano, sino mun­dial, so­bre có­mo se lle­va ade­lan­te la co­la­bo­ra­ción en­tre el agri­cul­tor y la com­pa­ñía de se­gu­ros. La bús­que­da fi­nal es dar­le es­ta­bi­li­dad al agri­cul­tor y apor­tar

al cre­ci­mien­to pro­duc­ti­vo del país", se­ña­ló Gui­ller­mo Tho­mas y des­ta­có que es­te sis­te­ma de aler­ta pue­de ins­tru­men­tar­se de­bi­do al apo­yo del INTA Cas­te­lar co­mo el es­la­bón cla­ve pa­ra ar­ti­cu­lar es­te ti­po de vin­cu­la­cio­nes pú­bli­co-pri­va­das.

APP. Los da­tos de Terograniz­o se ac­tua­li­zan ca­da diez mi­nu­tos los 365 días del año. Lue­go dis­pa­ra un men­sa­je au­to­má­ti­co y ad­vier­te a los pro­duc­to­res tres ho­ras an­tes so­bre tor­men­tas fuer­tes y pro­ba­ble caí­da de gra­ni­zo. Si efec­ti­va­men­te se pro­du­ce el si­nies­tro, dos ho­ras des­pués, re­ci­be un nue­vo email don­de se mar­ca en el ma­pa el área pro­ba­ble de da­ño.

El sis­te­ma co­men­zó a en­viar men­sa­jes en agos­to de 2017 y pro­du­jo 2.067 aler­tas y 2.323 alar­mas. Hoy, las ci­fras ron­dan las 20.000 alar­mas y aler­tas pa­ra la cam­pa­ña 2018/19 que aún se es­tá tran­si­tan­do.

Se pue­de ac­ce­der a Terograniz­o me­dian­te el si­tio web o una apli­ca­ción mó­vil. Es­ta he­rra­mien­ta tie­ne res­pues­tas prin­ci­pal­men­te en la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, San­ta Fe y En­tre Ríos. Es­to fue po­si­ble gra­cias al con­ve­nio fir­ma­do con El INTA Cas­te­lar, los in­ge­nie­ros de Pa­ra­ná Se­gu­ros y Mi­cro­soft Ar­gen­ti­na.

"Es un sis­te­ma de con­ver­gen­cia tec­no­ló­gi­ca con­ver­ti­da en app pa­ra el cam­po. Brin­da­mos un ser­vi­cio ase­gu­ra­do al agri­cul­tor que no va a en­con­trar­lo en otras com­pa­ñías de se­gu­ros en Amé­ri­ca La­ti­na. Te­ne­mos que re­ver­tir la ten­den­cia y rom­per con los in­tere­ses en­con­tra­dos. La ase­gu­ra­da de­be for­me par­te de la so­lu­ción y ac­tuar con efec­ti­vi­dad. La idea es ade­lan­tar­se a la caí­da del gra­ni­zo, re­du­cir los po­si­bles des­tro­zos y tra­ba­jar con el tasador pa­ra pa­gar lo an­tes po­si­ble", se­ña­la Tho­mas.

AL­CAN­CE. Ca­da agri­cul­tor tie­ne su en­torno de reali­dad. Pa­ra ca­da per­fil hay una so­lu­ción. "Las gran­des plan­ta­cio­nes, de 10 a 20 mil ha, va­lo­ran es­ta he­rra­mien­ta por­que re­sul­ta im­po­si­ble ma­ne­jar más de 400 a 700 lo­tes des­trui­dos en un ra­dio de 400 km. Se­ría cos­to­so con­tra­tar más peo­nes o in­ge­nie­ros agró­no­mos que re­vi­sen los cul­ti­vos ca­da vez que se apro­xi­ma una tor­men­ta o la caí­da del gra­ni­zo", ex­pli­ca Gui­ller­mo Tho­mas. En el ca­so de lo­tes pró­xi­mos a las ciu­da­des, ha­bla­mos de has­ta 500 lo­tes don­de no hay vi­si­bi­li­dad o po­si­bi­li­dad de re­co­rrer­los a dia­rio, es una ayu­da ya que "a 200 a 600 km de dis­tan­cia, al­gún pro­duc­tor con cam­po en Tres Arro­yos que vi­ve en CA­BA ten­drá una aler­ta".

Se es­ti­ma que en ca­da tem­po­ra­da se ge­ne­ra apro­xi­ma­da­men­te de 180 a 450 tor­men­tas. Las aler­tas y alar­mas de Terograniz­o in­di­can cuan­do se apro­xi­ma ca­da tor­men­ta e ins­pec­cio­nar un ra­dar de más 700 lo­tes a la vez. ¿De qué ma­ne­ra? Una vez que el agri­cul­tor se ase­gu­ra en Terograniz­o, su lo­te pa­sa a una ba­se de da­tos que ve­ri­fi­ca ca­da pa­sa­je de tor­men­ta en tiem­po real y ana­li­za si es una tor­men­ta con va­ria­ble ventosa o con caí­da de gra­ni­zo.

La trans­for­ma­ción di­gi­tal vie­ne de la mano de Mi­cro­soft Ar­gen­ti­na a tra­vés de la nu­be di­se­ña­da pa­ra es­te ser­vi­cio de se­gu­ros.El sis­te­ma pro­ce­sa los da­tos con la pla­ta­for­ma Azu­re y pro­vee de in­for­ma­ción con­fia­ble pa­ra el ase­gu­ra­do y la com­pa­ñía, ba­sa­dos en da­tos en tiem­po real pa­ra des­pués avan­zar en la ta­sa­ción, co­ti­za­ción y co­ber­tu­ra de los da­ños.

El re­le­va­mien­to de da­tos y su aná­li­sis me­dian­te la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial sepue­de uti­li­zar pa­ra me­jo­rar las co­ber­tu­ras de se­gu­ros agrí­co­las.

La app tie­ne ga­nan­cia in­me­dia­ta. De­tec­ta dón­de y cuán­do cae el gra­ni­zo y se an­ti­ci­pa con la tec­no­lo­gía de Mi­cro­soft Azu­re y la geo-lo­ca­li­za­ción que brin­da el INTA pa­ra la ta­sa­ción.

Gui­ller­mo Tho­mas Ge­ren­te de Terograniz­o

Los ra­da­res me­teo­ro­ló­gi­cos del INTA per­mi­ten te­ner in­for­ma­ción a es­ca­la es­pa­cio­tem­po­ral de even­tos cli­má­ti­cos se­ve­ros en las hec­tá­reas claves.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.