92 CALIBRACHO­A.

Super Campo - - Sumario - Por Án­ge­les Ruiz Fo­tos: Gza. P. Gallego

Nue­va or­na­men­tal pa­ra can­te­ros y ma­ce­tas. Por Án­ge­les Ruiz.

Pa­blo Gallego es el in­ven­tor del ma­te eléc­tri­co que sa­lió al mer­ca­do y tu­vo ré­cord de de­man­da. El ma­te se man­tie­ne ca­lien­te a tra­vés de un ca­ble USB.

PA­BLO GALLEGO es el em­pren­de­dor ar­gen­tino que rein­ven­tó la for­ma de to­mar ma­te. Es­te no­ve­do­so ar­tícu­lo no se la­va y man­tie­ne siem­pre la tem­pe­ra­tu­ra ideal. Gra­cias al di­se­ño, pen­sa­do ex­clu­si­va­men­te pa­ra eli­mi­nar el con­tras­te tér­mi­co que ha­ce que la yer­ba du­re me­nos, se po­drá dis­fru­tar de un buen ma­te y aho­rrar yer­ba.

Su­per CAM­PO dia­lo­gó con Pa­blo Gallego, fun­da­dor de Ma­te Eléc­tri­co, quien creó es­te innovador pro­duc­to y lo pu­so ofi­cial­men­te en ven­ta a mi­tad de enero. Hoy ya se en­cuen­tra en ple­na re­no­va­ción de stock. ¿Por qué lo eli­gen? Es un ma­te de ace­ro inoxi­da­ble que se co­nec­ta por puer­to de USB, se man­tie­ne a tem­pe­ra­tu­ra uni­for­me por 10 mi­nu­tos o has­ta por 10 ho­ras. Es inalám­bri­co gra­cias a su tec­no­lo­gía in­duc­ti­va. Ade­más, se pue­de car­gar des­de una PC, Mac, No­te­book, car­ga­dor de ce­lu­lar, batería ex­ter­na y otros puer­tos de USB que man­ten­ga una co­rrien­te 1.1A cons­tan­te.

IDEA. Pa­blo Gallego es pro­duc­tor au­dio­vi­sual y su es­pí­ri­tu in­quie­to hi­zo que se pon­ga a rea­li­zar los pri­me­ros pro­to­ti­pos del ma­te. Es­ta idea sur­gió ha­ce va­rios años cuan­do Pa­blo to­ma­ba ma­te mien­tras tra­ba­ja­ba fren­te a la compu­tado­ra en la edi­ción de vi­deos. Se en­fria­ban los ma­tes y eso lo des­alen­ta­ba. "Te­nía un bo­rra­dor con to­do el cir­cui­to pa­ra el ar­ma­do del ma­te eléc­tri­co y so­lu­cio­nar el pro­ble­ma de la yer­ba fría. Lue­go de ha­cer

va­rias prue­bas, co­men­cé con la fa­bri­ca­ción de es­te ma­te has­ta que, en 2017 al con­cur­sar del pro­gra­ma IN­NO­VAR, se me ocu­rrió pre­sen­tar es­te ma­te eléc­tri­co", Gallego ex­pli­ca có­mo fue se­lec­cio­na­do por su innovador de­sa­rro­llo.

El mo­de­lo ori­gi­nal fue pre­sen­ta­do en la feria IN­NO­VAR, or­ga­ni­za­da por el en­ton­ces Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción, Cul­tu­ra, Cien­cia y Tec­no­lo­gía. Siem­pre es­tu­vo la idea de pre­sen­tar un pro­duc­to útil pa­ra el pú­bli­co, de fá­cil pro­duc­ción y de ven­ta rá­pi­da. "Ten­go un back­ground téc­ni­co, con un pa­dre téc­ni­co elec­tró­ni­co, y to­da mi vi­da vi apa­ra­tos des­ar­ma­dos. Co­noz­co por den­tro có­mo fun­cio­nan las co­sas. No es­tu­dié nin­gu­na ca­rre­ra téc­ni­ca. Si es­tu­dié ci­ne, pe­ro al ser cu­rio­so di­se­ñé un cir­cui­to pa­ra me­jo­rar el sis­te­ma de cá­ma­ras, lue­go tras esa prác­ti­ca, pu­de desa­rro­llar el sis­te­ma que man­tie­ne ca­lien­te al ma­te", re­la­ta Pa­blo Gallego so­bre co­mo ini­ció es­te pro­yec­to.

MO­DE­LOS. La me­jor ver­sión del ma­te, tie­ne va­rios pe­di­dos: la de­man­da se acer­có a los 20 mil ma­tes por se­ma­na. "Pa­ra el di­se­ño y pues­ta en ven­ta del ma­te, hi­ce una en­cues­ta pa­ra sa­ber has­ta qué pre­cio es­ta­ba dis­pues­to a pa­gar el clien­te pa­ra ob­te­ner un ma­te úl­ti­mo mo­de­lo. La res­pues­ta fue que más de $2.700 el clien­te no pa­ga por un ma­te, di­se­ñé un ma­te clá­si­co y un ma­te Pre­mium", ex­pli­ca Gallego. Por lo tan­to, el pro­duc­to vie­ne en cua­tro va­rie­da­des, pe­ro los dos más pe­di­dos son el mo­de­lo bá­si­co que sa­le $699 y la ver­sión Pre­mium a $2.699.

El ma­te eléc­tri­co tie­ne 3 ca­rac­te­rís­ti­cas cla­ras pa­ra con­ver­tir­se en un pro­duc­to so­li­ci­ta­do:

Tem­pe­ra­tu­ra: el ma­te se man­tie­ne siem­pre ca­lien­te, por 10 mi­nu­tos o 10 ho­ras se­gui­das, ca­da ma­te man­tie­ne la tem­pe­ra­tu­ra del an­te­rior.

Lim­pie­za: al no cam­biar la yer­ba tan se­gui­do, se evi­ta en­su­ciar el ta­cho de ba­su­ra y ge­ne­rar ma­los olo­res.

Eco­no­mi­za­dor: evi­ta el des­per­di­cio de yer­na, se cam­bia cuan­do el usua­rio lo desea y no cuan­do el ma­te lo de­ci­de ya que se man­tie­ne la tem­pe­ra­tu­ra ideal por un lar­go pe­río­do.

To­das las ver­sio­nes son im­permea­bles. Se­gún Pa­blo Gallego, no exis­te pe­li­gro al mo­men­to del la­va­do ya que tra­ba­ja con 5 vol­tios, que es equi­va­len­te a lo que con­su­me un mou­se de una compu­tado­ra. La ver­sión más ca­ra uti­li­za 7 Watts. El cos­to de elec­tri­ci­dad por te­ner­lo en­chu­fa­do al­re­de­dor de 12 ho­ras to­dos los días es de apro­xi­ma­da­men­te 4 pe­sos al mes.

La tem­pe­ra­tu­ra del ma­te vie­ne pre-pro­gra­ma­da de fá­bri­ca pa­ra que no se re­ca­lien­te la yer­ba en cual­quier am­bien­te. El ma­te eléc­tri­co bus­ca una es­ta­bi­li­dad en­tre los 60º de tem­pe­ra­tu­ra. Lo que en­tra en con­tac­to con la yer­ba es el ace­ro inoxi­da­ble co­mo com­po­nen­te prin­ci­pal del ma­te al igual que la bom­bi­lla. No se uti­li­za nin­gún ma­te­rial tó­xi­co y no hay com­po­nen­te que cam­bie el sa­bor del ma­te.

La di­fe­ren­cia fun­da­men­tal del ma­te bá­si­co con el Pre­mium es que el bá­si­co tie­ne un ca­ble que se co­nec­ta a tra­vés de la compu­tado­ra con puer­to de USB y es­to re­du­ce los cos­tos de pro­duc­ción y muy útil pa­ra el usua­rio. En cam­bio, la ver­sión Pre­mium trae una ba­se blan­ca que man­tie­ne de for­ma elec­tro­mag­né­ti­ca el ca­lor en el ma­te y es aprue­ba de agua. La ba­se de car­ga in­duc­ti­va de alta ve­lo­ci­dad sir­ve pa­ra man­te­ner ca­lien­te la yer­ba. Tie­ne un cos­to adi­cio­nal ya que tam­bién sir­ve pa­ra la car­ga de ce­lu­la­res An­droid y IPHO­NE. Un ma­te muy útil.

Da­do el éxi­to de de­man­da en la web www.ma­tee­lec­tri­co.com, Pa­blo Gallego y su equi­po ya es­tán rea­li­zan­do ron­das de in­ver­sio­nes.

Pa­blo Gallego CEO de Ma­te Eléc­tri­co

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.