Po­lí­ti­cas pa­ra un re­cur­so es­tra­té­gi­co. Por Daniel A. Va­le­rio.

Super Campo - - SUMARIO - Por Daniel Va­le­rio*

El agua es el prin­ci­pal pro­ble­ma que hoy en­fren­ta la hu­ma­ni­dad. La preo­cu­pa­ción pa­sa por co­mo la es­ca­sez de agua pue­de au­men­tar los pro­ble­mas de se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria que en­fren­tan va­rios paí­ses. El dé­fi­cit hí­dri­co les ge­ne­ra una si­tua­ción de de­pen­den­cia eco­nó­mi­ca y de vul­ne­ra­bi­li­dad hu­ma­na que los em­pu­ja a rea­li­zar fuer­tes in­ver­sio­nes en in­fraes­truc­tu­ra de acu­mu­la­ción y dis­tri­bu­ción del agua, tan­to pa­ra el con­su­mo hu­mano co­mo pa­ra rie­go. Es­to lle­va a que los fo­ros in­ter­na­cio­na­les em­pu­jen a los paí­ses ha­cia un ma­yor com­pro­mi­so con la pre­ser­va­ción de es­te re­cur­so y a la ne­ce­si­dad de es­ti­mu­lar po­lí­ti­cas que con­tri­bu­yan a una ges­tión in­te­gra­da pa­ra me­jo­rar la efi­cien­cia de uti­li­za­ción.

Es­ta pro­ble­má­ti­ca in­ci­de ca­da vez más en el co­mer­cio mun­dial de pro­duc­tos agro­pe­cua­rios. En ese ám­bi­to la Ar­gen­ti­na jue­ga un pa­pel des­ta­ca­do, pe­ro re­quie­re del di­se­ño de po­lí­ti­cas y es­tra­te­gias de me­diano y lar­go pla­zo pa­ra apro­ve­char las ven­ta­jas que le brin­da su dis­po­ni­bi­li­dad de agua dul­ce. Con ese mar­co, se es­pe­ra que el mer­ca­do de ali­men­tos tien­da a que ca­da país orien­te la pro­duc­ción en fun­ción de su dis­po­ni­bi­li­dad hí­dri­ca. De es­ta for­ma, aque­llos con ma­yo­res dé­fi­cits ten­de­rían a las pro­duc­cio­nes más in­ten­si­vas y que pre­sen­ten ma­yor efi­cien­cia en la can­ti­dad de agua uti­li­za­da pa­ra pro­du­cir un ki­lo de ma­te­ria se­ca de ali­men­to. Eso es lo que se pue­de es­pe­rar que ocu­rra en paí­ses co­mo In­dia y Chi­na. En­ton­ces, no es ca­sual que esos gi­gan­tes asiá­ti­cos in­cre­men­ten año tras años sus de­man­das ex­ter­nas de ali­men­tos, es­pe­cial­men­te de gra­nos, co­mo so­ja y maíz, cu­yas pro­duc­cio­nes son me­nos efi­cien­tes en el uso del agua. Ahí es don­de apa­re­ce la po­si­bi­li­dad pa­ra la Ar­gen­ti­na de ju­gar un rol de ma­yor li­de­raz­go y pro­ta­go­nis­mo. Pre­ci­sa­men­te en esos gra­nos el mer­ca­do in­ter­na­cio­nal de­pen­de de lo que ocu­rre con las pro­duc­cio­nes de Es­ta­dos Uni­dos, Bra­sil y Ar­gen­ti­na. De allí sur­ge la cre­cien­te in­ci­den­cia que du­ran­te los úl­ti­mos años tie­ne el te­ma en las transac­cio­nes in­ter­na­cio­na­les y la im­por­tan­cia que re­vis­te pa­ra un país ne­ta­men­te ex­por­ta­dor de ali­men­tos, co­mo la Ar­gen­ti­na. Des­de es­ta mi­ra­da, que­da cla­ro que ex­por­tar un pro­duc­to equi­va­le a ex­por­tar el agua ne­ce­sa­ria pa­ra pro­du­cir­lo (co­no­ci­da co­mo agua vir­tual). Co­mo con­tra­par­ti­da, el país im­por­ta­dor pue­de de­di­car esa can­ti­dad de agua a otros fi­nes con ma­yor ren­di­mien­to eco­nó­mi­co y so­cial. Los en­fo­ques ma­cro in­di­can que el 77% del co­mer­cio in­ter­na­cio­nal de ali­men­tos bá­si­cos, có­mo maíz, so­ja y tri­go, es­tá ba­sa­do en el agua ver­de (pro­vis­ta por las llu­vias) de los paí­ses ex­por­ta­do­res. Sin em­bar­go, la Ar­gen­ti­na tie­ne mu­cho pa­ra ha­cer en ma­te­ria de apro­ve­char su si­tua­ción pri­vi­le­gia­da, ya que ac­tual­men­te só­lo uti­li­za el 4% de sus re­cur­sos hí­dri­cos dis­po­ni­bles. En las áreas de rie­go, si bien se ha avan­za­do en la lle­ga­da del agua a la puer­ta de las fin­cas, aún que­da mu­cho por te­jer en ma­te­ria de obras de in­fraes­truc­tu­ra de cap­ta­ción, con­duc­ción y dis­tri­bu­ción. Pe­ro, , hoy apa­re­ce un gran re­tra­so a ni­vel pre­dial, que re­quie­re de pla­nes de apo­yo y asis­ten­cia téc­ni­ca y fi­nan­cie­ra a los pro­duc­to­res pa­ra me­jo­rar los sis­te­mas de rie­go que uti­li­zan en sus fin­cas. Mien­tras, en las re­gio­nes más hú­me­das se en­cuen­tra pen­dien­te una pla­ni­fi­ca­ción es­tra­té­gi­ca del uso del agua. Hoy por el Río de la Pla­ta se sa­li­ni­zan, al es­ca­par­se ha­cia el mar, al­re­de­dor de 2 mil bi­llo­nes de li­tro de agua por día.

*

El agro re­quie­re po­lí­ti­cas que con­tri­bu­yan a en­fren­tar el desafío de pro­du­cir más con la mis­ma can­ti­dad de agua.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.