Im­plan­ta­ción que rin­de más. Por Juan Pa­blo Vé­lez.

El INTA Man­fre­di reali­zó es­tu­dios so­bre los nue­vos equi­pa­mien­tos dis­po­ni­bles pa­ra que las sem­bra­do­ras in­cre­men­ten la ca­li­dad de siem­bra.

Super Campo - - SUMARIO - Por Juan Pa­blo Vé­lez* Fo­tos Ar­chi­vo Su­per CAM­PO

La ca­li­dad de siem­bra par­te de una co­rrec­ta ve­lo­ci­dad de siem­bra, man­te­ni­mien­to apro­pia­do y de la elec­ción del sis­te­ma dis­tri­bui­dor, asi­mis­mo la ca­li­dad de siem­bra es­tá li­mi­ta­da por la tec­no­lo­gía usa­da. Por ejem­plo, en re­la­ción con el efec­to que pro­du­cen en la ca­li­dad de siem­bra las vi­bra­cio­nes de los cuer­pos de las sem­bra­do­ras, hay en­sa­yos rea­li­za­dos eva­luan­do el sis­te­ma es­ta­bi­li­za­dor de cuer­po tal co­mo los co­mer­cia­li­za­dos por Ba­ra­tec; és­te dis­mi­nu­ye la vi­bra­ción de los cuer­pos de siem­bra lo que re­du­ce la can­ti­dad de se­mi­llas que co­li­sio­nan en el ca­ño de ba­ja­da; otra tec­no­lo­gía re­la­cio­na­da con es­ta di­men­sión es el dis­tri­bui­dor de Plan­tium, que me­dian­te ai­re for­za­do ex­pul­sa la se­mi­lla del ca­ño de ba­ja­da co­mo una cer­ba­ta­na; es­to per­mi­te, se­gún prue­bas rea­li­za­das, lo­grar sem­brar has­ta una ve­lo­ci­dad de 14 km/h con bue­na dis­tri­bu­ción de se­mi­llas. Exis­ten crí­ti­cas a es­te tra­ba­jo que sos­tie­nen que es im­po­si­ble sem­brar a esa ve­lo­ci­dad por­que em­pie­za a fa­llar la sem­bra­do­ra, la mis­ma se rom­pe o el res­to de los dis­po­si­ti­vos no tra­ba­jan co­rrec­ta­men­te. Pe­ro se­gún las prue­bas y ob­ser­va­cio­nes rea­li­za­das so­bre di­chos equi­pos, pue­de asu­mir­se que pre­ci­sa­men­te es­ta­mos an­te cam­bios de pa­ra­dig­mas en cuan­to

a co­se­cha de maíz; la li­mi­tan­te ya no es­tá en el dis­tri­bui­dor sino en el res­to del equi­pa­mien­to, lo que nos ha­ces sa­ber que hay con­cep­cio­nes que de­be­mos mo­di­fi­car; el de­sa­fío ha­cia el fu­tu­ro es­tá en desa­rro­llar sem­bra­do­ras de al­ta ve­lo­ci­dad con bue­na ca­li­dad de siem­bra.

So­la­pa­mien­to

El so­la­pa­mien­to de se­mi­llas en las ca­be­ce­ras o en ma­nio­bras pa­ra es­qui­var obs­tácu­los es otra di­men­sión re­le­van­te en la ca­li­dad de siem­bra y en los con­se­cuen­tes im­pac­tos so­bre ren­ta­bi­li­dad. Cuan­do la sem­bra­do­ra su­per­po­ne se­mi­llas, exi­ge re­cu­rrir al “fa­mo­so” 6% que aña­di­mos en el cálcu­lo de la can­ti­dad de bol­sas ne­ce­sa­rias pa­ra un lo­te. El ni­vel de su­per­po­si­ción en un lo­te de­pen­de del ta­ma­ño y for­ma del mis­mo y del ta­ma­ño de la sem­bra­do­ra. En un lo­te con for­ma cua­dra­da de 100 has, es­ta su­per­po­si­ción pue­de equi­va­ler has­ta un 2%; con­si­de­ran­do un va­lor de la bol­sa de U$S 250, el so­la­pa­mien­to equi­va­le a una pér­di­da de U$S 5/ha. Si le su­ma­mos la dis­mi­nu­ción de ren­di­mien­to del maíz en don­de se du­pli­có la den­si­dad por su­per­po­si­ción, es­ta pér­di­da se pue­de ele­var a US$ 10/ha.

La preo­cu­pa­ción por la uni­for­mi­dad de la apli­ca­ción de fer­ti­li­zan­tes se acen­tuó re­cien­te­men­te, de­bi­do a la ma­yor par­ti­ci­pa­ción de gra­mí­neas en la ro­ta­ción, pe­ro tam­bién de­bi­do a la in­cor­po­ra­ción de he­rra­mien­tas de ve­ri­fi­ca­ción co­mo es el ca­so del dron. Ca­da vez es más co­mún que el in­ge­nie­ro agró­no­mo o el ase­sor lle­ve en su ca­mio­ne­ta un dron pa­ra re­ca­bar in­for­ma­ción ex­tra. En­sa­yos rea­li­za­dos por la EEA Man­fre­di de­mos­tra­ron que el ta­po­na­mien­to de un ca­ño de ba­ja­da de fer­ti­li­zan­te en una sem­bra­do­ra de 16 sur­cos pro­du­jo una mer­ma de 600 kg de ren­di­mien­to por hec­tá­rea (ver fo­to­gra­fía aé­rea), lo que re­pre­sen­ta al­re­de­dor de US$ 72/ha.

Do­sis va­ria­ble

Res­pec­to a la tec­no­lo­gía de do­sis va­ria­bles, el INTA, des­de los ini­cios de la Agri­cul­tu­ra de Pre­ci­sión en Ar­gen­ti­na, lle­va a ca­bo en­sa­yos pa­ra cuan­ti­fi­car los im­pac­tos de es­ta tec­no­lo­gía. Ac­tual­men­te, es­tá tra­ba­jan­do en mo­de­lar los be­ne­fi­cios eco­nó­mi­cos de la apli­ca­ción si­tio es­pe­cí­fi­ca; es­to es, mos­trar en ca­da sec­tor del lo­te qué ren­ta­bi­li­dad se ob­tie­ne con el uso de la tec­no­lo­gía de do­sis va­ria­bles,

ya que es un ne­go­cio del me­tro cua­dra­do. Me­dian­te grá­fi­cas se mues­tra có­mo en un mis­mo lo­te pue­den pre­sen­tar­se di­fe­ren­tes si­tua­cio­nes; por ejem­plo, se ven áreas de ren­ta­bi­li­dad ne­ga­ti­va que des­apa­re­cen de­bi­do al aho­rro de in­su­mos y áreas con ren­ta­bi­li­dad al­ta apa­re­cen con ma­yor fre­cuen­cia de­bi­do a la re­lo­ca­li­za­ción de se­mi­lla y fer­ti­li­zan­te. La in­ten­ción de es­tos en­sa­yos con in­for­ma­ción eco­nó­mi­ca es sen­si­bi­li­zar so­bre que, si bien los re­sul­ta­dos de ren­di­mien­to en gra­nos por fac­to­res cli­má­ti­cos y ca­li­dad de sue­lo no se pue­den mo­di­fi­car, si se pue­de mo­di­fi­car el re­sul­ta­do eco­nó­mi­co me­dian­te la uti­li­za­ción in­te­li­gen­te de los in­su­mos.

La do­si­fi­ca­ción va­ria­ble ha cre­ci­do mu­cho. En 2016, un 30% de sem­bra­do­ras sa­lie­ron equi­pa­das con es­te sis­te­ma y en 2017 se re­pi­tió la pro­por­ción. En es­te ca­so, el 50% po­seen ac­tua­do­res eléc­tri­cos y 50% con sis­te­ma hi­dráu­li­co y ca­jas elec­tro­me­cá­ni­cas.

Ac­tual­men­te en Ar­gen­ti­na exis­ten equi­pa­mien­tos de con­trol y es­ta­bi­li­za­do­res de cuer­pos que obe­de­cen a la ten­den­cia de con­trol to­tal de la sem­bra­do­ra pa­ra ma­xi­mi­zar la pre­ci­sión. En­sa­yos rea­li­za­dos en INTA Man­fre­di han arro­ja­do un in­cre­men­to de un 8% en la pro­duc­ción de gra­nos de maíz uti­li­zan­do es­ta­bi­li­za­do­res en cuer­po de siem­bra. Con­si­de­ran­do el FAS teó­ri­co de agos­to de 2019, es­ta me­jo­ra en ren­di­mien­to po­dría sig­ni­fi­car unos US$ 96 adi­cio­na­les de in­gre­sos por hec­tá­rea. En el 2016, el 10% de las sem­bra­do­ras sa­lie­ron equi­pa­das con es­ta­bi­li­za­dor en­tre los que se en­cuen­tran el sis­te­ma hi­dro­neu­má­ti­co Ba­ra­tec y el sis­te­ma neu­má­ti­co Pre­ci­sion Plan­ting. En 2017 el por­cen­ta­je as­cen­dió a 15% y, por ca­da 2 equi­pos hi­dro­neu­má­ti­cos Ba­ra­tec, se ven­dió 1 sis­te­ma es­ta­bi­li­za­dor neu­má­ti­co Pre­ci­sion Plan­ting, lo que es­ta­ble­ce gran pre­do­mi­nio de la in­dus­tria ar­gen­ti­na.

*Pro­yec­to Agri­cul­tu­ra de Pre­ci­sión INTA

En los úl­ti­mos años ha cre­ci­do la ofer­ta y de­man­da de pla­ta­for­mas ca­pa­ces de ha­cer do­si­fi­ca­ción va­ria­ble de se­mi­llas y fer­ti­li­zan­tes

En el grá­fi­co se pue­de apre­ciar la di­fe­ren­cia de mar­gen ne­to (MN) en­tre la apli­ca­ción de do­sis fi­ja y do­sis va­ria­ble.

La siem­bra con do­si­fi­ca­ción va­ria­ble y los sis­te­mas de es­ta­bi­li­za­ción de la má­qui­na con­tri­bu­yen a la ca­li­dad de im­plan­ta­ción

Los nue­vos equi­pa­mien­tos de con­trol y es­ta­bi­li­za­do­res de cuer­pos res­pon­den a la ten­den­cia del con­trol to­tal de la sem­bra­do­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.