Al­to olei­co y pro­teí­na mar­can el fu­tu­ro. Por Eduar­do Bus­tos.

Mer­co­so­ja tra­jo no­ve­da­des re­vo­lu­cio­na­rias pa­ra el fu­tu­ro de la olea­gi­no­sa. La edi­ción gé­ni­ca pro­me­te ofre­cer una so­ja a me­di­da de ca­da ne­ce­si­dad.

Super Campo - - SUMARIO - Por Eduar­do Bus­tos Fo­tos Gza. ArDig String agro y Ar­chi­vo Su­per CAM­PO

La VII edi­ción de Mer­co­so­ja 2019 de­jó co­mo re­sul­ta­do no­ve­do­sos as­pec­tos que ha­cen al ne­go­cio de la so­ja, pe­ro el fo­co es­tu­vo pues­to en las es­tra­te­gias pa­ra lo­grar al­tos rin­des, en el ma­ne­jo de las en­fer­me­da­des, la nu­tri­ción y el co­mer­cio, en­tre otros te­mas, con pre­sen­ta­cio­nes que con­vo­ca­ron a es­pe­cia­lis­tas ar­gen­ti­nos y ex­tran­je­ros.

Tra­ba­jar en los rin­des

“El me­jo­ra­mien­to de los ren­di­mien­tos en so­ja es­tá vin­cu­la­do al au­men­to de una ma­yor pro­duc­ción de bio­ma­sa, prác­ti­cas de ma­ne­jo re­la­cio­na­das con la nu­tri­ción, es­pa­cia­mien­to en­tre las plan­tas pa­ra po­der mi­rar me­jor, ajus­tar la den­si­dad y la fe­cha de siem­bra, he­rra­mien­tas que el pro­duc­tor de­be te­ner en cuen­ta pa­ra me­jo­rar los ren­di­mien­tos”, ex­pli­có a Su­per CAM­PO Ig­na­cio Ciam­pit­ti, quien ex­pu­so so­bre los avan­ces en el ma­ne­jo de la so­ja pa­ra ob­te­ner al­tos ren­di­mien­tos.

Egre­sa­do de la Fa­cul­ta de Agro­no­mía de la Uni­ver­si­dad de Bue­nos Ai­res, es en la ac­tua­li­dad do­cen­te e in­ves­ti­ga­dor de la Uni­ver­si­dad Es­ta­tal de Kan­sas, Es­ta­dos Uni­dos, en­tre otros car­gos.

La cla­ve es­tá en la ca­li­dad y la pro­tei­na:“Nues­tros con­su­mi­do­res co­mien­zan a de­man­dar ca­li­dad en for­ma muy in­sis­ten­te, es el fu­tu­ro y te­ne­mos que ver có­mo van a pa­gar esa ca­li­dad que de­be­ría re­fle­jar­se en al­gún ti­po de in­cen­ti­vo”, am­plió.

Re­co­men­dó, asi­mis­mo, la uti­li­za­ción de las he­rra­mien­tas dis­po­ni­bles y es­ti­mó ne­ce­sa­rio

tra­ba­jar tam­bién so­bre la nu­tri­ción y la fi­ja­ción de ni­tró­geno, “es un cos­to que es­tá im­plí­ci­to en la plan­ta y mu­chos pro­duc­to­res no lo ven”, com­ple­tó.

”Es­ta­mos tra­ba­jan­do en la va­ria­bi­li­dad de pro­teí­na den­tro del lo­te, he­cho que nos va a dar un va­lor agre­ga­do gi­gan­te, a par­tir de ver las prác­ti­cas de ma­ne­jo, si­tua­ción de lo­te a ni­vel to­po­grá­fi­co, a la vez de ac­ce­der a un ni­vel de­ta­lla­do de in­for­ma­ción que hoy no te­ne­mos”, am­plió.

“Al pro­duc­tor le po­dre­mos dar he­rra­mien­tas im­por­tan­tí­si­mas pa­ra se­gre­gar pro­teí­nas a ni­vel cam­po y po­drá ob­te­ner ese be­ne­fi­cio en la me­di­da que se­gre­gue lo­tes de ba­ja y de al­ta pro­teí­na. Hay em­pre­sas que hoy es­tán dis­pues­tas a pa­gar el ni­vel de des­agre­ga­ción”, ex­pli­có Ciam­pit­ti.

La par­te pro­duc­ti­vo - am­bien­tal es otro de los ejes im­por­tan­tes por la po­si­bi­li­dad de em­pe­zar a en­ten­der la va­ria­bi­li­dad en pro­teí­na y va a dar tam­bién he­rra­mien­tas de ma­ne­jo de fer­ti­li­dad pa­ra la so­ja y el cul­ti­vo si­guien­te.“Com­pren­der ese me­ca­nis­mo nos va a dar, des­de lo am­bien­tal, una ma­yor se­gu­ri­dad al mos­trar esa in­for­ma­ción a la so­cie­dad y a nues­tros pro­duc­to­res. El ba­lan­ce de ni­tró­geno en so­ja y el ba­lan­ce pro­duc­ti­vo res­pec­to de lo que es­tán ha­cien­do, son muy de­ta­lla­dos, y brin­dan una in­for­ma­ción muy im­por­tan­te pa­ra ellos”, am­plió el in­ves­ti­ga­dor.

El do­cen­te ha­bló tam­bién de las ex­pe­rien­cias rea­li­za­das con la fi­ja­ción ni­tró­geno en so­ja y pun­tua­li­zó que:“Mi­ra­mos el ni­tró­geno a tra­vés de la fi­ja­ción, no a tra­vés de la fer­ti

li­za­ción. Lo que es­ta­mos ha­cien­do es mi­rar­lo des­de el pun­to de vis­ta cien­tí­fi­co pa­ra dar­le una bue­na he­rra­mien­ta al pro­duc­tor pa­ra que to­me de­ci­sio­nes”, ex­pli­có.

Pa­ra en­ten­der me­jor la di­ná­mi­ca car­bono-ni­tró­geno:“Po­de­mos de­cir que pa­ra man­te­ner la no­du­la­ción la plan­ta ne­ce­si­ta fo­to­sin­te­ti­zar más y pro­du­cir más car­bono”, eva­luó

A mo­do de re­co­men­da­ción, pro­pu­so pa­ra los pró­xi­mos años me­jo­rar la fi­ja­ción de ni­tró­geno en la plan­ta y man­te­ner la no­du­la­ción por más tiem­po. “Es­te es el pun­to más fuer­te en el que se de­be po­ner el fo­co, ade­más de se­guir de cer­ca la re­la­ción C - N. Es­to no im­pac­ta en la pro­duc­ti­vi­dad del cul­ti­vo, lo ha­ce más en la ca­li­dad, al me­jo­rar el con­te­ni­do de ni­tró­geno y au­men­tar o man­te­ner la pro­teí­na”, agre­gó.

Al­gu­nas en­fer­me­da­des

Otro de los ejes de aten­ción fue­ron las en­fer­me­da­des que afec­tan al cul­ti­vo de so­ja y en ese sen­ti­do Se­bas­tián Rez­ni­kov, de la Agen­cia de Ex­ten­sión Agro­pe­cua­ria Obis­po Colombres, de Tu­cu­mán, to­mó la pos­ta al pre­sen­tar una me­to­do­lo­gía no­ve­do­sa pa­ra de­ter­mi­nar la reac­ción de los cul­ti­va­res a ge­no­ti­pos to­ma­dos a cam­po y en la­bo­ra­to­rio. Por otra par­te mos­tró un tra­ba­jo so­bre la in­ter­ac­ción que ocu­rre en­tre ge­no­ti­pos del pa­tó­geno y ge­no­ti­pos de so­ja. Ex­pli­có que cuan­do se ino­cu­la con un ais­la­mien­to de Ma­crop­ho­mi­na (un gé­ne­ro de hon­go) pue­de va­riar la reac­ción de acuer­do al ge­no­ti­po. “Es­to es muy im­por­tan­te por­que pa­ra eva­luar cul­ti­va­res, no hay que cen­trar­se só­lo en un ais­la­mien­to, sino que hay que bus­car mez­clas por­que pue­de ha­ber al­gún ti­po de in­ter­ac­ción”, de­ta­lló.

Des­ta­có que exis­ten di­fe­ren­tes es­tra­te­gias pa­ra rea­li­zar el ma­ne­jo de la po­dre­dum­bre car­bo­no­sa en la so­ja y pun­tua­li­zó que: “El uso de ge­no­ti­pos de so­ja con buen com­por­ta­mien­to fren­te a M. pha­seon­li­na (un hon­go pa­tó­geno) cons­ti­tu­ye una he­rra­mien­ta efi­cien­te y sus­ten­ta­ble”.

Por su par­te, Clau­dia Spam­pi­na­to, in­ves­ti­ga­do­ra del Cen­tro de Es­tu­dios Fo­to­sin­té­ti­cos y Bio­quí­mi­cos CO­NI­CET–UNR pre­sen­tó da­tos im­por­tan­tes so­bre el sín­dro­me de la muer­te sú­bi­ta, una en­fer­me­dad cau­sa­da por un com­ple­jo de es­pe­cies de Fu­sa­rium.

El es­tu­dio quí­mi­co que mos­tró Spam­pi­na­to per­mi­tió ver, cuá­les son los com­pues­tos que se ge­ne­ran en va­rie­da­des re­sis­ten­tes y en va­rie­da­des sus­cep­ti­bles a par­tir de la in­fec­ción con Fu­sa­rium de la so­ja que cau­san muer­te sú­bi­ta. “El ma­ne­jo de la en­fer­me­dad no es sen­ci­llo, por eso la op­ción es el uso de cul­ti­va­res par­cial­men­te re­sis­ten­tes”, des­ta­có.

Ma­ría Ama­lia Chie­sa, in­ves­ti­ga­do­ra del IICAR-CO­NI­CET-UNR, pre­sen­tó dos tra­ba­jos so­bre ca­rac­te­ri­za­ción ge­né­ti­ca y ma­peo de ge­nes Rdm de re­sis­ten­cia al can­cro del ta­llo (Dia­port­he as­pa­lat­hi) y su apli­ca­ción en el me­jo­ra­mien­to de so­ja. “El es­tu­dio que

“Por me­dio de la edi­ción ge­né­ni­ca se lo­gran mo­di­fi­car ge­no­mas y crear es­pe­cies nue­vas con ca­rac­te­rís­ti­cas es­pe­cí­fi­cas, orien­ta­das a las de­man­das del mer­ca­do”, sos­tu­vo Feng Zhang, re­fe­ren­te en edi­ción gé­ni­ca de la Uni­ver­si­dad de Min­ne­sot­ta (Es­ta­dos Uni­dos).

“En el Con­gre­so ve­ni­mos ha­blan­do de te­mas téc­ni­cos, có­mo dar más va­lor a nues­tras ex­por­ta­cio­nes. Uno de los pro­ble­mas de Ar­gern­ti­na es la fal­ta de com­pe­ti­ti­vi­dad. In­cer­tar­nos en el mun­do nos obli­ga a po­ner­nos en for­ma", in­di­có Luis Zu­bi­za­rre­ta, pre­si­den­te de ACSOJA.

rea­li­za­mos de­ter­mi­nó que el gen Rdm4 es­tá li­ga­do a un nue­vo gen, de­no­mi­na­do Rdm5, co­mo miem­bros de una re­gión ge­nó­mi­ca de ge­nes R, con al me­nos dos lo­ci, don­de ca­da uno con­fie­re re­sis­ten­cia es­pe­cí­fi­ca a un ais­la­mien­to de Dpm”, di­jo.

Por úl­ti­mo, Mar­ce­lo Dou­cet, in­ves­ti­ga­dor y do­cen­te de la Uni­ver­si­dad de Cór­do­ba (UNC), ha­bló so­bre el ne­ma­to­do he­te­ro­de­ra gly­ci­nes y el cul­ti­vo de so­ja en Ar­gen­ti­na. Ase­gu­ró que “es un pro­ble­ma im­por­tan­te en Es­ta­dos Uni­dos, pe­ro en Ar­gen­ti­na es po­co lo que se co­no­ce. Su pre­sen­ta­ción ad­vir­tió que, aun­que no son gran­des, exis­ten al­gu­nos pro­ble­mas cau­sa­dos por al­gu­nos ne­ma­to­dos pa­ra­si­ta­rios ve­ge­ta­les.

Edi­ción gé­ni­ca

El in­ves­ti­ga­dor Feng Zhang, uno de los re­fe­ren­tes mun­dia­les en ma­te­ria de edi­ción gé­ni­ca des­ta­có la im­por­tan­cia que tie­ne es­ta he­rra­mien­ta pa­ra el me­jo­ra­mien­to de los cul­ti­vos. Es pro­fe­sor ad­jun­to del de­par­ta­men­to de bio­lo­gía ve­ge­tal y mi­cro­bia­na de la Uni­ver­si­dad de Min­ne­so­ta. y com­par­tió con los asis­ten­tes los con­cep­tos bá­si­cos de es­ta tec­no­lo­gía re­la­ti­va­men­te nue­va que pro­du­ce me­jo­ras es­pe­cí­fi­cas en los ve­ge­ta­les edi­tan­do su ADN.

Zhang re­cor­dó que des­de ha­ce más de tres dé­ca­das se vie­nen me­jo­ran­do cul­ti­vos me­dian­te las tec­no­lo­gías trans­gé­ni­cas, y la irrup­ción de la edi­ción gé­ni­ca pro­du­jo una ver­da­de­ra re­vo­lu­ción en el ám­bi­to cien­tí­fi­co y pro­me­te gran­des be­ne­fi­cios pa­ra la co­mer­cia­li­za­ción y los há­bi­tos de con­su­mo. “Es más pre­ci­sa y efi­cien­te en sus ob­je­ti­vos, sim­pli­fi­ca los pro­ce­sos y re­du­ce no­ta­ble­men­te los tiem­pos de in­ves­ti­ga­ción.

“Hoy atra­ve­sa­mos un mo­men­to de pro­li­fe­ra­ción de he­rra­mien­tas tec­no­ló­gi­cas y de co­no­ci­mien­to pa­ra en­ten­der la se­cuen­cia ge­né­ti­ca. Ca­da vez re­sul­ta más fá­cil iden­ti­fi­car la sín­te­sis y co­men­zar a edi­tar al­go es­pe­cí­fi­co. Es­ta sim­pli­fi­ca­ción de los pro­ce­sos nos per­mi­te crear una pro­teí­na nue­va en ape­nas dos días”, sos­tu­vo el in­ves­ti­ga­dor.

Sus in­ves­ti­ga­cio­nes se cen­tran en el me­jo­ra­mien­to de los cul­ti­vos me­dian­te el uso de tec­no­lo­gías de edi­ción ge­nó­mi­ca. “El uso de tec­no­lo­gías de edi­ción gé­ni­ca va a una ve­lo­ci­dad ca­da vez más rá­pi­da”, re­su­mió y "mu­chas de las mo­di­fi­ca­cio­nes con­se­gui­das por me­dio de la edi­ción gé­ni­ca re­por­tan be­ne­fi­cios pa­ra los pro­duc­to­res, ya que per­mi­ten a los cul­ti­vos desa­rro­llar re­sis­ten­cias a fe­nó­me­nos co­mo la se­quía o en­fer­me­da­des. El ma­yor es­fuer­zo es­tá pues­to en sa­tis­fa­cer las exi­gen­cias de me­jo­ras en los es­tán­da­res de ca­li­dad que im­po­nen los or­ga­nis­mos y que, a su vez, de­man­dan los con­su­mi­do­res (más fi­bras y me­nos gra­sas trans, más pro­teí­nas)”, re­ma­tó Zhang.

El VII Con­gre­so Mer­co­so­ja 2019 con­tó con la pre­sen­cia de fun­cio­na­rios y re­pre­sen­tan­tes de la ca­de­na.

Las de­man­das de los mer­ca­dos pron­to se con­cen­tra­rán en pro­du­cir so­ja con más pro­teí­nas y ma­yor con­te­ni­do olei­co, pa­ra lo­grar más va­lor agre­ga­do en las ha­ri­nas.

Gus­ta­vo Idí­go­ras, pre­si­den­te de CIA­RA, aler­tó so­bre la ne­ce­si­dad de ele­var el ni­vel pro­tei­co de la ha­ri­na de so­ja, por­que la de­man­da es ca­da vez más exi­gen­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.