En vías de de­sa­rro­llo. Por Luis Ma­cha­do. EN­TRE RÍIOS.

La pro­duc­ción ga­na­de­ra en­tre­rria­na tie­ne mu­chas asig­na­tu­ras pen­dien­tes pa­ra au­men­tar la pro­duc­ti­vi­dad. El IPC­VA reali­zó un se­mi­na­rio don­de se brin­da­ron al­gu­nas pro­pues­tas in­no­va­do­ras so­bre có­mo ma­ne­jar los plan­teos de cría.

Super Campo - - SUMARIO - Por Luis Ma­cha­do Fo­tos gentileza IPC­VA y archivo Su­per CAM­PO

El Ins­ti­tu­to de Pro­mo­ción de la Car­ne Va­cu­na Ar­gen­ti­na (IPC­VA) lle­vó a ca­bo un se­mi­na­rio de ca­pa­ci­ta­ción en la ciu­dad de Pa­ra­ná, En­tre Ríos. La pro­vin­cia me­so­po­tá­mi­ca tie­ne unas 4,5 mi­llo­nes de cabezas, que re­pre­sen­ta el 8% del ro­deo na­cio­nal. Aun­que hay al­gu­nos plan­teos de ci­clo com­ple­to, a gran­des ras­gos se pue­de di­vi­dir a la pro­vin­cia en cuan­to al ti­po de pro­duc­ción: cría en el nor­te y re­cría y en­gor­de en el cen­tro y sur.

El ve­te­ri­na­rio y ase­sor pri­va­do Ro­dol­fo Pe­ral­ta se re­fi­rió a los cri­te­rios pa­ra pa­ra rea­li­zar un me­jo­ra­mien­to ge­né­ti­co ade­cua­do en el Li­to­ral: “Hay va­rias cau­sas y los fac­to­res son los mis­mos de siem­pre: nu­tri­ción, sa­ni­dad, re­pro­duc­ción ma­ne­jo, me­jo­ra­mien­to ge­né­ti­co. En es­te pun­to sig­ni­fi­ca uti­li­zar los ani­ma­les más con­ve­nien­tes, más ade­cua­dos, adap­ta­dos, fér­ti­les y adap­ta­dos. Pues­tos en­fren­te de la im­ple­men­ta­ción de un proyecto, no de­be­ría­mos em­pe­zar por los ani­ma­les sino por el po­tre­ro don­de es­ta­rán, que in­clu­ye la dis­po­ni­bi­li­dad y la ca­li­dad del forraje, así co­mo la cur­va de pro­duc­ción de pas­tos.

Es ele­men­tal la nu­tri­ción. Si la va­ca co­me bien y con­ser­va su con­di­ción cor­po­ral ade­cua­da pa­ra el mo­men­to don­de más la ne­ce­si­ta en su ci­clo pro­duc­ti­vo, la pro­duc­ti­vi­dad de esa va­ca es­tá ase­gu­ra­da, sal­vo que ha­ya pro­ble­mas sa­ni­ta­rios”.

De allí en más, se­gún Pe­ral­ta se de­be tra­ba­jar con la adap­ta­ción, ya que en la Me­so­po­ta­mia el in­vierno pue­de ser de un mes y me­dio y el ve­rano de cin­co o seis me­ses, con ene­ros muy ca­lu­ro­sos y hú­me­dos. “Los ani­ma­les tie­nen un lí­mi­te de so­por­te que, al su­pe­rar­se, afec­ta al sis­te­ma re­pro­duc­tor, la di­ges­tión y de­jan de ga­nar pe­so”.

El es­pe­cia­lis­ta con­si­de­ra que “en Ar­gen­ti­na se acos­tum­bra a com­prar re­pro­duc­to­res de cual­quier la­do. En la me­di­da de lo po­si­ble, ha­bría que com­prar re­pro­duc­to­res en la zo­na don­de se va a pro­du­cir, pa­ra sean lí­neas ge­né­ti­cas adap­ta­das. Si se traen de otras zo­nas, se de­be ana­li­zar cui­da­do­sa­men­te las lí­neas ge­né­ti­ca­men­te pa­ra que coin­ci­da con lo que se es­tá bus­can­do”.

En lo que se re­fie­re a las ra­zas, Bra­ford y Bran­gus “fun­cio­nan per­fec­ta­men­te bien en es­tas con­di­cio­nes, so­por­tan el frío del mes y me­dio de in­vierno y los cua­tro o cin­co me­ses de ca­lor en es­ta zo­na”, sos­tu­vo el es­pe­cia­lis­ta.

“No se pue­de sa­lir de la cri­sis só­lo con el sec­tor agro­pe­cua­rio. Es ne­ce­sa­rio que la in­dus­tria, el co­mer­cio ex­te­rior, la mi­ne­ría y la ener­gía ex­por­ten y trai­gan di­vi­sas pa­ra que ha­ya más in­ver­sión, se ge­ne­ren más fuen­tes de tra­ba­jo y me­jo­re la edu­ca­ción y la sa­lud, afir­mó Gon­za­lo Ál­va­rez Mal­do­na­do, de Co­ni­na­gro.

Cría me­jo­ra­da

La in­ge­nie­ra agró­no­ma Lu­cre­cia Le­za­na tra­ba­ja en el área de Ga­na­de­ría de Cría de la EEA Pa­ra­ná del INTA en Ga­na­de­ría de Cría y en el se­mi­na­rio pre­sen­tó al­gu­nas ob­ser­va­cio­nes de un estudio rea­li­za­do en los úl­ti­mos 3 años con 28 pro­duc­to­res que tie­nen plan­teos de cría en el nor­te en­tre­rriano, des­de el pun­to de vis­ta pro­duc­ti­vo, eco­nó­mi­co y am­bien­tal. Esos plan­teos se rea­li­zan en un pro­me­dio de 300 has don­de tie­nen en­tre 150 y 200 vien­tres. El 80% de la mano de obra es fa­mi­liar y el 80% del in­gre­so eco­nó­mi­co pro­vie­ne de la ga­na­de­ría que se rea­li­za en cam­po na­tu­ral.

El por­cen­ta­je de des­te­te no su­pera el 60% y la pro­duc­ti­vi­dad ga­na­de­ra es­tá en 60 kg de pe­so vi­vo/ha/año. Le­za­na ase­gu­ró que “el in­gre­so ne­to es muy ba­jo y se re­du­ce más cuan­do in­clui­mos la mano de obra fa­mi­liar. Ve­mos que sub­sis­ten por­que no re­ti­ran

la re­tri­bu­ción por su tra­ba­jo. Hay un gran ape­go cul­tu­ral por su ac­ti­vi­dad y es lo que les per­mi­te sub­sis­tir en al­gu­nos ca­sos”.

“Nues­tra pro­pues­ta se ba­sa en me­jo­rar la pro­duc­ti­vi­dad en ba­se a au­men­tar la ofer­ta fo­rra­je­ra pa­ra la va­ca de cría, que es fun­da­men­tal­men­te la ‘fá­bri­ca de ter­ne­ros’. Ese in­cre­men­to de la ofer­ta fo­rra­je­ra se tra­du­ci­rá en una me­jo­ra de su con­di­ción cor­po­ral, ma­yo­res ta­sa de pre­ñez y pro­duc­ti­vi­dad y pue­de me­jo­rar el am­bien­te”, agre­gó Le­za­na.

En lo que se re­fie­re a la pro­pues­ta des­de el INTA, la es­pe­cia­lis­ta in­di­có que “se ba­sa en tec­no­lo­gías de pro­ce­sos, que no re­quie­ren gran­des in­ver­sio­nes pa­ra ge­ne­rar los cam­bios. Las tec­no­lo­gías de pro­ce­sos se ba­san fun­da­men­tal­men­te en usar prác­ti­cas eco­ló­gi­cas, por eso es que ha­bla­mos de in­ten­si­fi­ca­ción pe­ro no a cual­quier cos­to, sino eco­ló­gi­ca. Es­to no im­pli­ca un cos­to eco­nó­mi­co, pe­ro re­quie­re ‘desaprende­r’ pa­ra vol­ver a ‘apren­der’ y to­mar la de­ci­sión. Eso in­clu­ye tiem­po, con­vic­ción y cons­tan­cia, es un pro­ce­so pe­ro pen­sa­mos que va­le la pe­na apos­tar a ese desafío”.

En ese es­que­ma, el ajus­te de la car­ga es fun­da­men­tal, or­de­nan­do el ro­deo se­gún la im­por­tan­cia de ca­da categoría. “La va­ca de cría de­be es­tar fun­da­men­tal­men­te, bien ali­men­ta­da y se de­ben eli­mi­nar ca­te­go­rías que no son pro­duc­ti­vas pa­ra el cam­po. Lue­go del or­den se de­be ajus­tar la car­ga y dar­le a ca­da categoría lo que ne­ce­si­ta. Una de las ba­ses pa­ra em­pe­zar a tra­ba­jar con ma­yor ofer­ta de forraje, no ha­bla­mos de com­prar sino em­pe­zar a re­ser­var lo­tes pa­ra con­tar con ma­yor dis­po­ni­bi­li­dad de forraje to­do el año. Cuan­do uno ve la al­tu­ra de los pas­ti­za­les en el nor­te de En­tre Ríos a lo lar­go del año, ve­mos una al­tu­ra de 3 a 4 cm, la va­ca co­me a 2 cm y de­be­ría­mos te­ner 6 cm de al­tu­ra. És­te es un muy buen in­di­ca­dor pa­ra que el pro­duc­tor pue­da dar­se cuen­ta de dón­de es­tá pa­ra­do”.

Ac­tua­li­dad

Acer­ca del mo­men­to que es­tán atra­ve­san­do los ga­na­de­ros de En­tre Ríos, Gon­za­lo Ál­va­rez Mal­do­na­do, re­pre­sen­tan­te de Co­ni­na­gro en el IPC­VA, Fe­de­ra­ción En­tre­rria­na de Coo­pe­ra­ti­vas y la Coope­ra­ti­va de ba­se es la Ga­na­de­ra de Ra­mí­rez, co­men­tó a Su­per CAM­PO: “Hoy el pro­duc­tor es­tá po­nien­do to­do lo ne­ce­sa­rio pa­ra au­men­tar la pro­duc­ti­vi­dad, pe­ro con an­sie­dad y cier­ta an­gus­tia so­bre lo que pue­da ocu­rrir des­pués del 10 de di­ciem­bre con la asun­ción del nue­vo go­bierno. El sec­tor pro­duc­ti­vo y ga­na­de­ro en especial ne­ce­si­ta po­lí­ti­cas cla­ras, por­que un ani­mal des­de que na­ce has­ta que es fae­na­do pa­ra con­su­mo in­terno o ex­por­ta­ción de­mo­ra tres años, por eso ne­ce­si­ta pre­vi­si­bi­li­dad".

La pro­vin­cia de En­tre Ríos tie­ne el 8% del ro­deo bo­vino na­cio­nal.

Ase­sor Lu­cre­cia Le­za­na INTA

Ro­dol­fo Pe­ral­ta

Uno de los pi­la­res de la cría efi­cien­te es que la va­ca ten­ga bue­na con­di­ción cor­po­ral.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.