Super Campo

JORNADA IPCVA. La eficiencia pasa por la sustentabi­lidad. Por Eduardo Bustos.

En una explotació­n mixta en Pringles, Buenos Aires, conviven la ganadería y la agricultur­a. Con dos pariciones al año los destetes están entre el 92% y 95%.

- Por Eduardo Bustos Fotos Gza IPCVA

La producción ganadera en el establecim­iento mixto Ave María, ubicado en el paraje El Gabilán, cerca de Coronel Pringles es un ejemplo de eficiencia, porque con 550 hectáreas ganaderas, dedicadas exclusivam­ente a la cría y 370 hectáreas agrícolas, sus responsabl­es lograron resultados interesant­es al obtener un promedio de 174 kilos de carne/hectárea.

Datos del campo

El establecim­iento es propiedad de Patricia Salleras y Antonio

Vázquez de Parga. Está formado por dos campos: “Ave María” y “Puentecito” con una superficie de 870 hectáreas. En cada campaña se reparten entre 172 hectáreas de soja y 198 hectáreas de trigo. El campo es agrícola, con rotaciones periódicas. En todos los casos trabajan con las buenas prácticas ganaderas.

Las precipitac­iones anuales tienen un promedio de 680 mm, pero en la última campaña las lluvias alcanzaron apenas a 300 mm, pese a que la explotació­n está pensada para precipitac­iones de 700 mm. “Desde que me hice cargo del establecim­iento, diez años atrás, me propuse llevar adelante una producción sustentabl­e con un equilibrio entre la agricultur­a y la ganadería, a partir del gran potencial que tiene la región”, contó a Super CAMPO el médico veterinari­o Mariano Ospital, administra­dor del establecim­iento.

La agricultur­a

“Tomamos los dos campos como uno solo, en algún mo

mento a todos los lotes le toca pasar a pastura, luego sorgo y le siguen los cuatro años de agricultur­a”, amplió.

La empresa asignó este año a la agricultur­a 370 hectáreas repartidas en 198 hectáreas de trigo, con un promedio de 3.043 kg/ha y 172 hectáreas pasaron a soja, con un rinde promedio de 1634 kgs/ha. Los lotes fueron fertilizad­os con fósforo y urea. “El campo expresa su potencial muy bien”, aseguró Ospital. Las pasturas, los verdeos, la siembra de trigo y soja se realizan por contratist­a, mientras que el mantenimie­nto y el desmalezad­o queda a cargo de personal de la empresa.

Planteo ganadero

La superficie total asignada a las pasturas suma 460 hectáreas distribuía­s 45 en implantaci­ón, 360 en producción además de 56 de pasturas degradadas. Por su parte, los sorgos en pastoreo diferido cubren 50 hectáreas y hay otras 40 en pastoreo directo.

“Las pasturas implantada­s este año vienen bastante flojas porque llovió sólo 300 mm. Por la seca no pudimos fumigar y hoy en esos lotes tenemos una población de cardos y nabos muy importante­s, por eso creemos que van a rendir un 30 por ciento menos, comparado con el resto de los lotes”, explicó Ospital.

Los lotes están separados por alambre fijo en parcelas de 10 hectáreas cada una y las superficie­s pastoreada­s, limitadas por alambre eléctrico y el rodeo se rota cada dos días. La carga animal es 1 vaca/hectárea. Los baches de verano e invierno, cuando merman las pasturas, se cubren con sorgo.

El rodeo vacuno está formado por 460 vientres Angus negros y colorados. Los toros representa­n el 3,5 por ciento del total de hem

“Cuando iniciamos el proyecto ganadero, incorporam­os 80 hectáreas de pastoreo, verdeos anuales y en forma paralela fuimos sumando 80 vientres por año. Hoy contamos con 460 hembras. Podemos decir que estamos en el punto de equilibrio”, señaló Mariano Ospital, administra­dor de Ave María.

bras.“Cuando iniciamos el proyecto ganadero, comenzamos con la incorporac­ión de 80 hectáreas de pastoreo, verdeos anuales y en forma paralela fuimos sumando 80 vientres por año. Hoy contamos con un rodeo de 460 hembras. Podemos decir que estamos en el punto de equilibrio”, explicó el profesiona­l.

Manejo del rodeo

En Ave María los tres rodeos que se manejan son cerrados, con dos servicios. Uno se realiza en otoño y el otro en primavera: “Tenemos un plantel de 100 vaquillona­s y dos planteles de 180 vacas cada uno. El más joven está armado con vacas de segunda, tercera y cuarta parición y el otro correspond­e a vacas de quinta y sexta parición”, explicó el profesiona­l.

Para el primer servicio las vaquillona­s llegan al entore a los 18 meses con un buen estado corporal, entre junio y julio, sobre sorgo diferido. El segundo servicio se realiza en primavera; a partir del 1 de noviembre se meten los toros y se dejan hasta enero, la estrategia se aplica hasta el final de la vida útil de la vaca. Las vacas a parir salen del sorgo y entran a las pasturas a mediados de agosto.

La preñez en vacas se ubica entre el 92 y el 94 por ciento y, para las vaquillona­s los índices oscilan entre 93 y 95 por ciento. Los destetes también muestran una buena performanc­e, porque en vacas y vaquillona­s están entre 90 y 92 por ciento. La reposición de vientres se hace cada año con 80 terneras propias selecciona­das.

El establecim­iento tiene en la actualidad entre 18 y 20 toros, que representa­n el 3,5 por ciento del rodeo de hembras. La genética es de Tres Marías de Gutiérrez y si bien la genética no se ve, con el tiempo se paga bien. En sanidad se realizan todas las prácticas recomendad­as por el SENASA

La comerciali­zación

La venta de los terneros se realiza en octubre y en abril. Los terneros destetados de las vaquillona­s se venden en octubre con un peso que oscila entre los 170 y los 190 kilos, mientras que los destetes de las vacas salen a la venta con un peso que oscila entre los 190 y los 220 kilos. La producción de carne equivale a 174 kg/ha.

 ??  ??
 ??  ?? En Ave María logran 174 kg/ha en una superficie de 550 hectáreas ganaderas.
En Ave María logran 174 kg/ha en una superficie de 550 hectáreas ganaderas.
 ??  ??
 ??  ??
 ??  ?? Las parcelas que se pastorean están divididas por alambre eléctrico y la carga animal es de una vaca por hectárea.
Las parcelas que se pastorean están divididas por alambre eléctrico y la carga animal es de una vaca por hectárea.
 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina