Más acei­te des­de la siem­bra. Por Pa­blo A. Ros­set. GI­RA­SOL.

Una in­ves­ti­ga­ción de la FAUBA de­ter­mi­nó que es­ta olea­gi­no­sa po­dría pro­du­cir más acei­te si se la siem­bra en den­si­da­des más al­tas que las usua­les. Es­ta no­ve­do­sa in­for­ma­ción se­ría de gran uti­li­dad en pla­nes de me­jo­ra­mien­to ge­né­ti­co.

Super Campo - - SUMARIO - Por Pa­blo A. Ro­set Fo­to gentileza FAUBA y archivo Su­per CAM­PO

El gi­ra­sol es uno de los cua­tro cul­ti­vos prin­ci­pa­les de la Ar­gen­ti­na jun­to con el maíz, el tri­go y la so­ja. Se lo pro­du­ce des­de la Re­gión Pam­pea­na y la Cha­que­ña has­ta el NEA, el sur de Cór­do­ba, el nor­te de La Pam­pa y la Me­so­po­ta­mia. De­bi­do a los al­tos már­ge­nes eco­nó­mi­cos del maíz y de la so­ja, en los úl­ti­mos 20 años fue des­pla­za­do ha­cia zo­nas po­ten­cial­men­te me­nos pro­duc­ti­vas, don­de, sin em­bar­go, los ren­di­mien­tos se man­tu­vie­ron. In­ves­ti­ga­do­res de la Fa­cul­tad de Agro­no­mía de la UBA (FAUBA) es­tu­dia­ron es­ta ca­rac­te­rís­ti­ca del gi­ra­sol y con­clu­ye­ron que exis­te un gran mar­gen pa­ra ele­var los ren­di­mien­tos au­men­tan­do en el fu­tu­ro la den­si­dad de siem­bra. Los re­sul­ta­dos se­rían re­le­van­tes pa­ra el me­jo­ra­mien­to ge­né­ti­co.

Es­tu­dios

“En to­dos los cul­ti­vos se pre­ten­de ob­te­ner el má­xi­mo ren­di­mien­to po­si­ble, y pa­ra eso hay que to­mar mu­chas de­ci­sio­nes. Por ejem­plo, la den­si­dad de siem­bra. Nor­mal­men­te, se bus­ca au­men­tar los rin­des sem­bran­do los lo­tes a den­si­da­des y dis­tan­cias en­tre sur­cos que op­ti­mi­cen la cap­tu­ra de agua, ra­dia­ción y nu­trien­tes. In­ves­ti­ga­mos has­ta qué pun­to po­de­mos su­bir el ren­di­mien­to del gi­ra­sol au­men­tan­do la den­si­dad de siem­bra y la dis­tan­cia en­tre sur­cos, lo cual es muy no­ve­do­so”, sos­tu­vo Mó­ni­ca Ló­pez Pe­rei­ra, do­cen­te de la cá­te­dra de Cul­ti­vos In­dus­tria­les de la FAUBA.

Pa­ra cum­plir su ob­je­ti­vo, Mó­ni­ca en­con­tró que “a 70 cm en­tre sur­cos -el es­pa­cia­mien­to tra­di­cio­nal- es­tu­dia­mos el rin­de en acei­te y la pro­duc­ción de bio­ma­sa en un ran­go de den­si­da­des en­tre 2 y 14,3 pl/m2, ca­si el tri­ple de lo usual. A 140 cm en­tre sur­cos in­ves­ti­ga­mos un ran­go de den­si­da­des más es­tre­cho, de 2 a 7 pl/m2”. Ade­más, acla­ró que pa­ra lo­grar los más al­tos ren­di­mien­tos po­si­bles reali­zó los ex­pe­ri­men­tos en con­di­cio­nes con­tro­la­das, sin res­tric­cio­nes de agua ni de nu­trien­tes y pro­te­gi­dos de pla­gas y en­fer­me­da­des.

“Al es­pa­ciar los sur­cos 70 cm, los ren­di­mien­tos en acei­te cre­cie­ron has­ta 14,3 pl/m2, cuan­do en los cul­ti­vos co­mer­cia­les el ren­di­mien­to en acei­te no au­men­ta más a par­tir den­si­da­des en­tre 3 y 6 pl/ m2, se­gún la zo­na de pro­duc­ción. Al es­pa­ciar los sur­cos 140 cm, los rin­des en acei­te au­men­ta­ron has­ta las 7 pl/m2 de den­si­dad”, afir­mó Mó­ni­ca, cu­yo tra­ba­jo es­tá pu­bli­ca­do en la pres­ti­gio­sa re­vis­ta cien­tí­fi­ca Field Crops Re­search, en coau­to­ría con An­to­nio Hall, do­cen­te de la cá­te­dra de Fi­sio­lo­gía Ve­ge­tal de la FAUBA.

La in­ves­ti­ga­do­ra aña­dió que, al igual que el ren­di­mien­to en acei­te, la bio­ma­sa to­tal del cul­ti­vo tam­bién au­men­tó a lo lar­go del ran­go de den­si­da­des, mien­tras que el ín­di­ce de co­se­cha -es de­cir, el pe­so del grano co­se­cha­do en re­la­ción con el pe­so de la bio­ma­sa del cul­ti­vo- per­ma­ne­ció cons­tan­te. “Es­to de­mues­tra, una vez más, que el gi­ra­sol es muy plástico. Es de­cir, tie­ne una ca­pa­ci­dad muy al­ta pa­ra com­pen­sar las pér­di­das de ren­di­mien­to que ocu­rri­rían, por ejem­plo, cuan­do por fa­llas en la siem­bra los lo­tes que­dan con sec­to­res me­nos den­sos”.

“Es im­por­tan­te acla­rar que la plas­ti­ci­dad es la ca­pa­ci­dad de reac­ción que tie­ne un ge­no­ti­po fren­te a una dis­tin­ta dis­po­ni­bi­li­dad de los re­cur­sos que ne­ce­si­ta pa­ra vi­vir. Por ejem­plo, sem­brar un nú­me­ro ba­jo de plan­tas por hec­tá­rea re­sul­ta en me­no­res ren­di­mien­tos. Sin em­bar­go, al ha­ber me­nos plan­tas, ca­da una va a dis­po­ner de más re­cur­sos co­mo agua, luz y nu­trien­tes. Si esas plan­tas son ‘plás­ti­cas’, pue

"En to­dos los cul­ti­vos se pre­ten­de ob­te­ner el má­xi­mo ren­di­mien­to po­si­ble y pa­ra eso hay que to­mar desicio­nes, por ejem­plo so­bre la den­si­dad de siem­bra".

den apro­ve­char la ma­yor ofer­ta am­bien­tal, cre­cer más, te­ner ho­jas más gran­des y com­pen­sar al me­nos en par­te la pér­di­da de ren­di­mien­to de­bi­do al me­nor nú­me­ro de plan­tas ”.

Pa­ra­dig­mas po­co plás­ti­cos

Ló­pez Pe­rei­ra co­men­tó a So­bre La Tie­rra que pa­ra ma­xi­mi­zar los ren­di­mien­tos se bus­ca que los cul­ti­vos cu­bran el 90% del sue­lo in­me­dia­ta­men­te an­tes de flo­ra­ción pa­ra cap­tu­rar del am­bien­te la ma­yor can­ti­dad po­si­ble de re­cur­sos, ta­les co­mo la luz del sol, el agua y los nu­trien­tes del sue­lo. Se­gún la in­ves­ti­ga­do­ra, “nues­tros re­sul­ta­dos es­tán en con­flic­to con lo que di­ce la eco­fi­sio­lo­gía de cul­ti­vos por­que, a igual den­si­dad de plan­tas, a 140 cm en­tre sur­cos el gi­ra­sol no lle­gó a cu­brir to­do el sue­lo, pe­ro rin­dió en acei­te ca­si lo mis­mo que a 70 cm en­tre sur­cos, don­de sí cu­brió el 90% del sue­lo. Es­to se ex­pli­ca por­que a 140 cm de dis­tan­cia­mien­to, el gi­ra­sol fue más efi­cien­te pa­ra pro­du­cir bio­ma­sa y las plan­tas ter­mi­na­ron sien­do de ta­ma­ño si­mi­lar a las de 70 cm en­tre sur­cos. Es la pri­me­ra vez que es­to se ve­ri­fi­ca en gi­ra­sol”, di­jo Mó­ni­ca, y aña­dió que es­ta ca­rac­te­rís­ti­ca pue­de ser un ob­je­ti­vo pa­ra el me­jo­ra­mien­to.

Ló­pez Pe­rei­ra des­ta­có que los usua­rios po­ten­cia­les de los ha­llaz­gos de su tra­ba­jo son los me­jo­ra­do­res.

“Creo que de­bo ser cla­ra en es­to, no es un tra­ba­jo que le sir­va di­rec­ta­men­te al pro­duc­tor, sino un men­sa­je a fu­tu­ro pa­ra quie­nes ha­cen me­jo­ra­mien­to en gi­ra­sol: en es­te cul­ti­vo ha­bría una po­si­bi­li­dad con­cre­ta de ele­var el ren­di­mien­to au­men­tan­do la den­si­dad de siem­bra”, afir­mó Mó­ni­ca.

“Al igual que en el ca­so del maíz, sem­brar a ma­yo­res den­si­da­des el gi­ra­sol po­dría in­cre­men­tar el ren­di­mien­to po­ten­cial. Pa­ra es­to se­rá cla­ve con­tro­lar o eli­mi­nar los efec­tos ne­ga­ti­vos de te­ner una al­ta can­ti­dad de plan­tas por uni­dad de su­per­fi­cie. Es­tos efec­tos nor­mal­men­te se aso­cian con ma­yo­res im­pac­tos de las en­fer­me­da­des y con una pro­pen­sión más ele­va­da de los ta­llos al vuel­co o que­bra­do”, pun­tua­li­zó Ló­pez Pe­rei­ra.

Las in­ves­ti­ga­cio­nes so­bre el gi­ra­sol in­di­can que hay mar­gen pa­ra se­guir au­men­tan­do los ren­di­mien­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.