TAM­BO. La pro­duc­ción cre­ce con or­de­ño ro­bo­ti­za­do. Por Luis Ma­cha­do.

Con el sis­te­ma de ca­ma de com­post y ro­bots, el tam­bo San Sil­ves­tre, en Tren­que Lau­quen, au­men­tó en 10 li­tros la pro­duc­ción dia­ria de le­che por va­ca.

Super Campo - - SUMARIO - Por Luis Ma­cha­do Fo­tos gentileza Mas­te­llo­ne Hnos.

La au­to­ma­ti­za­ción de las ta­reas avan­za en to­das las áreas del sec­tor agro­pe­cua­rio. En le­che­ría, la in­cor­po­ra­ción de ro­bots co­mien­za a ex­ten­der­se en la Ar­gen­ti­na y en la cuen­ca del oes­te bo­nae­ren­se, más pre­ci­sa­men­te en Tren­que Lau­quen, Car­los Tur­chi es pio­ne­ro con la ins­ta­la­ción de dos ro­bots en un sis­te­ma de ca­ma de com­post, que co­men­za­ron a tra­ba­jar en abril de es­te año.

Tur­chi te­nía un tam­bo con al­re­de­dor de 1.000 va­cas en or­de­ño y ha­ce dos años, en un via­je jun­to a Es­ta­dos Uni­dos con otros miem­bros CREA, pu­do ob­ser­var jun­to a su es­po­sa Ana de qué ma­ne­ra trabajan los ro­bots. Al vol­ver se pu­so en con­tac­to con la em­pre­sa Lely y jun­to a sus re­pre­sen­tan­tes vi­si­tó tam­bos ro­bo­ti­za­dos en Bra­sil y con sis­te­ma de ca­ma con com­post.

Co­mien­zo

A par­tir de ahí de­ci­dió pro­bar suer­te con es­ta nue­va for­ma de pro­du­cir le­che. Pa­ra ha­cer un cálcu­lo de la in­ver­sión con­sul­tó a nu­tri­cio­nis­tas de confianza so­bre el di­fe­ren­cial de li­tros de le­che por va­ca que po­dría ob­te­ner con los ro­bots. És­tos le in­di­ca­ron que po­drían ser en­tre 5 y 8 li­tros por en­ci­ma de los 27 li­tros pro­me­dio que con­se­guía en el tam­bo. Pa­ra co­men­zar de­ci­dió in­cor­po­rar a Juan Car­los Bo­yer, con quien com­par­te las ac­ti­vi­da­des agrí­co­las e ins­ta­la­ron un gal­pón de de 127 m x 40,5 m con ca­ma de com­post for­ma­da por sus­tra­to de re­si­duos de ce­ba­da, de so­ja y ras­tro­jo de maíz, así co­mo las de­yec­cio­nes de los bo­vi­nos y tie­rra.

Hoy tie­ne dos ro­bots pa­ra or­de­n­ñar unas 120 va­cas, mien­tras man­tie­ne el otro tam­bo con 850

apro­xi­ma­da­men­te.

Tur­chi co­men­ta que “an­tes de em­pe­zar a pro­du­cir y le pre­gun­ta­mos a Lely qué va­cas or­de­ñar y nos di­je­ron que bus­cá­ra­mos ani­ma­les en to­dos los es­ta­díos de lac­tan­cia, des­de re­cién pa­ri­das a re­cién se­car­se pa­ra man­te­ner un cir­cui­to to­do el tiem­po. El úni­co re­que­ri­mien­to es que los pe­zo­nes es­tu­vie­ran bien ubi­ca­dos pa­ra que el lá­ser lo de­tec­ta­ra más rá­pi­do. Se­pa­ra­mos 80 va­cas con esos re­que­ri­mien­tos y les pu­si­mos los co­lla­res pa­ra que mo­ni­to­ree el sis­te­ma. Las va­cas vi­nie­ron al gal­pón y sin ro­bots, al cuar­to día ya es­ta­ban pro­du­cien­do 4 li­tros más (36 li­tros/va­ca/día) con el so­lo he­cho de ha­ber cam­bia­do las con­di­cio­nes de bie­nes­tar, ya que te­nían lu­gar blan­do don­de echar­se, con co­mi­da y agua a dis­po­si­ción y ba­jo te­cho”. En la ac­tua­li­dad, el pro­me­dio de pro­duc­ción por va­ca es de 42 li­tros/día con 2,3 vi­si­tas a los ro­bots.

Or­de­ño

Cuan­do la va­ca sien­te la ne­ce­si­dad de ser or­de­ña­da se di­ri­je al ro­bot, don­de una cá­ma­ra 3D la iden­ti­fi­ca con el chip del co­llar. El bra­zo del ro­bot ce­pi­lla los pe­zo­nes, co­lo­ca las pe­zo­ne­ras por cuar­to y co­mien­za el or­de­ño. Al ter­mi­nar re­ti­ra las pe­zo­ne­ras y abre la puer­ta pa­ra que sal­ga la va­ca. Si el ro­bot de­tec­ta mas­ti­tis o con­duc­ti­vi­dad al­ta, la en­vía por otra puer­ta, lo mis­mo que si de­tec­ta ba­ja ru­mia o ce­lo.

To­da la in­for­ma­ción que re­co­pi­lan los sen­so­res pue­de con­sul­tar­se en la compu­tado­ra de es­cri­to­rio y en la apli­ca­ción del ce­lu­lar y en és­ta tam­bién se pue­den car­gar da­tos de ma­ne­jo co­mo la apli­ca­ción de va­cu­nas por ejem­plo. Un as­pec­to im­por­tan­te son los aler­tas de sa­lud que en­vía el sis­te­ma so­bre las va­cas, lo cual per­mi­te an­ti­ci­par­se a los pro­ble­mas. “El sis­te­ma mi­de la ru­mia ca­da dos ho­ras y si ve­mos que a las 14 tu­vo 400 mi­nu­tos de ru­mia y dos ho­ras más tar­de ba­jó a 330, pue­de ser un in­di­ca­ti­vo de que pa­sa al­go. Ob­ser­va­mos si vuel­ve a los ni­ve­les nor­ma­les o si si­gue ba­jan­do, que pue­de ser un in­di­cio de mas­ti­tis o un pro­ble­ma me­ta­bó­li­co. La for­ta­le­za del sis­te­ma es an­ti­ci­par­se a los pro­ble­mas. No es una ca­sua­li­dad de que en 7 me­ses no ha­ya­mos te­ni­do muer­tes. Uno ga­na pla­ta

con la le­che que ven­de y tam­bién con la va­ca que no se mue­re”, afir­ma Tur­chi.

El pro­duc­tor co­men­ta que “es­te sis­te­ma re­quie­re un cam­bio pe­rió­di­co de pe­zo­ne­ras, ca­da 10 mil or­de­ños y tra­ba­ja con se­lla­dor, ja­bo­nes y de­sin­fec­tan­tes. To­dos los con­su­mi­bles in­te­gran 2.290 li­tros de le­che se­gún el SIGLEA por mes y ro­bot, eso in­clu­ye 7 man­te­ni­mien­tos anua­les. El nú­me­ro es ma­yor que en el otro tam­bo pe­ro no es sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te ma­yor”.

Ali­men­ta­ción

La ba­se de la ali­men­ta­ción es­tá com­pues­ta por si­la­je de maíz y ce­ba­da, si­la­je de al­fal­fa, ro­llos y maíz en grano de pro­duc­ción pro­pia. “Afue­ra com com­pra­mos pe­llets de so­ja y gi­ra­sol y cás­ca­ra de so­ja”, des­cri­be Tur­chi.

So­bre el pre­con­cep­to de la des­truc­ción de pues­tos de tra­ba­jo por la ro­bo­ti­za­ción, Tur­chi afir­ma que “es­ta­mos con­ven­ci­dos de que el sis­te­ma no vino a sa­car gen­te sino a que tra­ba­je me­jor. Los ho­ra­rios de las 2 de la ma­ña­na ter­mi­na­rán pa­ra siem­pre y los tam­be­ros ven­drán en­tre las 6 y las 8 pa­ra ha­cer lo ne­ce­sa­rio y nos im­por­ta­rá qué ha­gan mien­tras cum­plan su ta­rea. Ha­blé con el per­so­nal y no cam­bia el per­fil del tam­be­ro, sino que hay as­pec­tos don­de pro­fe­sio­na­li­zar­se más, el sis­te­ma es muy ami­ga­ble. Ade­más, el sis­te­ma es muy sen­ci­llo y tie­ne co­sas a fa­vor co­mo la apli­ca­ción en los te­lé­fo­nos, don­de car­gan los par­tos, ser­vi­cios y yo los veo en la compu­tado­ra de es­cri­to­rio”.

Con res­pec­to al fu­tu­ro, Tur­chi se­ña­la que “nues­tro proyecto es fa­mi­liar y el ob­je­ti­vo es lo­grar 600 va­cas en es­te sis­te­ma. Lue­go mis hi­jos ve­rán si seguirán ha­cien­do gal­po­nes. Tam­bién que­re­mos ha­cer mu­chas co­sas co­mo re­co­lec­tar el agua de llu­via de le­cho, por­que 1 mm de llu­via sig­ni­fi­can 5.000 li­tros por gal­pón. Es de­cir que jun­ta­ría­mos 1,5 mi­llo­nes de li­tros con 100 mm por­que mi idea es de­jar de sa­car agua del po­zo, que es bue­na pe­ro se de­te­rio­ra”.

“Con el proyecto estoy fe­liz –re­su­me el tam­be­ro. Es­ta­mos más con­ten­tos, el per­so­nal tam­bién y has­ta las va­cas es­tán me­jor, por­que de lo con­tra­rio no pro­du­ci­rían 40 li­tros.Si cie­rra la ecua­ción por to­dos la­dos, no veo la ra­zón de no se­guir con es­te sis­te­ma. Va­mos avan­zan­do tra­tan­do de adap­tar­nos y sien­do ami­ga­bles con el me­dio am­bien­te en lo que po­de­mos”.

Las va­cas se en­cuen­tran en un gal­pón que tie­ne una ca­ma de com­post in­te­gra­da por re­si­duos de ce­ba­da y so­ja, ras­tro­jo de maíz y de­yec­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.