Super Campo

NUTRICIÓN. Más fertilizac­ión, más trigo, más negocio. Por Gabriel Quáizel.

El Inta Pergamino mostró a campo los buenos resultados en lotes de trigo con un manejo con altas dosis de nutrientes. La Ley de Fertilizac­ión vuelve a debate.

- Por Gabriel Quáizel. Fotos gentileza de Mascom

La Asociación Civil Fertilizar y el INTA Pergamino mostraron a campo el mes pasado los resultados de un ensayo que corrobora la respuesta del trigo a altas aplicacion­es de fertilizan­tes y también que, a pesar de que se incrementa­n los costos del cultivo, la mayor inversión se recompensa en rendimient­os y en el resultado económico final.

Con la intención de machacar en que los productore­s ajusten las dosis de los fertilizan­tes, la Asociación

Civil que agrupa a las empresas fabricante­s de nutrientes montó hace 3 años la Red de Estrategia­s de Nutrición en sitios relevantes del área agrícola nacional. Se trabaja en base a un diagnóstic­o y a las expectativ­as de rendimient­o promedio de la región. Se trata básicament­e de ajustar las aplicacion­es de Nitrógeno (N) y Fósforo (P), más el agregado de Azufre (S) y Zinc (Zn). Una de las conclusion­es que sacaron de la Red es que, al no ajustar adecuadame­nte la nutrición, el productor está perdiendo entre 15% y 20% de los rendimient­os que podría generar. Pero, si se intensific­a la nutrición se pueden reducir hasta 50% las brechas de rendimient­os.

Ensayos en Pergamino

El ensayo realizado por el Inta se hizo sobre en un suelo típico de la zona, de buena fertilidad natural

pero sometido a erosión y a un proceso de extracción de nutrientes. Este año tuvo el condimento de lluvias escasas (desde junio a noviembre solo le cayeron 122 mm).

Se trabajó sobre 4 modelos productivo­s: un lote sin fertilizar; uno con la práctica promedio de los productore­s (aplicacion­es de 46 kg/ha de nitrógeno y 9 kg/ha de fósforo), y una estrategia de fertilizac­ión recomendad­a promedio (se aplicaron 150 kg/ha de N, 11 kg/ha de P y se incorporar­on 3,4 kg/ha de azufre).

El cuarto modelo fue un planteo de fertilizac­ión para una nutrición de alta producción: la estrategia fue de 190 kg/ha de N (oferta total: suelo + fertilizan­te); 36 kg/ha de

"La aplicación que está realizando hoy el productor es baja en términos de dosis y de cantidad de nutrientes que se colocan", afirmó el ingeniero agrónomo Andrés Grasso a cargo del Departamen­to Técnico de Fertilizar.

“La idea fuerza de la Ley de Fertilizan­tes es que, visto que su uso es deficiente, la promoción va a generar un aumento en los rendimient­os y una mejor performanc­e en cultivos de gramíneas", Jorge Bassi, presidente de Fertilizar.

P y 18 kg/ha de S.

“En este campo, en el lote con más inversión logramos parcelas que van a estar en 4.500/4.700 kilos por hectárea, un muy buen rendimient­o dadas las restriccio­nes de agua”, aseveró el ingeniero agrónomo Gustavo Ferraris, a cargo del ensayo.

Mientras que en el lote con el manejo del“productor”, el estimado de producción era de 3.500 kilos. Cabe aclarar que el rendimient­o medio del trigo en Pergamino ronda los 5.000 kilos por hectárea, con topes de 7.000, como hace 2 años de lluvias extraordin­arias.

Además, la campaña actual se hizo con una variedad baguette, de altos rindes,“que seguro va a llegar a la calidad panadera”, proyectó el ingeniero Gustavo Ferraris. Respecto del momento de la aplicación describió que “se agregó fósforo, azufre y zinc a la siembra y nitrógeno en forma dividida, parte a la siembra y una parte en macollaje”.

Dijo también que pueden realizarse aplicacion­es hasta la etapa de la hoja.

La economía

A su turno, Andrés Grasso, del Comité Técnico de Fertilizar, sostuvo que “la aplicación que está usando hoy el productor es baja en términos de dosis y cantidad de nutrientes que se colocan”.

Si bien se usa nitrógeno y fósforo, “de acuerdo a la disponibil­idad que tienen hoy los suelos pampeanos, el requerimie­nto de los cultivos indica la necesidad de agregar 2 nutrientes más: azufre, que hace mucho que tenemos evidencia de respuestas, y el principal micronutri­ente, el zinc”.

El especialis­ta a cargo del Departamen­to Técnico de la Asociación Fertilizar aceptó que las recomendac­iones pasan por un fuerte aumento del gasto en fertilizan­tes “pero también se incrementa el retorno económico en respuesta de los rendimient­os alcanzados”.

Desde Fertilizar graficaron la diferencia económica midiendo el“margen bruto parcial”: la ganancia que otorga la nutrición de cultivos sobre elmargenag­ronómicoto­tal.“Elcosto del cultivo es igual en cuanto al gasto del control de malezas, de cosecha, de semilla; lo único que cambia es la cantidad de fertilizan­te”.

En una soja, en el modelo del productor se invierten 21 dólares por hectárea y se obtiene un resultado de 92 dól/ha (diferencia: 71). El manejo de alta producción implicó un costo de 97 dol/ha para lograr 213 dol/ha (diferencia: 116).

Al maíz, el productor le gasta 91 dól/ha y gana 167 (diferencia: 55); mientras que podrías gastar 226 y llegar a 439 dól/ha (diferencia: 213).

 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??
 ??  ?? El ensayo en Pergamino se hizo en suelos típicos de la zona, de buena fertilidad natural, pero sometido a erosiones.
El ensayo en Pergamino se hizo en suelos típicos de la zona, de buena fertilidad natural, pero sometido a erosiones.
 ??  ??
 ??  ?? En uno de los lotes bajo ensayo se lograron 4500 a 4700 kilos por hectárea.
En uno de los lotes bajo ensayo se lograron 4500 a 4700 kilos por hectárea.
 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina