MA­LE­ZAS. te­rreno. Las re­sis­ten­tes ga­nan

La Red de Ma­ne­jo de Pla­gas (REM) de Aa­pre­sid reali­zó un re­le­va­mien­to de las prin­ci­pa­les ma­le­zas re­sis­ten­tes y to­le­ran­tes en 29 mi­llo­nes de hec­tá­reas.

Super Campo - - SUMARIO - Fo­tos Archivo Su­per CAM­PO

En el año 2017, la REM de la Aso­cia­ción Ar­gen­ti­na de Pro­duc­to­res en Siem­bra Di­rec­ta (Aa­pre­sid) re­le­vó por pri­me­ra vez la su­per­fi­cie afec­ta­da a ni­vel na­cio­nal por las prin­ci­pa­les ma­le­zas re­sis­ten­tes y to­le­ran­tes: Yu­yo colorado (Ama­rant­hus spp.) Pa­ta de ga­lli­na (Eleu­si­ne in­di­ca), Ca­pín (Echi­no­chloa co­lo­na), Sor­go de Ale­po (Sor­hum ha­le­pen­se), Rai­gras (Lo­loium pp.), to­das re­sis­ten­tes a gli­fo­sa­to, y Ch­lo­ri­deas to­le­ran­tes a gli­fo­sa­to. Ra­ma ne­gra (Conyz­za spp.) se la en­cuen­tra en ca­si la to­ta­li­dad de la su­per­fi­cie, por la que se ha­bía de­ci­di­do no re­le­var­la, pe­ro re­co­no­cien­do su enor­me im­por­tan­cia.

Re­cien­te­men­te se vol­vie­ron a re­le­var 29 mi­llo­nes de hec­tá­reas, que re­pre­sen­ta ca­si la to­ta­li­dad de la su­per­fi­cie con cul­ti­vos ex­ten­si­vos a ni­vel na­cio­nal. A las ma­le­zas ci­ta­das, se in­cor­po­ra­ron los Nabos re­sis­ten­tes a gli­fo­sa­to (Bra­si­ca ra­pa e Hirsch­fel­dia in­ca­da) que han ganado im­por­tan­cia

en es­tos úl­ti­mos años.

Im­por­tan­cia

Yu­yo colorado si­gue sien­do la de ma­yor abun­dan­cia con 20,5 mi­llo­nes de hec­tá­reas afec­ta­das, ha­bien­do cre­ci­do 7 mi­llo­nes de hec­tá­reas en es­tos 2 años. La Pa­ta de ga­lli­na pa­só al se­gun­do lu­gar, con 9 mi­llo­nes de hec­tá­reas y un cre­ci­mien­to en es­te pe­río­do de 4 mi­llo­nes de hec­tá­reas. Ca­si en la mis­ma su­per­fi­cie se ubi­can las

Ch­lo­ri­deas, pe­ro su cre­ci­mien­to fue me­nor, de un mi­llón de hec­tá­reas. El Ca­pín se lo en­cuen­tra en al­go más de 8 mi­llo­nes de hec­tá­reas y cre­ció 3,7mi­llo­nes de hec­tá­reas en es­tos 2 años. El Sor­go de Ale­po al­can­za las 6,5 mi­llo­nes de hec­tá­reas y cre­ció 1,5 mi­llo­nes. Rai­grás es­tá pre­sen­te en 4 mi­llo­nes de hec­tá­reas, 2 de las cua­les se re­gis­tra­ron en es­te pe­río­do de 2 años. Los Nabos cu­bren un mi­llón de hec­tá­reas, sien­do es­ta su pri­me­ra me­di­ción.

En tér­mi­nos ab­so­lu­tos Yu­yo colorado es la de ma­yor cre­ci­mien­to, pe­ro por­cen­tual­men­te las que más cre­cie­ron fue­ron Rai­grás con un 100% de au­men­to, se­gui­do de Pa­ta de ga­lli­na y Ca­pín, con más del 80% de cre­ci­mien­to ca­da una.

Pre­sen­cia

Res­pec­to a la dis­tri­bu­ción zo­nal de es­tas ma­le­zas, en­tre Cór­do­ba, Bue­nos Ai­res y San­ta Fe, con­cen­tran el 75% de la su­per­fi­cie con Yu­yo colorado, unas 16 mi­llo­nes de hec­tá­reas. Al­go si­mi­lar su­ce­de con la dis­tri­bu­ción de Pa­ta de ga­lli­na. Pa­ra Ca­pín, a di­fe­ren­cia, En­tre Ríos to­ma re­le­van­cia con el 20% de la su­per­fi­cie de es­ta ma­le­za. Pa­ra Sor­go de Ale­po, Cór­do­ba con­cen­tra ca­si el 50% de la su­per­fi­cie afec­ta­da, ubi­cán­do­se San­ta Fe en se­gun­do lu­gar con el 22%. Al­go si­mi­lar ocu­rre pa­ra Rai­grás, sien­do en es­te ca­so Bue­nos Ai­res la que con­cen­tra el 70% de la su­per­fi­cie, se­gui­da por En­tre Ríos y San­ta Fe, con un 15% ca­da una. Bue­nos Ai­res tam­bién con­cen­tra la to­ta­li­dad de la su­per­fi­cie con Nabos re­sis­ten­tes. Pa­ra Ch­lo­ri­deas, la si­tua­ción es di­fe­ren­te, don­de Cór­do­ba y San­ta Fe presentan la ma­yor par­te de la su­per­fi­cie afec­ta­da, pe­ro tam­bién es sig­ni­fi­ca­ti­va en las pro­vin­cias del NEA y NOA.

Más allá de las zo­nas don­de ya se veía una fuer­te pre­sen­cia de de­ter­mi­na­das ma­le­zas ha­ce dos años, se pue­den iden­ti­fi­car zo­nas de fuer­te cre­ci­mien­to en es­te úl­ti­mo tiem­po. Tal es el ca­so de Bue­nos Ai­res, que es don­de se da el ma­yor cre­ci­mien­to de Yu­yo colorado, pe­ro tam­bién de Rai­grás,

Pa­ta de ga­lli­na y Ch­lo­ri­deas. Pa­ra Sor­go de Ale­po, el ma­yor cre­ci­mien­to se dio en Cór­do­ba y San­ta Fe. En Ca­pín la si­tua­ción es di­fe­ren­te y cre­ció mar­ca­da­men­te en Bue­nos Ai­res, pe­ro tam­bién en Cór­do­ba, San­ta Fe y En­tre Ríos.

To­da es­ta in­for­ma­ción de­ta­lla­da no ha­ce más que con­fir­mar que las ma­le­zas re­sis­ten­tes y to­le­ran­tes ya son par­te de nues­tros sis­te­mas pro­duc­ti­vos ex­ten­si­vos, que de­be­mos apren­der a con­vi­vir y ha­cer to­dos los es­fuer­zos po­si­bles, a tra­vés de un ma­ne­jo ra­cio­nal, pa­ra re­tra­sar la apa­ri­ción de nue­vas re­sis­ten­cias.

Fuente: Red de Ma­ne­jo de Pla­gas (REM) de la

Aa­pre­sid

El yu­yo colorado es la ma­le­za con más pre­sen­cia, abarcando unas 20 mi­llo­nes de hec­tá­reas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.