UN PACTO SO­CIAL POR MÁS TRA­BA­JO Y ME­NOS PO­BRE­ZA. Ian­niz­zot­to. Por Car­los

Super Campo - - SUMARIO - Por Car­los Ian­niz­zot­to*, Abo­ga­do y me­dia­dor fa­mi­liar * Pre­si­den­te de CO­NI­NA­GRO

Des­de ha­ce va­rios me­ses en Ar­gen­ti­na, un con­cep­to con­cen­tra la aten­ción y se vi­ra­li­za por los me­dios, en dis­cur­sos po­lí­ti­cos y ocu­pa la agen­da pú­bli­ca. El Pacto So­cial o Acuer­do So­cial pa­re­ce una he­rra­mien­ta im­pres­cin­di­ble pa­ra al­gu­nos, ape­nas ga­nar tiem­po pa­ra otros. No­so­tros sos­te­ne­mos que no hay acuer­do po­si­ble si no hay diá­lo­go. Y el diá­lo­go es un encuentro en­tre ar­gen­ti­nos que sea real y ge­nuino, fron­tal y con­du­cen­te, abier­to y com­pro­me­ti­do, cons­truc­ti­vo e iné­di­to. Mi­rar la ca­sa co­mún co­mo el lu­gar que me­re­ce ese encuentro, des­en­si­llar de los in­tere­ses y las lu­chas pro­pias con crea­ti­vi­dad y ge­ne­ro­si­dad dis­po­ner­nos a bus­car pun­tos co­mu­nes. Ha­llar un mo­de­lo de Pacto tam­bién es un desafío. Y con una do­ble di­men­sión que per­mi­ta su­pe­rar la co­yun­tu­ra de los des­ajus­tes ma­cro­eco­nó­mi­cos y con­ver­ger en las po­lí­ti­cas de Es­ta­do, re­glas du­ra­de­ras y pen­san­do los ejes al 2030, que abo­nen la re­cons­truc­ción del lar­go pla­zo en Ar­gen­ti­na.

El cam­po, es un pro­ta­go­nis­ta in­sos­la­ya­ble pa­ra ta­ma­ña ta­rea na­cio­nal. Los pro­duc­to­res sa­be­mos que los lo­gros no se ob­tie­nen en so­le­dad. Pa­ra dia­lo­gar te­ne­mos que es­cu­char­nos. Pa­ra en­car­nar ese diá­lo­go ac­ti­vo en un mo­de­lo fruc­tí­fe­ro pa­ra la so­cie­dad, de­be­ría­mos en pri­mer lu­gar te­ner una mi­ra­da ini­cial, un pun­to de par­ti­da de­ter­mi­na­do pa­ra al­can­zar un diag­nós­ti­co co­mún. En se­gun­do tér­mino, plan­tear, desa­rro­llar y es­ta­ble­cer ob­je­ti­vos reales y ase­qui­bles, los cua­les con­tem­plen los ur­gen­tes, los del cor­to pla­zo, y aque­llos que tras­cien­den la co­yun­tu­ra, y de­fi­nen un país pa­ra los pró­xi­mos años. En ter­cer lu­gar, de­bié­ra­mos ad­he­rir a los ob­je­ti­vos con com­pro­mi­sos du­ra­de­ros de to­dos los ac­to­res par­ti­ci­pan­tes que, por otro la­do, de­ben cla­ra­men­te ser re­pre­sen­ta­ti­vos. En cuar­to lu­gar, es­ta­mos con­ven­ci­dos de que es­ta pla­ta­for­ma de con­cer­ta­ción de­be ser apa­lan­ca­da por un im­por­tan­te vo­lu­men téc­ni­co de asis­ten­cia. La opi­nión pú­bli­ca es el ele­men­to cla­ve pa­ra el éxi­to de cual­quier Pacto. Ya no to­le­ra fal­sos en­cuen­tros, pseu­dos diá­lo­gos o apre­to­nes de mano de cir­cuns­tan­cia.

La his­to­ria de los acuer­dos o pac­tos so­cia­les a ni­vel na­cio­nal e in­ter­na­cio­nal tie­nen una ri­que­za de apren­di­za­je. Da­da la si­tua­ción na­cio­nal y la cri­sis que atra­ve­sa­mos, de­be­mos en­fo­car­nos en un mo­de­lo de Pacto So­cial Pro­duc­ti­vo o pa­ra el Cre­ci­mien­to, un mo­de­lo que di­se­ñe los acuer­dos ne­ce­sa­rios y nos dé un impulso en la ge­ne­ra­ción de ri­que­zas pa­ra el de­sa­rro­llo sus­ten­ta­ble. Tal vez, se­ría un error en­fo­car­nos en un Pacto So­cial de ca­rác­ter dis­tri­bu­ti­vo, lo cual no equi­va­le a de­jar de aten­der las im­pos­ter­ga­bles y do­lo­ro­sas ne­ce­si­da­des que her­ma­nos ar­gen­ti­nos atra­vie­san, por el con­tra­rio, la ver­da­de­ra y po­si­ble so­lu­ción es po­ner en mar­cha el país, po­ten­cian­do su zo­na nú­cleo, po­nien­do en mar­cha las eco­no­mías re­gio­na­les, re­vi­ta­li­zan­do sus sec­to­res pro­duc­ti­vos y am­plian­do la lle­ga­da de nues­tros pro­duc­tos al mer­ca­do in­terno y ex­terno.

Por eso pro­po­ne­mos y nos su­ma­mos a to­da ini­cia­ti­va de un Pacto So­cial Am­plio e In­te­li­gen­te. Am­plio por­que el país en su to­ta­li­dad de­be es­tar re­pre­sen­ta­do e in­te­li­gen­te por­que no po­de­mos con­ten­tar­nos so­la­men­te con una fo­to pro­me­te­do­ra. Nues­tro com­pro­mi­so no es de­cla­ma­ti­vo, es de ac­ción, de pues­ta en mar­cha. Y sin de­jar de la­do nues­tras lu­chas y con­vic­cio­nes, sa­be­mos que nues­tro apor­te pue­de re­pre­sen­tar un gran va­lor a la ho­ra de re­cons­truir el te­ji­do so­cial con la so­li­da­ri­dad co­mo ne­xo y la ma­triz pro­duc­ti­va na­cio­nal, por­que es­ta­mos con­ven­ci­dos, com­pro­me­ti­dos y con­sus­tan­cia­dos con la Ar­gen­ti­na que nos me­re­ce­mos.

“Da­da la si­tua­ción na­cio­nal, de­be­mos en­fo­car­nos en un mo­de­lo de Pacto So­cial Pro­duc­ti­vo pa­ra el Cre­ci­mien­to, un mo­de­lo que nos de un impulso en la ge­ne­ra­ción de ri­que­zas".

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.