Ver­de: di­ges­ti­vo y re­fres­can­te

TAO - Tomo I - - Los Secretos Del Té -

Es­ta va­rie­dad de té es una de las más po­pu­la­res, tan­to en orien­te co­mo en oc­ci­den­te, de­bi­do a sus in­nu­me­ra­bles pro­pie­da­des be­né­fi­cas pa­ra el or­ga­nis­mo.

Ca­rac­te­rís­ti­cas: se co­se­cha ca­si al fi­nal de la pri­ma­ve­ra y en su se­ca­do se uti­li­zan téc­ni­cas es­pe­cia­les que in­hi­ben el na­tu­ral pro­ce­so de fer­men­ta­ción pa­ra pre­ser­var sus cua­li­da­des na­tu­ra­les.

Ca­rác­ter: es un té de ca­rác­ter fres­co que se to­ma prin­ci­pal­men­te en pri­ma­ve­ra y ve­rano. En es­te mo­men­to del año la ener­gía sube, por lo tan­to la fun­ción de es­te té es equi­li­brar­la por­que ayu­da a ba­jar el fue­go.

Pa­ra quién es re­co­men­da­ble: es ideal pa­ra per­so­nas ca­lu­ro­sas, frio­len­tos abs­te­ner­se. Tam­bién es muy be­ne­fi­cio­so pa­ra los hi­per­ten­sos y pa­ra aque­llas per­so­nas que su­fren tras­tor­nos ner­vio­sos.

En qué mo­men­to to­mar­lo: lo me­jor es be­ber­lo en la pri­me­ra par­te del día (has­ta el me­dio­día). No se de­be be­ber con las co­mi­das: hay que to­mar­lo me­dia ho­ra an­tes o des­pués de co­mer.

Pre­pa­ra­ción: es­ta va­rie­dad de té, por te­ner ca­rác­ter fres­co, de­be ha­cer­se con agua en­tre 75 y 90 gra­dos cen­tí­gra­dos. Es im­por­tan­te no ex­ce­der­se pa­ra evi­tar que se pier­dan sus pro­pie­da­des. No uti­li­zar agua mi­ne­ral por­que sus com­po­nen­tes neu­tra­li­zan los mi­ne­ra­les que con­tie­ne la ho­ja del té.

Con­ser­va­ción: lo ideal es guar­dar­lo en el free­zer pa­ra que con­ser­ve mu­cho me­jor y por mu­cho más tiem­po sus cua­li­da­des. No ha­ce fal­ta des­con­ge­lar­lo en el mo­men­to de uti­li­zar­lo pa­ra su in­ges­ta.

Ca­li­dad: los me­jo­res tés son siem­pre los de he­bras, de­bi­do a que no tie­nen pro­ce­sos quí­mi­cos que per­ju­di­can su pu­re­za Be­ne­fi­cios: des­in­to­xi­ca, me­jo­ra la di­ges­tión, lim­pia el or­ga­nis­mo de ma­las ener­gías, eli­mi­na las gra­sas ar­te­ria­les y cor­po­ra­les, ayu­da a com­ba­tir los efec­tos del en­ve­je­ci­mien­to, man­tie­ne fuer­te los hue­sos, es diu­ré­ti­co, re­du­ce el ni­vel de azú­car en san­gre, equi­li­bra en ge­ne­ral las fun­cio­nes or­gá­ni­cas.

Pre­cau­ción: nun­ca to­mar­lo en ayu­nas por­que su efec­to en el es­tó­ma­go va­cío pue­de ser si­mi­lar al de una bo­rra­che­ra. Si ac­ci­den­tal­men­te ocu­rrie­se, se de­be co­mer un tro­zo de cho­co­la­te o un ca­ra­me­lo pa­ra neu­tra­li­zar­lo.

No es re­co­men­da­ble pa­ra mu­je­res em­ba­ra­za­das y ni­ños. De ser ne­ce­sa­rio su con­su­mo, con­súl­te­lo con el mé­di­co.

Aten­ción!

Cuan­do se está to­man­do medicamentos no be­ber té me­dia ho­ra an­tes o una ho­ra des­pués de in­ge­rir­los. Re­cuer­de que es­ta in­fu­sión es de­pu­ra­do­ra y, si no se de­ja pa­sar el tiem­po ne­ce­sa­rio, pue­de al­te­rar la ab­sor­ción nor­mal de la dro­ga.

La más po­pu­lar de las va­rie­da­des tie­ne pro­pie­da­des an­ti­oxi­dan­tes, eli­mi­na las gra­sas ar­te­ria­les y con­tri­bu­ye al for­ta­le­ci­mien­to del te­ji­do óseo. Ideal pa­ra hi­per­ten­sos e iras­ci­bles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.