Tu Hogar : 2020-06-18

QUITAMANCH­AS : 4 : 4

QUITAMANCH­AS

tuHogar QuitaManch­as COLECCION temente mientras se va haciendo. Luego, preparar una solución de una cucharada de té de jabón en polvo en una taza de agua y con una toalla vieja o un trapo limpio aplicar sobre la mancha secando frecuentem­ente. Si de esa manera la mancha no desaparece, hacer una pasta con bórax en polvo y agua tibia. Esta pasta puede ser aplicada más de una vez, pero antes de aplicarla por segunda vez se debe pasar la aspiradora sobre la pasta que se aplicó en primer lugar. Sobre tapizados claros se puede utilizar talco, almidón de maíz o tiza para absorber la grasitud y luego cepillar; pero como éstos son polvos blancos, penetran y llaman la atención si el tapizado es oscuro. Lo que se debe hacer en ese caso es acudir de inmediato a la librería y comprar una tiza de color similar al tapizado afectado, colocarla sobre un trapo seco y limpio y molerla con un martillo. ­Luego de realizar esta tarea, volcar la tiza molida sobre la mancha y dejar reposar hasta que haya absorbido la mancha por completo. A continuaci­ón, cepillar la superficie utilizando un cepillo suave para tapizados o simplement­e pasar la aspiradora sobre el área tratada. fruta sobre una tela lavable y de color, aplicar agua fría inmediatam­ente. Luego, llenar la pileta del lavadero hasta la mitad con agua hirviendo y agregar una cucharada sopera de amoníaco. Estirar la prenda sobre la pileta para que el vapor penetre entre los tejidos. Evitar en todo momento el contacto entre la prenda y el líquido: esto podría dañar seriamente los tejidos y la prenda terminaría por arruinarse. Recordar que sólo se obtendrá resultados positivos si se trata las manchas cuando aún se encuentran frescas, especialme­nte las de durazno. En caso de encontrars­e con una mancha antigua de fruta, aplicar glicerina para refrescarl­a y poder tratarla como si fuera reciente. Para quitar la mancha de fruta de una alfombra, limpiar con un trapo absorbente. Es importante no presionar al limpiar, ya que eso fijaría la suciedad entre el pelo de la alfombra y resultaría muy difícil deshacerse de ella. Luego preparar una mezcla con una cucharada de té de jabón en polvo, una de vinagre blanco y un litro de agua tibia, aplicar, dejar secar y pasar la aspiradora. De ser necesario, repetir el tratamient­o. una cucharada de té de jabón en polvo, una de vinagre blanco y una cantidad adecuada de agua tibia, durante por lo menos 15 minutos. Lavar como siempre. Cuando una mancha de grasa no es tratada con rapidez, puede permanecer en la prenda y, por acción del tiempo y del calor, tornarse amarillent­a. Entonces, la forma más práctica de eliminarla es aplicando pacienteme­nte lavandina (cloro) diluida en agua, siempre que el material de confección no sea vulnerable a este producto. En caso de tratarse de algún artículo confeccion­ado con tela pretratada (por ejemplo, las camisas que no requieren planchado), el proceso de limpieza resultará mucho más lento que el tratamient­o brindado a una mancha con tela común. En caso de encontrars­e con una mancha de grasa o aceite sobre un prenda que no se puede lavar, no dudar en llevarla a la tintorería; esto asegurará un resultado positivo frente a cualquier intento de limpieza casera. En cambio, si el género es lavable, utilizar agua destilada para humedecer el área afectada y fregar utilizando jabón blanco. En la alfombra, se debe actuar rápidament­e para que ésta absorba la menor cantidad posible de grasa. Tomar un pañuelo de papel o una hoja de papel secante y absorber todo lo posible; luego disolver una cucharada de té de jabón en polvo en una taza colmada de agua tibia y con una esponja aplicar el preparado directamen­te sobre la mancha, a la vez que se seca con un trapo limpio. Si se trata de una mancha pequeña y suave de grasa, no dudar en utilizar un spray limpiador de alfombras, dejándolo actuar durante varias horas (siempre que en la etiqueta el fabricante no indique lo contrario). Finalmente, pasar la aspiradora. ■ GASEOSAS Cuando se produce una mancha de gaseosa, se debe actuar con rapidez: absorber el exceso y comenzar a tratar el remanente antes de que el tejido se seque. Luego, pasar un trapo humedecido con agua tibia y dos o tres gotas de detergente líquido sobre la mancha. Enjuagar con un trapo embebido en agua y secar lo más rápido posible, utilizando un secador de cabello. Cuando una gaseosa se derrama sobre una alfombra, generalmen­te la mancha pasa inadvertid­a, pero debe ser tratada como cualquier otra mancha porque, además de atraer insectos difíciles de erradicar, con el tiempo la mancha aflora y, lo que es peor, se torna imposible de quitar. Si la gaseosa se derrama sobre una alfombra, absorber todo lo que se pueda. Algunas gaseosas contienen colorantes que pueden asentarse definitiva­mente. Mezclar una cucharada de té de jabón en polvo, una de vinagre blanco y un litro de agua tibia; apliqcar el preparado sobre la mancha y dejar secar. Pasar la aspiradora. Repetir el procedimie­nto cuantas veces sea necesario. ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ ■ GOMA DE MASCAR Antes de intentar eliminar goma de mascar de un tejido, hay que endurecerl­a. Para hacerlo, colocar la prenda dañada en el freezer y, una vez logrado el objetivo, despegar el producto. Quite la mancha que queda con vinagre blanco o con unas gotas de detergente lavavajill­as. ■ FRUTOS HELADO Frutilla, cereza, frambuesa y mora son los frutos silvestres más comunes. Para eliminar una mancha producida por alguno de ellos, cuando la mancha se encuentra seca, limpiarla de ambos lados con jabón blanco. Luego, aplicar una pasta hecha de almidón de maíz (maicena) y agua fría, frotando para que penetre y exponga la prenda al sol hasta que la mancha desaparezc­a. Se puede repetir el tratamient­o hasta tres días seguidos si la mancha es persistent­e. Si en el momento de tratar la mancha no se tiene almidón de maíz, cortar un limón por la mitad y frotarlo directamen­te sobre la mancha; luego, enjuagar con abundante agua fría y secar en un lugar aireado. Las manchas persistent­es se puede eliminar poniendo la prenda en remojo en una solución de Limpiar la mancha con una esponja mojada en agua fría o en soda, o poner la prenda en remojo con jabón en polvo enzimático por media hora. Luego, lavar como de costumbre. ■ ■ ■ GRASA y ACEITE Ya sea de automóvil, vegetal o animal, la grasa siempre deja una mancha semitransp­arente que con el tiempo se va tornando oscura. Para deshacerse de una mancha de grasa, lo primero que se debe hacer es tratar de quitar el máximo posible, sin permitir que ésta se expanda. Luego, aplicar talco o bicarbonat­o directamen­te sobre la zona afectada, y dejar reposar durante un período considerab­le (si es posible, unas 48 horas) hasta que se forme una pasta. Por último, cepillar suavemente. Si es necesario, repetir el tratamient­o. ■ Si el helado se ha derramado sobre una alfombra, levantar cuanto se pueda con un cuchillo o una espátula, tratando de no agrandar la mancha. Aplicar una mezcla de agua tibia y detergente, secando a la vez con pañuelos de papel para que la superficie no se sobrehumed­ezca. Enjuagar utilizando trapos húmedos. ■ GRASA DE BICICLETA Cubrir la superficie dañada con pañuelos de papel o cualquier elemento semejante y pararse sobre ellos para facilitar la absorción de la grasa. Realizar esta operación cuantas veces sea necesario hasta que el papel tisú no absorba más. A continuaci­ón, aplicar un poco de kerosén trabajando desde el exterior hacia el centro de la mancha (para que no se extienda) y secando frecuen­ ■ ■ Si queda una mancha de aspecto grasoso, hacer una pasta con bórax y agua y aplicarla entre el pelo de la alfombra. Una vez que la pasta esté seca, pasar la aspiradora para eliminarla. ■ ■ 4

© PressReader. All rights reserved.