Tu Hogar : 2020-06-18

QUITAMANCH­AS : 5 : 5

QUITAMANCH­AS

MANCHAS DE HUMEDAD EN LAS PAREDES: TRUCOS PARA ELIMINARLA­S HOLLIN esponja y llevarla directamen­te a la tintorería. Para quitar el olor de una prenda lavable, ponerla en remojo en una solución de bicarbonat­o de sodio y agua, enjuagar y luego lavarla como siempre. ■ Para quitarlo de la alfombra, utilizar la aspiradora sin ningún accesorio, ubicando la boquilla directamen­te sobre la parte dañada. Luego, aplicar el limpiador de alfombras que se utiliza habitualme­nte siguiendo las instruccio­nes de uso, o fabricar una pasta con agua y bórax y aplicarla entre el pelo de la alfombra con un cepillo dental blando. Dejar secar por completo y pasar la aspiradora. ■ LACA Colocar la cara exterior de la prenda manchada sobre trapos o sobre una toalla vieja y aplicar acetona en la zona sucia. Proceder a aplicarla desde el interior, para que los trapos vayan absorbiend­o la laca que elimina la prenda durante el tratamient­o. Si justo en ese momento no se tiene acetona y se debe ir a comprarla, antes de hacerlo pedir un presupuest­o en la tintorería: quizá resulte más económico eliminar la mancha por este medio. No utilizar acetona sobre acetatos. ■ JUGOS DE FRUTAS Es bastante habitual que, en las habitacion­es poco ventiladas, las paredes se cubran de moho. Una mano de pintura, por supuesto, no es la solución, porque previament­e y para que no vuelva a suceder, deberás quitar la humedad. Aunque hay profesiona­les que se encargan de hacer ese trabajo, uno mismo puede llevarlo a cabo si se siguen estas instruccio­nes: Para quitar este tipo de productos de un alfombra, absorber todo lo que se pueda con papel de cocina o con pañuelos de papel. Luego aplicar soda sobre la mancha remanente a la vez que va secando. Si la mancha persiste, diluir una cucharada de té de jabón en polvo en una taza de agua y aplicarlo sobre ella con un cepillo dental viejo, para que el preparado penetre en el pelo de la alfombra. Recordar secar constantem­ente para evitar un exceso de humedad en las fibras. También, se puede utilizar detergente. Las manchas viejas de jugos e infusiones se pueden refrescar con un poco de glicerina. Aplicar sobre la mancha y dejarla actuar durante aproximada­mente media hora. Luego, proceder como si la mancha fuese nueva. Los últimos rastros de la mancha se pueden eliminar si se elabora una pasta con agua tibia y bórax y se la aplica sobre ellos. ■ ■ ■ HUEVO LAPIZ Limpiar todo el residuo sólido de la mancha. Poner la prenda en remojo en agua fría con un jabón enzimático, dentro de un recipiente no metálico, dejándola reposar por lo menos ocho horas. Si la mancha persiste, aplicar detergente directamen­te sobre ella y frotar enérgicame­nte con ambas manos, luego enjuagar y lavar como de costumbre. Si la mancha se produce sobre una prenda confeccion­ada con tejidos no lavables, llévarla inmediatam­ente a la tintorería e informar al empleado acerca de su origen. En caso de que no valga la pena pagar un servicio, porque la prenda es vieja o por otro motivo, se puede tratar de recuperarl­a de la siguiente manera: humedecer la mancha, aplicar unas gotas de detergente y fregar vigorosame­nte. Luego, estirar la prenda sobre una toalla doblada y pasar un trapo humedecido sobre la mancha para extraer los restos de jabón. Secar en un lugar aireado. No exponer la prenda a la lluvia, esto puede dañarla definitiva­mente. Para quitar las manchas de huevo de una alfombra, preparar una solución con media cucharada de té de sal, por cada taza de agua fría y aplicarla sobre las manchas. Una vez realizado este trabajo, preparar una solución con agua tibia y jabón enzimático y pasarla sobre la zona afectada, a la vez que va secando con pañuelos de papel. Esto evitará que se produzca un exceso de humedad. ■ La mancha de lápiz negro puede quitarse de la ropa utilizando una goma de borrar de buena calidad o, simplement­e, rociando la zona afectada con quitamanch­as de prelavado, antes del lavado habitual. Recuerdar que es convenient­e esperar entre tres y cinco minutos antes de lavar una prenda tratada con quitamanch­as de prelavado , para que actúe con mayor efectivida­d. ■ ■ ■ Secar las paredes instalando una estufa en la habitación. ■ ● ■ Una vez secas, pasarles un cepillo de cerdas vegetales, si está cubierta de yeso, o uno de alambre si son de cemento. ● LAPIZ LABIAL JUGOS DE CARNES El lápiz labial es una especie de tintura de consistenc­ia aceitosa. Si aplicáramo­s agua sobre una mancha de lápiz labial, el único resultado que obtendríam­os sería su expansión y fijación en el lugar. De manera que nunca hay que aplicar agua directamen­te sobre una mancha de este tipo. Cubrir la mancha con aceite vegetal o mineral, fregando hasta que penetre entre las fibras del tejido. Dejar reposar durante 15 minutos aproximada­mente y aplicar algunas gotas de amoníaco (excepto si se trata de seda o lana). Enjuagar y lavar como siempre. Otro producto que sirve para eliminar una mancha de lápiz labial de una prenda es el spray para cabello. Antes de utilizarlo probar en una parte poco visible de la ropa. Si no la daña, aplicarlo directamen­te sobre la mancha; dejarlo asentarse por un momento y luego, quitar el remanente con un tra po limpio y seco. ■ Sólo cuando todo el polvo se haya depositado en el suelo, pasar la aspiradora o barra. ● Para la etapa siguiente se deberá comprar un producto antihumeda­d que sea incoloro, y antes de aplicarlo ventilar la habitación y cubrir la cara con un pañuelo a modo de barbijo. Distribuir el producto por toda la pared y dejar secar durante 48 horas. ● ■ Es muy difícil eliminar de cualquier superficie textil el jugo de la carne cuando se seca, de manera que hay que tratar de limpiar la mancha cuando aún se encuentra fresca. De acuerdo con el tipo de superficie manchada y las circunstan­cias en que se haya producido, limpiar con un trapo humedecido en agua fría o fregar con jabón en polvo enzimático, y luego colocar la prenda en remojo con agua y ese mismo jabón durante media hora. Una vez transcurri­do ese lapso, lavar la prenda como siempre, pero utilizando agua fría. Si la prenda no es lavable, aplicar agua fría con un trapo o ■ ■ ■ ■ HUMO Para neutraliza­r el olor a humo en una prenda no lavable, prubar colgándola en un lugar bien ventilado. Si el olor no desaparece con este método, espolvoree la prenda con bicarbonat­o de sodio y colocarla en una bolsa plástica bien cerrada por unos cuantos días. ■ LECHE y CREMA ■ Ante una mancha de cualquiera de estos dos productos, ■ 5

© PressReader. All rights reserved.