Eter­na pri­ma­ve­ra

La co­la­bo­ra­ción en­tre H&M y Er­dem tie­ne al ro­man­ti­cis­mo co­mo pre­mi­sa

VOGUE Latinoamerica - - CONTENIDO - Fo­tó­gra­fos Claudio Ro­bles y To­más Meer­son

El tea­ser de lan­za­mien­to anun­cia­ba lo que es­ta­ba por ve­nir. Pe­ro la an­sie­dad y la ima­gi­na­ción ja­más han po­di­do con la reali­dad, so­bre to­do cuan­do es­ta re­tra­ta un sue­ño de prin­ci­pio a fin. Dos mo­de­los co­rrían de es­pal­das por un par­que im­preg­na­do de ro­man­ti­cis­mo. La esen­cia bri­tish, esa en la que has­ta la na­tu­ra­le­za más sil­ves­tre se mues­tra elegante; ese jar­dín bu­có­li­co y ver­de que siem­pre ha es­ta­do pre­sen­te en el tra­ba­jo de es­te di­se­ña­dor de ori­gen ca­na­dien­se y as­cen­den­cia tur­ca, au­gu­ra­ba ex­pec­ta­ción. Er­dem es úni­co, y ma­ne­ja co­mo na­die las tex­tu­ras. Con es­tam­pa­dos ex­cep­cio­na­les, bor­da­dos ma­jes­tuo­sos y un mun­do que se co­dea con la fan­ta­sía más ra­di­cal, rea­li­za su pri­me­ra co­la­bo­ra­ción con H&M. Una alian­za an­he­la­da, y un hi­to en la ca­rre­ra de es­te crea­ti­vo. “Pa­ra mí, la idea de que la gen­te que no co­no­ce lo que ha­go se fa­mi­lia­ri­ce con mi tra­ba­jo es una ex­pe­rien­cia ex­tra­or­di­na­ria”, con­fie­sa Er­dem Mo­ra­lio­glu. Es­ta pro­pues­ta lo lle­vó por su pro­pio pa­sa­do, por su in­fan­cia y fa­mi­lia, y el re­sul­ta­do es una co­lec­ción que tra­du­ce su ADN de ma­ne­ra es­pon­tá­nea. En es­ta, la épo­ca vic­to- ria­na y la fe­mi­ni­dad más exquisita ca­re­cen de pre­ten­sión. Ca­da pie­za es una obra de ar­te y ca­da bor­da­do, plie­gue o vo­lan­te des­ve­la el ro­man­ce y la ele­gan­cia con la que sue­ña la mu­jer mo­der­na. “Hay es­tam­pa­dos flo­ra­les, lue­go es­tá la na­rra­ti­va his­tó­ri­ca que siem­pre es­tá pre­sen­te en mi tra­ba­jo; otro se­llo es la ca­li­dad de ca­da di­se­ño, la pre­ci­sión y la eter­ni­dad plas­ma­da”, ex­pli­ca el crea­ti­vo.

Na­da pa­re­ce des­viar­lo de sus pro­pios sue­ños. Dis­cre­to y exi­gen­te, Er­dem se pro­pu­so ha­cer de es­ta co­lec­ción: la más bo­ni­ta de su ca­rre­ra. “Más que un desafío, es­ta co­la­bo­ra­ción ha si­do un pla­cer al in­tro­du­cir una fir­ma co­mo H&M a las hi­lan­de­rías con las que he tra­ba­ja­do por años du­ran­te mi ca­rre­ra”, se­ña­la.

Due­ño de al­fom­bras ro­jas, sus di­se­ños son lle­va­dos por las mu­je­res y fas­hio­nis­tas que re­vis­ten el or­be de gla­mour. Pe­ro es­ta vez in­cor­po­ra una sor­pre­sa: la alian­za con H&M in­clu­ye una lí­nea mas­cu­li­na. En cla­ve so­fis­ti­ca­da, la co­mo­di­dad se tra­du­ce en abri­gos over­si­ze, pan­ta­lo­nes con vi­vos en el cos­ta­do y tra­jes muy a la in­gle­sa, de cua­dros gran­des y so­la­pas majestuosas. Los cua­tro bo­to­nes re­vis­ten de ele­gan­cia al gentle­man mo­derno, sin per­der de vis­ta su adic­ción por las flo­res, pro­ta­go­nis­tas en ca­mi­sas y tra­jes de es­té­ti­ca loun­ge.

El dos de no­viem­bre se­rá su lan­za­mien­to a ni­vel mun­dial. To­dos los ojos es­tán pues­tos en el ca­len­da­rio, a la es­pe­ra de es­ta co­lec­ción que apro­xi­ma el lu­jo a la ur­be y nos re­ga­la la mi­ra­da más so­fis­ti­ca­da de la na­tu­ra­le­za. —Ber­nar­di­ta Braun

EN­TRE ES­TAM­PA­DOS EX­CEP­CIO­NA­LES, BOR­DA­DOS MA­JES­TUO­SOS Y FAN­TA­SÍA, ER­DEM X H&M PRE­SEN­TA UNA FA­BU­LO­SA PRO­PUES­TA QUE RE­VI­SI­TA A LA SO­FIS­TI­CA­CIÓN RO­MÁN­TI­CA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.