Subas­ta de no­ble vo­ca­ción

La pres­ti­gio­sa ca­sa Ch­ris­tie’s subas­ta es­te mes obras de la co­lec­ción de Peggy y Da­vid Roc­ke­fe­ller. Con­ver­sa­mos en ex­clu­si­va con Peggy Du­lany, hi­ja de la cé­le­bre pa­re­ja, so­bre te­mas co­mo la FILANTROPÍA, el ar­te y la pie­za Los Ri­va­les, de Diego Ri­ve­ra

VOGUE Latinoamerica - - Agenda Vogue Arte -

Es­te mes, la ca­sa subas­ta­do­ra Ch­ris­tie’s po­ne en pu­ja la co­lec­ción de Peggy y Da­vid Roc­ke­fe­ller con fi­nes be­né­fi­cos. En­tre las obras en subas­ta, hay pie­zas de Mo­net, Ma­tis­se, Pi­cas­so y Los Ri­va­les, de Diego Ri­ve­ra. So­bre el even­to, con­ver­sa­mos con la hi­ja de la cé­le­bre pa­re­ja, la au­to­ra Peggy Du­lany, una im­por­tan­te fi­lán­tro­pa de va­rias or­ga­ni­za­cio­nes, es­pe­cial­men­te el Ins­ti­tu­to Sy­ner­gos, es­ta­ble­ci­do por ella en 1986. “Vi­ví en Rio de Janeiro en­tre los 17 y los 21 años, tam­bién pa­sé tiempo en México y eso cam­bió mi pers­pec­ti­va”, di­ce Du­lany. “Ahí, vi realmente a la gen­te que ayu­da­ba a los más ne­ce­si­ta­dos y la ne­ce­si­dad de ha­cer­lo. Con el pa­so del tiempo tu­ve la opor­tu­ni­dad de em­pe­zar a tra­ba­jar con mi pa­dre en un pro­yec­to que in­cluía la idea de co­nec­tar los sec­to­res pú­bli­co y pri­va­do para el bien ge­ne­ral”.

Peggy nos de­ja abor­dar mu­chos te­mas, en­tre ellos su idea de la filantropía. “La filantropía no es so­lo ri­cos dan­do di­ne­ro. Es un es­pec­tro muy am­plio de ma­ne­ras de con­tri­buir a la co­mu­ni­dad. Es en­con­trar so­lu­cio­nes, do­nar tiempo, ge­ne­rar ideas, atraer la aten­ción ha­cia te­mas que la me­re­cen y la ne­ce­si­tan”.

Sa­be­mos que la co­rrup­ción es al­go que po­ne su mano so­bre las in­ten­cio­nes más loa­bles a la ho­ra de que los be­ne­fi­cios lle­guen a sus des­ti­na­ta­rios... “Sy­ner­gos es una ONG que abor­da los pro­ble­mas de ma­ne­ra crea­ti­va, vin­cu­lan­do a quie­nes efec­ti­va­men­te pue­den so­lu­cio­nar las co­sas. Si tu fo­co no es­tá en do­nar di­ne­ro, sino en unir gen­te para que tra­ba­je para desa­rro­llar so­lu­cio­nes, las pro­ba­bi­li­da­des de co­rrup­ción son mucho me­no­res”, afir­ma.

So­bre la subas­ta de Ch­ris­tie’s co­men­ta que sus pa­dres “no com­pra­ban ar­te co­mo in­ver­sión, sino con la pers­pec­ti­va de que en al­gún pun­to fue­ra dis­fru­ta­do y be­ne­fi­cia­ra a la ma­yo­ría. Ese es el ca­so de esta co­lec­ción que aho­ra se subas­ta, cu­yo be­ne­fi­cio irá a va­rias cau­sas be­né­fi­cas. La idea es co­nec­tar gen­te de ma­ne­ra in­clu­si­va para que fa­ci­li­ten en­con­trar la solución a mu­chos pro­ble­mas. No se tra­ta de do­nar a una causa, sino fa­ci­li­tar las aso­cia­cio­nes que so­lu­cio­nen mu­chos pro­ble­mas”, con­tes­ta.

Le pre­gun­ta­mos cuál se­ría su ar­gu­men­to si hu­bie­ra te­ni­do que ex­pli­car­le a Diego Ri­ve­ra la de­ci­sión de subas­tar su obra, en vez de man­te­ner­la en la fa­mi­lia. “Le di­ría que el mundo es­tá agra­de­ci­do por el legado de ar­te que ha de­ja­do y por re­fle­jar a la gen­te hu­mil­de y sus lu­chas plas­ma­das en su obra. Le co­men­ta­ría que Los Ri­va­les es mi pie­za pre­fe­ri­da de la co­lec­ción fa­mi­liar, y que es ma­ra­vi­llo­so que subas­tar­la y di­ri­gir los be­ne­fi­cios a te­mas cru­cia­les es la ma­yor prue­ba de la ma­ne­ra en que su ar­te seguirá es­tan­do al ser­vi­cio de la gen­te”. J. F.

De­re­cha: Ex­té­rieur de la ga­re Sain­tLa­za­re, ef­fet de so­leil, 1877, de Clau­de Mo­net; arri­ba: Peggy y Da­vid Roc­ke­fe­ller el 13 de mayo de 1973 en la re­cep­ción de la re­si­den­cia An­nen­berg.

De­re­cha: Fi­llet­te à la cor­bei­lle fleu­rie, 1905, de Pa­blo Pi­cas­so; arri­ba: Plan­te­use de bet­te­ra­ves, 1885, de Vin­cent van Gogh; arri­ba, iz­quier­da: Los Ri­va­les, 1931, de Diego Ri­ve­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.