Es­té­ti­ca por­te­ña, El ar­qui­tec­to ar­gen­tino Luis La­pla­ce es el au­tor de Ca­sa Mi­che­le­na, un pro­yec­to de ex­cep­ción en Mi­choa­cán (Mé­xi­co), jun­to al es­tu­dio Gan­tous Ar­qui­tec­tos y a la pai­sa­jis­ta Kath­rin Grimm. Pre­ci­sión: en la edi­ción de Agos­to 2018, en la pá­gi

VOGUE Latinoamerica - - Contents - LO­RE­NA VERGANI

El ar­qui­tec­to ar­gen­tino Luis La­pla­ce, con se­de en PA­RÍS, fir­ma Ca­sa Mi­che­le­na, un pro­yec­to en Mo­re­lia, ca­pi­tal de Mi­choa­cán. Jun­to al es­tu­dio Gan­tous Ar­qui­tec­tos y la pai­sa­jis­ta Kath­rin Grimm, le da una se­gun­da VI­DA a es­te mo­nu­men­to his­tó­ri­co que vi­vió su glo­ria en el si­glo XVIII Pa­ra los que no lo co­noz­can, Luis La­pla­ce es un por­te­ño dis­cre­to y gen­til, que aca­ba de re­for­mar gran­dio­sa­men­te una an­ti­gua vi­lla me­xi­ca­na, hoy pro­pie­dad de un co­no­ci­do em­pre­sa­rio me­xi­cano, con­vir­tién­do­la en un com­ple­jo don­de es­tán reu­ni­das una ca­fe­te­ría, una pa­na­de­ría, una li­bre­ría y una vi­vien­da pri­va­da. El re­sul­ta­do se ase­me­ja a un “pa­la­ce­te” en el que con­vi­ven ar­qui­tec­tu­ra ba­rro­ca es­pa- ño­la con ico­no­gra­fía me­xi­ca­na y en el que uno qui­sie­ra ins­ta­lar­se pa­ra siem­pre.

El mo­bi­lia­rio ele­gi­do es una mez­cla de pie­zas icó­ni­cas y an­ti­güe­da­des es­pa­ño­las, francesas y me­xi- ca­nas y, por su­pues­to, gran­des obras de ar­te. De he­cho, se­gún La­pla­ce, “la ma­yo­ría de mis clien­tes son in­ter­na­cio­na­les y gra­vi­tan al­re­de­dor del mun­do del ar­te. Por ello, de­bo adap­tar­me a ca­da con- tex­to y di­fe­ren­cias cul­tu­ra­les”. Lo que des­ta­ca al con­ver­sar con el ar­qui­tec­to e in­te­rio­ris­ta, es que se to­ma el tiem­po pa­ra es­tu­diar ca­da pro­yec­to y es­cu­char a ca­da clien­te, un lu­jo hoy en día, en el que la ve­lo­ci­dad pri­ma ante to­do. So­bre­sa­le en­tre otros ar­qui­tec­tos por su ca­pa­ci­dad de adap­ta­ción que da lu­gar a pro­yec­tos muy dis­tin­tos unos de otros y en los que es di­fí­cil re­co­no­cer el mis­mo “ar­tí­fi­ce” de­trás de ellos. Lo mis­mo di­se­ña un apar­ta­men­to muy pa­ri­sino que neo­yor­quino (co­mo los del em- pre­sa­rio me­xi­cano en es­tas dos ciu­da­des), una mag­ní­fi­ca vi­lla ibi­cen­ca o una ga­le­ría de ar­te con­tem­po­rá­neo en la cam­pi­ña in- gle­sa (co­mo la So­mer­set Ga­llery cer­ca de Lon­dres).

La fir­ma “La­pla­ce” no co­rres­pon­de a un es­ti­lo pre­ci­so, sino que es un diá­lo­go cons- truc­ti­vo (val­ga la re­dun­dan­cia) con sus clien­tes. El ca­rác­ter his­tó­ri­co de ca­da lu­gar es ana­li­za­do por el re­co­no­ci­do ar­qui­tec­to y a par­tir de ello, su ob­je­ti­vo es el de res­pe­tar- lo y trans­for­mar­lo en un si­tio con va­lor aña- di­do. Re­to lo­gra­do pa­ra Ca­sa Mi­che­le­na, en el que la ca­so­na de prin­ci­pios del si­glo XVIII ha re­cu­pe­ra­do su es­plen­dor de an­ta- ño, ayu­dán­do­se del trabajo ar­te­sa­nal de la zo­na de Mo­re­lia. So­fis­ti­ca­ción, luz, pro­por- cio­nes per­fec­ta­men­te es­tu­dia­das, his­to­ria, ca­li­dad, ar­mo­nía y res­pe­to. Así po­dría de­fi- nir­se el con­jun­to de las obras ar­qui­tec­tó­ni- cas de La­pla­ce.

Arri­ba: re­tra­to de Luis La­pla­ce en su de­par­ta­men­to de Pa­rís que di­se­ñó el mis­mo. En pá­gi­na opues­ta: vi­sión de con­jun­to del gran sa­lón de Ca­sa Mi­che­le­na con una mez­cla de mo­bi­lia­rio de La­pla­ce y de Ga­le­rie Downtown (Pa­rís).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.