Tes­ti­mo­nio ES­PE­RAN­ZA­DOR

En CAR­TA­GE­NA vi­si­ta­mos el res­tau­ran­te In­terno, una ini­cia­ti­va que tras­cien­de la gas­tro­no­mía y se en­tro­ni­za co­mo la INI­CIA­TI­VA más efec­ti­va en tér­mi­nos de re­in­ser­ción social de la que te­ne­mos in­for­ma­ción. Es­ta his­to­ria es un re­fren­do de pri­me­ra mano de que

VOGUE Latinoamerica - - Mundo Vogue - JO­SÉ FORTEZA

Krys­tal Ste­vens, de Mia­mi, ha es­ta­do sie­te me­ses en Car­ta­ge­na y, du­ran­te ese tiem­po, su vi­da ha cam­bia­do. A sus 23 años lle­gó a can­tar, pe­ro cuan­do se dis­po­nía a sa­lir de Co­lom­bia, un per­can­ce le tor­ció el rum­bo. “Al en­trar en el sis­te­ma car­ce­la­rio co­lom­biano pen­sé que era el fi­nal. Ima­gi­né que lo que se­gui­ría iba a ser una lu­cha por la su­per­vi­ven­cia, pe­ro una fun­da­ción me de­mos­tró que hay ini­cia­ti­vas real­men­te en­ca­mi­na­das a pre­pa­rar­nos pa­ra re­in­te­grar­nos a la so­cie­dad. Creen en no­so­tros e in­cen­ti­van nues­tras ca­pa­ci­da­des. En mi ca­so trabajo co­mo ca­ma­re­ra y pue­do se­guir can­tan­do en un res­tau­ran­te ope­ra­do por no­so­tras mis­mas en el pe­nal de San Die­go: In­terno”. El de Krys­tal es so­lo un tes­ti­mo­nio del que tu­vi­mos co­no­ci­mien­to después. Cuan­do lle­ga­mos a In­terno, so­lo vi­mos un res­tau­ran­te con un me­nú in­creí­ble­men­te bien ela­bo­ra­do y una cá­li­da at­mós­fe­ra de bien­ve­ni­da.

“In­terno es un es­pa­cio de re­con­ci­lia­ción en­tre la po­bla­ción car­ce­la­ria y la po­bla­ción ci­vil, un si­tio de en­cuen­tro, de bo­rrar es­tig­mas y dar se­gun­das opor­tu­ni­da­des”, nos di­ce Joha­na Baha­món, ac­triz, em­pre­sa­ria, fun­da­do­ra y di­rec­to­ra eje­cu­ti­va de la Fun­da­ción Ac­ción In­ter­na. “En la Fun­da­ción dig­ni­fi­ca­mos a los se­res hu­ma­nos que es­tán en las cár­ce­les, tra­ba­ja­mos por trans­for­mar erro­res en opor­tu­ni­da­des. Nues­tra ma­yor sa­tis­fac­ción son sus son­ri­sas, ser tes­ti­gos de su trans­for­ma­ción, ge­ne­rar opor­tu­ni­da­des y he­rra­mien­tas pa­ra que se re­in­te­gren a la so­cie­dad de la me­jor ma­ne­ra. Las ni­ñas que ya han sa­li­do en li­ber­tad es­tán tra­ba­jan­do en los me­jo­res res­tau­ran­tes de Car­ta­ge­na y con los me­jo­res di­se­ña­do­res”.

Es­te es un mo­de­lo úni­co de re­in­ser­ción social y una mues­tra de lo que de­be ser to­do el con­cep­to del re­in­te­gro social de quie­nes, por la razón que sea, pa­san por esa ex­pe­rien­cia. Pa­ra que to­do fun­cio­ne, la ini­cia­ti­va tie­ne en­tre sus ob­je­ti­vos el lle­var a las in­te­gran­tes un sen­ti­do de co­lec­ti­vi­dad y ser­vi­cio. Nig­da Her­nán­dez, de 52 años, es otra de nues­tras an­fi­trio­nas en In­terno. Ha­ce ya dos años que es­tá en San Die­go y le lla­man Cie­lo... “Nun­ca pen­sé que en la cár­cel apren­de­ría el va­lor del ser­vi­cio a otras per­so­nas. An­tes so­lo pen­sa­ba en mí, aho­ra sé có­mo apo­yar a otras per­so­nas. Hoy, soy una per­so­na más útil”. Aquí, to­das las mu­je­res son em­po­de­ra­das a tra­vés de la ca­pa­ci­ta­ción en la gas­tro­no­mía, la ho­te­le­ría, las fi­nan­zas y la crea­ción de em­pre­sa, que les per­mi­ti­rán re­in­te­grar­se más efec­ti­va­men­te a la so­cie­dad una vez re­cu­pe­ren su li­ber­tad. An­tes de mar­char­nos es­cu­cha­mos can­tar a Krys­tal. · No po­de­mos evi­tar que nos ca­le hon­do un de­jo de nos­tal­gia en su voz, pe­ro so­bre to­do, pre­va­le­cen las no­tas de es­pe­ran­za.

“In­terno es un es­pa­cio de re­con­ci­lia­ción en­tre la po­bla­ción car­ce­la­ria y la po­bla­ción ci­vil, un si­tio de en­cuen­tro, que eli­mi­na es­tig­mas y se­gun­das opor­tu­ni­da­des”, afir­ma Joha­na Baha­món, ac­triz, em­pre­sa­ria, fun­da­do­ra y di­rec­to­ra eje­cu­ti­va de la Fun­da­ción Ac­ción In­ter­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.