Rei­na

¿Por qué se re­se­ca la piel en es­ta tem­po­ra­da? Es un dé­jà vu que se re­pi­te ca­da año y con so­lo pen­sar en ello nos pro­du­ce es­ca­lo­fríos. El FRÍO cau­sa va­so­cons­tric­ción en los ca­pi­la­res e im­pi­de que el oxí­geno lle­gue a las CÉ­LU­LAS, lo que apa­ga la PIEL y ha­ce

VOGUE Latinoamerica - - Portada -

El cam­bio de es­ta­ción vie­ne acom­pa­ña­do de una li­ge­ra tris­te­za, ex­pli­ca la der­ma­tó­lo­ga Ana Valencia. La po­pu­lar­men­te co­no­ci­da co­mo me­lan­co­lía in­ver­nal se lla­ma en reali­dad Tras­torno Afec­ti­vo Emo­cio­nal (TAE). Se tra­ta de un em­peo­ra­mien­to en el es­ta­do aní- mi­co que, de­bi­do a los cam­bios cli­má­ti­cos, pue­de con­si­de­rar­se nor­mal. “Lo pro­pi­cia la os­cu­ri­dad, el frío y los cam­bios en la pre­sión at­mos­fé­ri­ca”, acla­ra Valencia. Por lo tan­to, no exis­te mo­ti­vo de preo­cu­pa­ción. De­be acep­tar­se co­mo al­go ha­bi­tual. Tie­ne una ex­pli­ca- ción. La luz na­tu­ral ac­ti­va la se­ro­to­ni­na, la do­pa­mi­na y la no­ra­dre­na­li­na, tres neu­ro­trans- mi­so­res que es­ti­mu­lan a las neu­ro­nas. Cuan­do fal­tan los ra­yos, disminuye la ac­ti­vi­dad de los neurotransmisores y se alen­ta la trans­mi­sión de men­sa­jes. El sol tam­bién con­tro­la la glán­du­la pi­neal, res­pon­sa­ble de la me­la­to­ni­na, la hor­mo­na de las emo­cio­nes y del sue­ño. Así, cuan­do hay po­ca luz, se pue­de pro­du­cir un des­equi­li­brio hor­mo­nal. “Las es­ta­dís­ti- cas dan por­cen­ta­jes más al­tos de mu­je­res con es­te tras­torno por­que ten­de­mos a ex­pre­sar emo­cio­nes con fa­ci­li­dad”, ra­zo­na la ex­per­ta. Y ese cam­bio de es­ta­ción apar­te de traer es­te ti­po de emo­cio­nes a ‰ote, tam­bién trae con­si­go un cam­bio dra­má­ti­co a la piel no so­lo del ros­tro sino de to­do el cuer­po y tam­bién al cue­ro ca­be­llu­do. ¡Es tiem­po de pre­ve­nir!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.