Bo­drio in­su­pe­ra­ble

VOS - - Comentarios De Cine - Je­sús Ru­bio Es­pe­cial

Aca­so El úl­ti­mo hom­bre sea un chis­te, de otro mo­do no se en­tien­de ta­ma­ño des­pro­pó­si­to pro­ta­go­ni­za­do por un elen­co igual de dis­pa­ra­ta­do que el ar­gu­men­to. El guion, las ac­tua­cio­nes, la mú­si­ca, los efec­tos, todo es cualquier co­sa.

Una vir­tud in­vo­lun­ta­ria: es una de esas pe­lí­cu­las ma­las que pro­vo­can ri­sa y que se pue­den dis­fru­tar en una fun­ción con des­cuen­to. ¿Aca­so no es gra­cio­so que el per­so­na­je de Har­vey Kei­tel le di­ga al de Hay­den Ch­ris­ten­sen que ne­ce­si­ta una no­via y que au­to­má­ti­ca­men­te apa­rez­ca el per­so­na­je de Liz So­la­ri. Tor­pe­zas así, hay mu­chas. El con­cep­to de bi­za­rro le cal­za per­fec­to al fil­me, des­de esa mez­cla de ac­to­res di­sí­mi­les (fal­tó men­cio­nar a Rafael Spre­gel­burd y Fernán Mi­rás) has­ta la fo­to­gra­fía con po­cas lu­ces.

Kurt Mat­he­son (Ch­ris­ten­sen) es un ve­te­rano de gue­rra que cree pró­xi­mo el fin del mundo y se ob­se­sio­na con cons­truir un bún­ker. To­dos creen que está lo­co, ya que ade­más tie­ne alu­ci­na­cio­nes con un com­pa­ñe­ro de trin­che­ra. El pai­sa­je es apo­ca­líp­ti­co: llu­vias per­ma­nen­tes y po­bre­za por to­dos la­dos. El mundo co­lap­só.

Kurt co­no­ce a un pre­di­ca­dor (Kei­tel) que anun­cia el Apo­ca­lip­sis y se ha­ce ami­go. Por las ca­lles deam­bu­la un lin­ye­ra in­ter­pre­ta­do por Fernán Mi­rás, cu­yas mo­ris­que­tas son muy gra­cio­sas. Kurt de­ci­de bus­car tra­ba­jo y llega a una em­pre­sa pre­si­di­da por un ti­po que in­ten­ta ser mis­te­rio­so. Ahí tra­ba­jan Jes­si­ca (So­la­ri), la se­cre­ta­ria que se enamo­ra de Kurt, y Gó­mez (Spre­gel­burd), que pron­to mos­tra­rá sus in­ten­cio­nes ma­fio­sas.

Hay mu­chas es­ce­nas in­sus­tan­cia­les, co­mo el mo­nó­lo­go fi­nal en off. Los diá­lo­gos son ri­dícu­los y los per­so­na­jes se­cun­da­rios pa­re­cen una bro­ma. El ta­gli­ne del afi­che en in­glés di­ce: “¿Es­tás listo pa­ra so­bre­vi­vir?”. El que tie­ne que so­bre­vi­vir es el es­pec­ta­dor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.