Sal­va­pan­ta­llas da en la te­cla

VOS - - Música - Jo­sé Heinz jheinz@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

El dúo aca­ba de pu­bli­car “SMS”, su pri­mer dis­co, en el que se des­pren­de de las gui­ta­rras acús­ti­cas y se prue­ba en el pop elec­tró­ni­co.

“Si es­tás me co­nec­to/ si no es­tás me des­co­nec­to”, re­pi­te el es­tri­bi­llo de Me co­nec­to, una de las can­cio­nes de SMS, el pri­mer dis­co de Sal­va­pan­ta­llas. La fra­se sue­na co­mo el cen­tro de gra­ve­dad del dúo que for­man Zoe Go­tus­so y San­tia­go Ce­lli, por­que re­su­me una mi­ra­da con­tem­po­rá­nea de las re­la­cio­nes per­so­na­les. El jue­go de pa­la­bras con el ver­bo “co­nec­tar” –su uso di­gi­tal y analó­gi­co– ha­bla de una ge­ne­ra­ción que his­te­ri­quea en las pan­ta­llas, pe­ro que tam­bién se sien­te en­fo­ca­da o per­di­da a raíz de las au­sen­cias y pre­sen­cias a un ni­vel fí­si­co. En de­fi­ni­ti­va, na­da de­ma­sia­do dis­tin­to de lo que pro­vo­ca el amor en cual­quier otro tiem­po y es­pa­cio. Jor­ge La can­ción Drex­ler cuen­ta co­mo ade­más in­vi­ta­do, con lo cual sim­bo­li­za mu­cho más que una co­la­bo­ra­ción opor­tu­na. El can­tau­tor uru­gua­yo no só­lo ins­pi­ró el nom­bre de la du­pla cor­do­be­sa, sino que el con­cep­to del te­ma – el amor en tiem­pos de pan­ta­llas– pa­re­ce he­cho a su me­di­da. “Nos man­dó un au­dio di­cien­do ‘chi­cos, es­toy es­cri­bien­do al­go pa­ra es­te la­do’, y des­pués nos en­vió una fo­to con lo que es­ta­ba ha­cien­do. Ca­si nos mo­ri­mos, so­mos muy fans de él”, co­men­ta Ce­lli so­bre ese fea­tu­ring, tam­bién con­cre­ta­do gra­cias a las co­mu­ni­ca­cio­nes mo­der­nas. pa­ra SMS Sal­va­pan­ta­llas. re­fle­ja una nue­va Atrás que­da­ron eta­pa las gui­ta­rras acús­ti­cas y ese áni­mo bu­có­li­co que re­fle­ja­ban al­gu­nas de sus pri­me­ras can­cio­nes. “Hay una rup­tu­ra, sí. Ya no es to­do tan or­gá­ni­co. Pe­ro se man­tie­ne la esen­cia, aun­que te lle­va a otro lu­gar, uno que prio­ri­za el flow”, di­ce Go­tus­so so­bre el so­ni­do del dis­co, con mu­cha pre­sen­cia de los te­cla­dos y los ba­jos y ba­ses rít­mi­cas más va­ria­das. “Em­pe­za­mos a cons­truir es­tos te­mas con unas ma­que­tas muy pre­ca­rias, pe­ro ya su­ge­rían es­te mun­do nue­vo”, agre­ga so­bre el ori­gen del ál­bum, que con­tó con la pro­duc­ción de Juan In­ga­ra­mo y Ni­co Cot­ton. “Juan tu­vo mu­cho que ver en acom­pa­ñar ese mun­do, en ban­car­lo y ha­cer­lo 2.0. Fue muy im­por­tan­te su tra­ba­jo en lo rít­mi­co. Pe­ro el lu­gar es­té­ti­co fue pro­pues­to por no­so­tros y acom­pa­ña­do por él, no al re­vés”. Zoe cuen­ta que las can­cio­nes sur­gie­ron des­pués de pro­bar co­sas con una loo­pe­ra y un Ca­sio To­ne Bank, una for­ma de com­po­ner muy dis­tin­ta a la de la gui­ta­rra. De allí el áni­mo elec­tro­pop que atra­vie­sa to­do el dis­co, pe­ro con la trac­ción hu­ma­na de las vo­ces y el con­te­ni­do de las letras, que ha­blan de una re­la­ción que em­pie­za a ver­se en pers­pec­ti­va. Mu­chas de las fra­ses del ál­bum tam­bién po­drían fun­cio­nar co­mo men­sa­jes que se en­vían con ex­pec­ta­ti­va por la res­pues­ta (“Vuel­vo a mi­rar al ce­lu­lar por si es­cri­bís pa­ra pa­sear”, “No voy a lla­mar­te ni ha­blar”, “Yo me mue­vo pa­ra que me veas”). “Ca­si to­do el dis­co es­tá ins­pi­ra­do por el amor a una per­so­na y tam­bién ha­cia uno mis­mo, co­mo un men­sa­je de tex­to ha­cia al­guien”, re­su­me Zoe so­bre SMS. En ese plan, el ál­bum atra­vie­sa dis­tin­tos es­ti­los, con pre­do­mi­nio pop (Co­mo an­tes, El mirador, la men­cio­na­da Me co­nec­to) pe­ro tam­bién cier­to cli­ma new wa­ve (To­do va a caer) y has­ta de reg­gae­tón (Por­fa). Al mar­gen de es­te cam­bio es­té­ti­co, que el gru­po pre­sen­ta­rá en Cór­do­ba en el mar­co del fes­ti­val La Nue­va Ge­ne­ra­ción, las dos par­tes de Sal­va­pan­ta­llas tam­bién es­tán em­bar­ca­das en agru­pa­cio­nes pa­ra­le­las. Ce­lli si­gue al fren­te de los el sol), que beatles­cos mien­tras es­te año Cro­nis­tas que edi­tó Go­tus­so Un Club lu­gar in­te­gra (con al Co­so, ban­da que com­par­te con otros mú­si­cos de la es­ce­na lo­cal. Ca­bles a tie­rra de dos mú­si­cos cu­yo pro­yec­to cen­tral ya los ha lle­va­do por to­do el país, fue­ra de las pan­ta­llas y cer­ca de su pú­bli­co.

(GENTILEZA ISI VIO­LE­TA)

Cam­bio de épi­ca. Pa­ra es­te dis­co, Ce­lli y Go­tus­so cam­bia­ron su so­ni­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.